Aires Internacionales para el centro de FP San Ignacio de Torrelodones



Bajo el lema Open Windows, el centro educativo de Formación Profesional San Ignacio de Loyola, se suma el curso que viene al proyecto ERASMUS+, el programa europeo en los ámbitos de la educación, la formación, la juventud y el deporte.

Conscientes de la necesidad de preparar a sus alumnos para los retos que el día a día les plantea, la dirección del centro ha puesto en marcha para el curso 2017/18 un plan de apertura internacional para algunos alumnos del ciclo de Grado Medio, Técnico en Conducción de Actividades Físico Deportivas en el Medio Natural.

El objetivo principal de esta iniciativa es motivar e incentivar a los alumnos para que “abriendo ventanas” abandonen su zona de confort y exploren nuevas vías de desarrollo y crecimiento personal.

Erasmus+ es un programa único que trata de impulsar las perspectivas laborales y el desarrollo personal de los alumnos, ayudando a nuestro sistema de educación, formación y juventud a proporcionar una enseñanza y un aprendizaje que doten a las personas de las capacidades necesarias para el mercado laboral y la sociedad actual y futura.

“Abordar los desafíos que se les presenten en su vida personal o laboral, hará que desarrollen nuevas competencias y aprendan nuevas habilidades; y al superar estos retos, superarán también sus miedos y serán más felices”. Apunta la directora del centro FP San Ignacio, Dña. Maru López de Vicuña.

Open Windows I (OWI) pretende ser el primero de varios proyectos europeos dirigidos a los alumnos del centro a desplazarse durante 3 meses a Reino Unido y realizar sus prácticas profesionales en una empresa británica del sector profesional del ciclo.

 

Con esta experiencia Erasmus+ los alumnos seleccionados para vivir esta nueva experiencia intercultural podrán:

-Mejorar su competencia lingüística.

-Desarrollar su  autonomía y la capacidad de tomar de decisiones.

-Fomentar la conciencia de pertenencia a la ciudadanía europea, entre otros muchos.

Con esta iniciativa y después muchos años de experiencia docente en centros de Formación profesional, López de Vicuña comenta: “…sin duda ésta es una de las mejores experiencias que hemos podido proporcionar a nuestros chicos por el aprendizaje que adquieren, no solo en términos académicos, sino también personales, pero además, creo que este programa supone un plus para nuestra FP, que aún sigue relegada a un segundo puesto en nuestro actual sistema educativo. No me cabe ninguna duda – añade- sobre las mejoras que conseguirán los alumnos gracias a esta experiencia, a nivel de competencia lingüística, crecimiento personal y el incremento en su nivel de empleabilidad. Por todo ello, es necesario que sigamos trabajando firmemente en programas de desarrollo como éste que tanto bien hacen, no sólo a nuestro centro, sino a la Formación Profesional en general.”

 Acerca del Centro

El Colegio San Ignacio de Loyola es un colegio diocesano de ideario cristiano, que abarca la educación de alumnos de la zona noroeste de Madrid. Es un Colegio que nace en 1964 y que tiene como eje vertebrador del proyecto educativo, la innovación, los idiomas y el desarrollo personal de cada alumno. En régimen de concierto educativo con la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid imparte actualmente, el segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria. El primer ciclo de Educación Infantil y Bachillerato en régimen privado. Además, incorpora a su oferta educativa, tres Ciclos de Formación Profesional de Grado Básico y Medio (en régimen de concierto) y Superior (en régimen privado, aunque con acceso a becas).

Retos actuales

Actualmente el centro se encuentra inmerso en la implantación del Modelo EFQM de Excelencia, que tiene como objetivo ayudar a las organizaciones (educativas, empresariales o de otros tipos) a conocerse mejor a sí mismas y, en consecuencia, a mejorar su funcionamiento. En palabras de D. Antonio Torres Montojo, Director del Colegio San Ignacio de Loyola, “…a través de esta iniciativa, buscamos establecer planes de mejora, basándonos en hechos objetivos. Para ello, primero debemos conocer la situación actual y por eso es útil tener una guía que nos lleve a examinar de forma sistemática todos los aspectos del funcionamiento del centro. Sin duda, aunque este proceso de implantación nos supondrá un importante esfuerzo, serán numerosos los beneficios que obtendremos y que nos ayudarán en nuestro camino hacia la mejora continua.”

Apuesta por la tecnología como herramienta educativa.

Son muchos los hitos que han marcado el camino recorrido por este centro a lo largo de sus más de 50 años de historia. En el año 2012 fue el primer colegio en España en introducir un i-Pad por alumno en las etapas de secundaria y bachillerato. No obstante y a pesar del uso generalizado de los recursos digitales y los dispositivos móviles como catalizadores de una metodología más activa y dinámica, capaz de desarrollar en los alumnos nuevas competencias acordes a los desafíos actuales, la relación educativa es la que aparece como centro de su proceso de innovación. Para su Director Pedagógico, D. Francisco Romo: “Lo verdaderamente importante es el vínculo entre profesor y alumno, capaz de remover y transformar. Partiendo de esto, la innovación la entendemos como un cambio profundo y una renovación continua, que nos lleva a analizar concienzudamente cualquier acción innovadora que queramos abordar”.


Artículos relacionados


Publicado por el 06 sep, 2017 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Compartir en las Redes Sociales