76% de los empleos no se cubren porque no hay personal calificado



Más del 90% de las empresas admite que no ha usado los servicios del Ministerio de Trabajo para realizar contrataciones

En el Perú existe una gruesa brecha de habilidades laborales en el momento de la contratación por parte de las empresas, constatándose que el 47% de las empresas tiene vacantes difíciles de llenar, porque por un lado el 76% de las vacantes difíciles de llenar no son cubiertas por la falta de habilidades de los candidatos y por el otro por la falta de una política oficial que capacite o facilite las condiciones para dotarles a los sectores públicos y privado de las vacantes difíciles de llenar.

Este diagnóstico se encuentra entre los resultados de la “Encuesta de Habilidades al Trabajo (ENHAT)” realizada entre los años 2017 y 2018 por un equipo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con el apoyo estadístico del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), que fue presentado con el título de “Causas y consecuencias de la brecha de habilidades en el Perú”, el jueves 04 de abril en Lima.

Primera en su género

Esta ENHAT realizada en Perú es primera en su género en los países de América Latina y El Caribe, y ha estado a cargo de un equipo especializado del BID, que preside en el Perú la economista Viviana Caro, integrado por Rafael Novella, consultor de la División de Mercados Laborales, David Rosas, líder de la Unidad de Mercados Laborales y Seguridad Social, Alfredo Alvarado Enciso y Carolina González-Velosa, todos economistas.

Para recibir esta información, han sido invitados los especialistas en temas de empleo de la CONFIEP, Consejo Nacional de Competitividad y Formalización (CNCF), Consejo Privado de Competitividad (CPC), Ministerio de Trabajo, Ministerio de Educación, Ministerio de la Producción, y diversos investigadores y académicos de universidades públicas y privadas, quienes comentarán y discutirán los resultados, junto con los funcionarios del BID.

Cifras categóricas

 

Según las cifras de la ENHAT, el 76% de las vacantes difíciles de llenar, para un tercio de las empresas se debe por un lado a una gran escasez de habilidades socioemocionales, particularmente, al momento de contratar para vacantes de directores y gerentes, y trabajadores de servicios y vendedores y por el otro, a la carencia de habilidades técnicas en el caso de los postulantes a puestos de jefes y empleados administrativos.

Resulta oportuno, para la comprensión de nuestros lectores, destacar que las habilidades socioemocionales, de la que carecen los postulantes y no permite cubrir ese 76 % de vacantes difíciles de llenar, guardan referencia con las cualidades que permiten a las personas tender y regular sus emociones, comprender las de los demás, sentir y mostrar empatía por los otros, establecer y desarrollar relaciones positivas y tomar decisiones responsables.

Los más perjudicados

De acuerdo a los resultados de la ENHAT que serán expuestos en el encuentro del 04 de abril, la brecha de habilidades genera consecuencias negativas para las empresas, en cuanto se refiere a la atención a los clientes, los principales en ser perjudicados por un personal carente de cualidades socioemocionales.

Las empresas pública y privada están desamparadas por el aparato estatal, que no tiene una política oficial para solucionar esta ausencia de capacitaciones en habilidades socioemocionales.

 

El aporte oficial

Las cifras de la ENHAT son categóricas. Más del 90% de las empresas indica que los servicios del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) no fueron los medios principales para contratar. El 34% de estas empresas no ha usado los canales del MTPE para contratar a algún tipo de personal por desconocimiento de que el ente laboral pudiera prestar este servicio de intermediación.

 “Encuesta de Habilidades al Trabajo (ENHAT)” 

Es innovadora al ser una de las primeras encuestas de empresas en América Latina y el Caribe (ALC) y a nivel mundial que aborda este tema desde el punto de vista de la demanda laboral, y que cuenta con representatividad nacional, por sector económico y por tamaño de la empresa. Además, incorpora un módulo que permite analizar el nivel de adopción de nuevas tecnologías por parte de las empresas. La encuesta persigue tres objetivos específicos: (i) identificar y medir la brecha de habilidades; (ii) determinar sus causas y consecuencias; y (iii) detectar las estrategias que las empresas adoptan para lidiar con esta brecha.

 

La evidencia que se desprende de la encuesta permitirá aportar información detallada para el diseño de políticas públicas y privadas que buscan elevar los niveles de productividad, crecimiento y desarrollo de la economía peruana a través de mejoras en la formación y la intermediación laboral. A su vez, la encuesta brindará información a los trabajadores sobre las habilidades demandadas por las empresas, para que puedan tomar mejores decisiones sobre su formación profesional.

¿Qué sucede en nuestra región?

Lamentablemente, el levantamiento de datos al respecto es incipiente en América Latina y el Caribe. Existen encuestas de habilidades a individuos, pero no son tan confiables debido a que los trabajadores suelen sobrestimar sus niveles de habilidades, mientras que las empresas reportan lo que realmente necesitan.

Por ejemplo, un estudio de 9 países muestra que solo el 42% de los empleadores cree que los jóvenes sí están preparados para el mercado laboral, esta cifra aumenta cuando se hace la pregunta a los mismos trabajadores (45%) o a los proveedores de educación (72%).

En el Perú, la brecha de habilidades (entendida como la diferencia entre las habilidades demandadas por los empleadores y aquellas con las que cuentan los trabajadores) es grande.


Artículos relacionados


Publicado por el 09 abr, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales