Clases de matemáticas particulares



Los problemas en matemáticas comienzan a ser más evidentes cuando los estudiantes empiezan a desconfiar de su “inteligencia matemática”, es cierto que hay estudiantes a algunos se les hace más fáciles las matemáticas que a otros, pero esta sensación de inadecuación sobre el curso generalmente:

  • Al faltar a clases y/o estar enfermo.
  • Tener distracciones en clase y/o problemas personales.
  • Contar con un profesor escolar no apto para ese nivel de enseñanza.

En la mayoría de estos casos solo hace falta trabajar 3 puntos muy importantes para ver un cambio de actitud en el curso y el consecuente cambio de resultados:

  • Disciplina – repetición de ejercicios.
  • Actitud – autoconfianza en las matemáticas.
  • Apoyo – llenar los vacíos de conocimientos.

Un punto importante que se debe considerar en el aprendizaje de las matemáticas es que este se construye como una pared de ladrillos, donde los conocimientos previos son el apoyo de los nuevos conocimientos. El no tener una base lo suficientemente sólida puede marcar el autoconcepto de un estudiante que se define a sí mismo como  “no soy bueno para los números”, inclusive limitando sus opciones en la elección de carrera profesional.

Nuestros tutores de matemáticas están capacitados para llenar estos vacíos de información, que se van haciendo evidentes en el acompañamiento escolar o universitario de los jóvenes. Poco a poco, con pequeños y luego grandes logros, se va construyendo la autoestima académica que logra un cambio de actitud sobre la materia y se llega a entender que ¡las matemáticas son divertidas!

Según el psicólogo español Arturo Torres, la manera de mejorar la inteligencia lógico-matemática es enfrentando al estudiante a tareas que le fuercen a utilizar este tipo de inteligencia. El apoyo constante que se da mediante las clases de Tutor Doctor permite reforzar las conexiones cerebrales facilitando la interiorización de la lógica matemática.

Los problemas en matemáticas comienzan a ser más evidentes cuando los estudiantes empiezan a desconfiar de su “inteligencia matemática”, es cierto que hay estudiantes a algunos se les hace más fáciles las matemáticas que a otros, pero esta sensación de inadecuación sobre el curso generalmente:

  • Al faltar a clases y/o estar enfermo.
  • Tener distracciones en clase y/o problemas personales.
  • Contar con un profesor escolar no apto para ese nivel de enseñanza.

En la mayoría de estos casos solo hace falta trabajar 3 puntos muy importantes para ver un cambio de actitud en el curso y el consecuente cambio de resultados:

  • Disciplina – repetición de ejercicios.
  • Actitud – autoconfianza en las matemáticas.
  • Apoyo – llenar los vacíos de conocimientos.

Un punto importante que se debe considerar en el aprendizaje de las matemáticas es que este se construye como una pared de ladrillos, donde los conocimientos previos son el apoyo de los nuevos conocimientos. El no tener una base lo suficientemente sólida puede marcar el autoconcepto de un estudiante que se define a sí mismo como  “no soy bueno para los números”, inclusive limitando sus opciones en la elección de carrera profesional.

Nuestros tutores de matemáticas están capacitados para llenar estos vacíos de información, que se van haciendo evidentes en el acompañamiento escolar o universitario de los jóvenes. Poco a poco, con pequeños y luego grandes logros, se va construyendo la autoestima académica que logra un cambio de actitud sobre la materia y se llega a entender que ¡las matemáticas son divertidas!

Según el psicólogo español Arturo Torres, la manera de mejorar la inteligencia lógico-matemática es enfrentando al estudiante a tareas que le fuercen a utilizar este tipo de inteligencia. El apoyo constante que se da mediante las clases de Tutor Doctor permite reforzar las conexiones cerebrales facilitando la interiorización de la lógica matemática.

Los problemas en matemáticas comienzan a ser más evidentes cuando los estudiantes empiezan a desconfiar de su “inteligencia matemática”, es cierto que hay estudiantes a algunos se les hace más fáciles las matemáticas que a otros, pero esta sensación de inadecuación sobre el curso generalmente:

  • Al faltar a clases y/o estar enfermo.
  • Tener distracciones en clase y/o problemas personales.
  • Contar con un profesor escolar no apto para ese nivel de enseñanza.

En la mayoría de estos casos solo hace falta trabajar 3 puntos muy importantes para ver un cambio de actitud en el curso y el consecuente cambio de resultados:

  • Disciplina – repetición de ejercicios.
  • Actitud – autoconfianza en las matemáticas.
  • Apoyo – llenar los vacíos de conocimientos.

Un punto importante que se debe considerar en el aprendizaje de las matemáticas es que este se construye como una pared de ladrillos, donde los conocimientos previos son el apoyo de los nuevos conocimientos. El no tener una base lo suficientemente sólida puede marcar el autoconcepto de un estudiante que se define a sí mismo como  “no soy bueno para los números”, inclusive limitando sus opciones en la elección de carrera profesional.

Nuestros tutores de matemáticas están capacitados para llenar estos vacíos de información, que se van haciendo evidentes en el acompañamiento escolar o universitario de los jóvenes. Poco a poco, con pequeños y luego grandes logros, se va construyendo la autoestima académica que logra un cambio de actitud sobre la materia y se llega a entender que ¡las matemáticas son divertidas!

Según el psicólogo español Arturo Torres, la manera de mejorar la inteligencia lógico-matemática es enfrentando al estudiante a tareas que le fuercen a utilizar este tipo de inteligencia. El apoyo constante que se da mediante las clases de Tutor Doctor permite reforzar las conexiones cerebrales facilitando la interiorización de la lógica matemática.

Los problemas en matemáticas comienzan a ser más evidentes cuando los estudiantes empiezan a desconfiar de su “inteligencia matemática”, es cierto que hay estudiantes a algunos se les hace más fáciles las matemáticas que a otros, pero esta sensación de inadecuación sobre el curso generalmente:

  • Al faltar a clases y/o estar enfermo.
  • Tener distracciones en clase y/o problemas personales.
  • Contar con un profesor escolar no apto para ese nivel de enseñanza.

En la mayoría de estos casos solo hace falta trabajar 3 puntos muy importantes para ver un cambio de actitud en el curso y el consecuente cambio de resultados:

  • Disciplina – repetición de ejercicios.
  • Actitud – autoconfianza en las matemáticas.
  • Apoyo – llenar los vacíos de conocimientos.

Un punto importante que se debe considerar en el aprendizaje de las matemáticas es que este se construye como una pared de ladrillos, donde los conocimientos previos son el apoyo de los nuevos conocimientos. El no tener una base lo suficientemente sólida puede marcar el autoconcepto de un estudiante que se define a sí mismo como  “no soy bueno para los números”, inclusive limitando sus opciones en la elección de carrera profesional.

Nuestros tutores de matemáticas están capacitados para llenar estos vacíos de información, que se van haciendo evidentes en el acompañamiento escolar o universitario de los jóvenes. Poco a poco, con pequeños y luego grandes logros, se va construyendo la autoestima académica que logra un cambio de actitud sobre la materia y se llega a entender que ¡las matemáticas son divertidas!

Según el psicólogo español Arturo Torres, la manera de mejorar la inteligencia lógico-matemática es enfrentando al estudiante a tareas que le fuercen a utilizar este tipo de inteligencia. El apoyo constante que se da mediante las clases de Tutor Doctor permite reforzar las conexiones cerebrales facilitando la interiorización de la lógica matemática.

 

 


Artículos relacionados


Publicado por el 30 Nov, 2018 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales