5 Consejos para lograr Resultados Sostenibles de sus Proyectos de Energía



Reportes de Ideam, confirman que en este año se han registrado las temperaturas más altas en la historia de algunas ciudades de Colombia, por lo que el tema de la eficiencia energética forma parte de las prioridades de cada administrador de edificios. Nadie quiere tener que elegir entre aumentar los costos – ya sea debido a la ineficiencia energética o por un  mantenimiento no planeado – o tener un edifcio lleno de personas acaloradas, sudorosas e incómodas. En la mayoría de los casos, es mejor ser proactivo que reactivo, y ahora es el momento de considerar qué proyectos de mejora son necesarios y brindarán buenos resultados durante los días más calientes del verano próximo – y durante todo el año.

Hay una amplia gama de mejoras que pueden aumentar el desempeño del sistema de un edificio, muchas de las cuales pueden identificarse fácilmente utilizando la información correcta de los propios datos del edificio. Compartimos cinco consejos para que usted pueda evaluar las mejoras que se pueden hacer en su edificio para ayudar a optimizar la eficiencia energética, el confort de los ocupantes y el rendimiento del equipo:

Analice las áreas problemáticas en su edificio – Puede parecer un poco obvio, pero un poco de análisis podría ser bastante productivo. Si usted está recibiendo quejas frecuentes de un área en particular, es probable que haya un problema, pero al profundizar en esas quejas, se puede entender más ampliamente el problema. Una habitación que recibe más quejas de calor durante las tardes de calor a pesar de estar conectado al sistema de aire central, puede tener ventanas que no estén completamente selladas de manera efectiva. Una habitación demasiadocaliente en el invierno podría estar cerca de una tubería que emite una cantidad peligrosa de calor que requiere reemplazarse. Al analizar las áreas problemáticas y profundizar un poco más en las quejas, puede obtener una mejor idea de la problemática y prepararse.

Empiece paso por paso – Al iniciar el proceso de mejoras, no debe  atacar todas. Usted puede tener una lista de las áreas y el equipo que le gustaría mejorar; empiece en menor escala, priorice y trabaje su lista poco a poco. Si no cuenta con una lista, comience por analizar los datos de su edificio y equipo para ver cómo está funcionando. Utilizando esta información, puede descubrir mejoras fáciles, y tal vez de bajo costo o inclusive sin costo, que no requieren mucha inversión de su tiempo o dinero, pero que pueden darle un retorno significactivo por la mejora de la eficiencia energética y la comodidad de los ocupantes.

Utilice horarios que coincidan con la ocupación del edificio – Una programación eficaz puede ser una poderosa herramienta para ayudar a maximizar la eficiencia energética. Saber qué sistemas operan más en un momento determinado, permite planear y ajustar el equipo en de acuerdo a su utilización y optimizar la energía requerida de la mejor manera posible. Por ejemplo, una escuela usaría poco un sistema de enfriamiento durante los meses de vacaciones de verano, donde hay un número reducido de personas en el edificio, que a finales de la primavera. Del mismo modo, un edificio de oficinas probablemente no requerirá tanta calefacción en el Día de Año Nuevo como otros días durante invierno. Teniendo una buena idea del horario en el que se encuentra el mayor número de  ocupantes del edificio, se pueden alinear mejor los sistemas para proporcionarles la energía cuando la necesitan y reducirla cuando no la requieren.

Comisione continuamente a los sistemas a mantener el desempeño esperado - No importa que tan automatizado o conectado esté un sistema de energía, siempre hay problemas menores que inevitablemente surgirán, causando que los equipos no funcionen como se espera. Comisione regularmente a los sistemas extensivos, tales como los de calefacción y refrigeración, para asegurarse de que están operando en un nivel productivo. El utilizar correctamente la analítica del sistema, permitirá identificar fácilmente áreas que pueden mejorarse fácilmente para una mejor eficiencia, así como cualquier otro problema a medida que estos surjan. Esto no sólo mantendrá estos sistemas funcionando como se espera, sino que hará que sea mucho más fácil ajustarlos para que funcionen a niveles que superen las expectativas,  facilitando su   trabajo y logrando una mayor satisfacción de las personas que ocupan el edificio.

Alterne la demanda de energía en horas no pico – La oferta y la demanda es un principio económico básico, y se aplica tanto a la energía como a cualquier otra cosa. Cuanta más energía se utilice durante las horas pico – las horas en que también la mayoría de las personas consumen energía – mayor es el costo. Al alternar la demanda de energía en las horas no pico, que por cierto es la gran mayoría de las horas en un año determinado, puede ahorrar una cantidad significativa de dinero. Esto se puede lograr con soluciones de almacenamiento térmico que alternan el consumo de energía durante el día a las horas no pico, así como los contadores inteligentes que permiten la fijación de precios basado en los horarios de consumo.

Fuente: Trane


Artículos relacionados


Publicado por el 11 ago, 2017 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales