Cómo aprender a cocinar de manera eficiente



A todos nos gusta comer, eso es un hecho empírico incuestionable. Sin embargo, no a todo el mundo le gusta cocinar, y muchas personas optan por ser el invitado perfecto en lo que respecta a disfrutar de la comida ajena, pero no exactamente el perfecto anfitrión en lo que respecta a elaborar comida casera para muchos comensales. De todos modos, lo tenemos bastante complicado para desarrollar esta habilidad, pues el día a día y las agotadores jornadas completas en el trabajo apenas nos dejan tiempo para cocinar. Con suerte, solemos tener entre media hora y una hora para almorzar un plato precocinado, y por la noche estamos tan cansados que lo último que nos apetece es encender los fogones.

Sin embargo, cualquier persona realmente interesada en aprender a cocinar puede organizarse, es posible conseguirlo, aun teniendo muy poco tiempo. Por eso, es importante recoger los principios básicos del aprendizaje autónomo de cocina. Es decir, es importante saber qué tenemos que hacer, y sobre todo qué deberíamos conseguir, si queremos de verdad aprender a cocinar platos deliciosos. El principal problema es el del tiempo, que ya hemos mencionado. Sin embargo, podemos establecer los fines de semana como momento idóneo para ir practicando algunas lecciones básicas. Los domingo, por ejemplo, son el día clave ideal. El resto de días, sí podemos invertir aunque sea media hora en casa a ver o leer tutoriales en internet, o adquirir libros de cocina.

La palabra «adquirir» da miedo. Nada es gratis; ni siquiera la cocina en la que queremos elaborar nuestras prácticas, pues a buen seguro que estamos pagando un caro alquiler, o tenemos planes para calcular una hipoteca que tampoco será precisamente barata. Lo bueno de esto último es que, si conseguimos ahorrar lo suficiente, tal vez podamos llevar a cabo una reforma completa de nuestra cocina, para lo cual antes sería imprescindible el hecho de aprender a usarla, y además usarla a menudo. Pero por eso estamos hablando de aprender a cocinar, cada cosa a su tiempo.

La cuestión es que cocinar no implica solo conocer recetas y hacer alquimia, por así decirlo. Es importante disponer de los instrumentos y de los ingredientes necesarios. Podemos ir obteniéndolos poco a poco en función de nuestro nivel, o podemos solicitar ayuda económica externa para conseguirlos todos de golpe. Los préstamos online de WannaCash.es son una manera tan buena como otra cualquiera de financiar todos nuestros utensilios básicos, de modo que deberíamos añadirla a la lista de posibilidades. Ya que estamos, deberíamos hacer una lista con todos los instrumentos imprescindibles: menaje básico, ollas, sartenes, electrodomésticos, paños de tela, etc.

Tenemos que actuar con cabeza. De nada sirve comprarnos los accesorios más sofisticados del mercado si todavía no sabemos usarlos. Sería una mala inversión de nuestro crédito y, en general, de nuestro dinero. Por eso, antes de arriesgarnos a adquirir los materiales, deberíamos aprender los conceptos básicos de cocina. Si no hemos tocado la cocina eléctrica en nuestra vida, podemos empezar por lo esencial: aprender a calentar agua en una olla. Es más, no hay mejor manera de empezar a familiarizarse con la cocina, que cocinar aquellos platos básicos que incluso los adolescentes y universitarios que odian cocinar saben hacer. Por ejemplo, el arroz, la pasta y los huevos.

Puede que de entrada eso nos resulte insatisfactorio, porque tenemos ganas de pasar directamente a la elaboración de platos más complejos. Sin embargo, aprender a cocinar pasta y arroz nos permitirá dominar los tiempos de cocción, algo imprescindible si tenemos ganas de cocinar potajes o estofados. De igual modo, algo tan simple como freír un huevo será importante si queremos romper en hielo con la comida frita, o aprender a calentar aceite en una sartén. No deberíamos menospreciar nunca la cocina básica y sencilla, pues ella se convertirá en el pilar esencial de nuestro aprendizaje. A partir de ahí, solo podemos impulsarnos.

Y aprender otra cosas. Por ejemplo, conocer los diferentes tipos de sartenes que existen: las antiadherentes, en las que la comida no se pega y no tenemos por qué pasarlo mal al fregar; las de teflón, buenas para la salud porque no liberan toxinas; las de titanio, que permiten un práctico equilibrio del calor y ahorran energía; etc. De igual modo, podemos empezar a utilizar los distintos tamaños de ollas en función de la cantidad de comida cocinada, pues medir las cantidades también es cocina básica. A partir de ahí, podremos empezar a probar con procesadores de alimentos, ollas a presión, etc. De igual modo, aprenderemos que los menajes de madera son ideales para revolver comida al fuego, pues no se estropean ni oxidan.

Pero, al final, el mejor consejo posible para aprender a cocinar es este: seguir cocinando. Tenemos que practicar siempre que sea posible, ampliar la zona de confort y, sobre todo, no parar.

 


Artículos relacionados

  • Redondo de ternera asado al horno
    La ternera es una carne que admite muchas elaboraciones y, sin duda, asada al horno es una de las más apreciadas. Se trata de uno de esos platos que requieren bastante tiempo de horno para que ...
  • 7 Consejos para una cena saludable fuera de casa
    La comida de los restaurantes está pensada para verse, olerse y saborearse muy bien, y eso significa que la nutrición a veces puede quedar en el olvido cuando los menús presentan platos principales...
  • Rica pasta congelada
    Mi cocina urbana es pequeña, así que los bienes raíces de mostrador son sólo para necesidades casi diarias como una tostadora y un pequeño procesador de alimentos. Cualquier electrodoméstico que pa...
  • “Barandilla de Plata” para el bar Aitzgorri por la calidad de sus pintxos
    El bar Aitzgorri de Gros ha recibido recientemente la “Barandilla de Plata”, premio que certifica la calidad y la excelencia de los pintxos que ser sirven en su local, ubicado en la Calle Usandizag...
  • Pechuga de pollo al pesto rojo
    Esta receta de Pechuga de Pollo al Horno con Pesto Rojo, es ideal para aquellos que buscan una forma original y rápida de preparar pollo con pocos ingredientes. Y es qué el pollo es sin dud...

Publicado por el 15 feb, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales