¿Armarios o vestidor? Pros y contras



Si estás reformando tu vivienda quizás te hayas planteado la posibilidad de construir un vestidor pero te preguntes si esta es la mejor idea o si sería mejor limitarse a armarios convencionales. ¿Es así?

Hoy en día los vestidores están de moda. El boom de las influencers de moda llegan hasta las pantallas no sólo de adolescentes, también llegan a las de mujeres y hombres de mediana edad, y cada vez más. No es de extrañar que el deseo por tener un vestidor en nuestra casa se esté generalizando. Pero, ¿de verdad son útiles los vestidores o sólo son una simple moda de estatus? Disponer de una habitación sólo para la ropa puede no ser posibilidad de todo el mundo pero ¿qué pasa si la tienes y no sabes para qué usarla? Está claro que crear un vestidor puede ser sin duda una buena opción para liberar el dormitorio de espacio y dedicarlo sólo al relax sin tener en él el almacenaje necesario para la ropa de cada día.

Para ayudarte a tomar una decisión ya sea porque vayas a hacer obra o porque ya tengas una habitación libre, vamos a evaluar los pros y los contras de cada una de las opciones de modo que puedas decantarte por la que mejor vaya a resultarte a ti particularmente. No debemos olvidar que cada familia o cada persona es un mundo y tiene unas necesidades que no se pueden cubrir de la misma manera. Por eso conviene tomar el tiempo necesario para pensar bien la decisión ya que conlleva una obra de gran envergadura.

  1. Los pros y los contras de los armarios convencionales

Los armarios convencionales juegan con varios puntos a su favor. Para empezar, no son permanentes como la obra que se realiza para un vestidor, por lo que si en el futuro se quiere cambiar la distribución de las habitaciones se puede hacer sin problema. Además, aunque va a depender de la calidad, suele ser mucho más barato comprar uno o dos armarios grandes que realizar un vestidor a medida. Aunque, si queréis aprovechar al máximo el espacio la mejor opción siempre va a ser diseñarlo a medida, tanto del espacio como de las prendas que cada persona vaya a guardar dentro de él. Finalmente, uno de los mejores pros es que la ropa no se ve y no se llena de polvo por lo que, si en algún momento tenemos las prendas desordenadas ese desorden no pasará al resto de la habitación sino que parecerá que todo está perfectamente colocado. En cuanto al punto del polvo, si hay prendas que no usamos, inevitablemente se van a ensuciar a medida que pase el tiempo.

En contra, los armarios convencionales no aprovechan tanto el espacio, ya que no cubren las esquinas y no suelen llegar desde el techo hasta el suelo. Por eso, ocupan más lugar en el interior de una habitación. Si se opta por colocarlos en una habitación independiente, la apariencia estética no es la misma y aunque se tenga gusto en la decoración de la habitación nunca va a quedar tan bonita como cuando se hace un vestidor a la medida que se adapta a rincones, columnas o formas de la habitación. Además, en el caso de los armarios solo se puede elegir entre puertas correderas y abatibles, mientras que el vestidor también puede ser abierto.

  1. Los pros y los contras de los vestidores

Para construir un vestidor necesitas de un cierto espacio. Tienes que tener en cuenta la cantidad que necesitas para tu ropa y el fondo de los mismos, pero también precisarás de espacio para moverte dentro de él. Un vestidor excesivamente estrecho puede acabar resultando muy agobiante y no ofrecer el principal beneficio por el que se construye, por lo que no es muy recomendable. Si no se tiene espacio para un vestidor independiente más o menos amplio lo mejor es elegir la opción de construir un armario de gran tamaño en la habitación y si puede ser a medida, mucho mejor.

Si se cuenta con el espacio suficiente como decíamos anterior el vestidor es un gran desahogo, ya que no solo se puede guardar en él la ropa, también se pueden guardar complementos, joyas y hasta la ropa de cama o las toallas, por lo que permite tener toda la zona de almacenamiento concentrada en un único punto. Además, permite contar con espacios delimitados para casa elemento, por lo que todo estará junto, pero no revuelto.

Como veis ambas opciones pueden ser la mejor elección dependiendo del espacio disponible, del espacio necesario y de las necesidades de la familia que vaya a utilizarlo por lo que, deberéis valorar a fondo las posibilidades de la vivienda, del espacio y las necesidades de almacenamiento. Aconsejamos siempre tener en cuenta la opinión de los profesionales a los que vayamos a encargarles la obra, ellos tienen mucha más experiencia, saben visualizar el espacio antes incluso de ser llenado de elementos y por tanto su opinión tendrá mucho peso en la decisión.

 


Artículos relacionados


Publicado por el 21 Nov, 2018 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales