¿Cómo ayudar a los niños en la transición de preescolar a primaria?



Uno de los grandes  cambios que viven los niños es la transición de la educación preescolar a primaria. El nuevo nivel escolar tiene nuevas planeaciones donde se desarrollan habilidades como la escritura, lectura, cálculos matemáticos, así como conocimientos generales.

Las planeaciones para preescolar  no son iguales a las de la primaria, incluso los cambios se empiezan a notar desde la manera en la que los niños toman ahora sus clases, antes lo hacían en espacios y mesas que compartían con el grupo y ahora lo harán en lugares individuales y tendrán que convivir en la escuela con niños de diferentes edades.

Las experiencias educativas tempranas tienen un gran impacto en la forma en la que los niños percibirán la educación y aprendizaje durante su trayectoria escolar, por ello es de vital importancia generarles vivencias positivas. Para ello los padres se deben involucrar en todo el proceso y buscar maneras de ayudar a reducir la ansiedad que puede generar estos cambios en los niños.

Los pequeños deben estar involucrados también lo más posible, y no esperar a que se presente el primer día a clases sin saber nada de su nueva escuela, algunas de las actividades previas que se pueden hacer antes del inicio a clases es ir a conocer las instalaciones o presentarse con algunos profesores.

A continuación daremos algunos consejos para ayudar a los niños a realizar una transición exitosa del preescolar a la primaria, a través de experiencias positivas que puedan influir en su futuro académico. Es importante recordar que el rol del padre es fundamental por lo que será necesario involucrarse en este proceso.

-Mostrar entusiasmo por el cambio: los niños aprenden del ejemplo y son muy susceptibles a las emociones de sus padres, por eso es importante que el tutor contagie al niño de entusiasmo por asistir a una nueva escuela. Si el pequeño detecta nerviosismo o estrés en el padre es muy probable que él también lo sienta, en cambio si ve que su familia está contenta y entusiasmada él podrá tener el mismo ánimo.

-Conozca la escuela y su personal: es importante que realice una visita a la nueva escuela y conozca a las personas que ahí laboran, desde el director hasta la enfermera, entre más información tenga podrá conocer más a fondo la filosofía y valores de la institución y poder alinear algunas acciones que emprendan en su vida familiar. Por ejemplo si la escuela tiene una campaña de reciclado en su casa podría comenzar a hacerlo y así el niño verá concordancia en ambos lugares.

-Acuda a una clase de su hijo y conozca a sus profesores personalmente: conocer la manera en la que se imparte la clase ayudará al padre a conocer las metodologías de trabajo del profesor y ayudar a su hijo a adaptarse más fácilmente a ellas. Si el niño tiene una dificultad en especial para enfrentar los cambios o tiene alguna discapacidad es bueno que planee una cita previa para que conozca individualmente a los profesores y sea más fácil la transición.

-Despedida rápida: el primer día de clases seguramente será el de mayor ansiedad y la despedida es un punto clave, procure hacerla rápida, no tiene de qué preocuparse si tomó las medidas previas, entre más rápida y entusiasta sea será  mejor. Una buena idea es agregar un toque en la despedida como un abrazo, un choque de manos o una frase de aliento.

-Establecer rutinas: es recomendable instaurar un orden en las actividades que se hacen antes de asistir a clases, incluso desde el día anterior como preparar los útiles y el uniforme, dormir temprano, tener un buen desayuno, de esta manera el niño se irá acostumbrando a tener un orden y coherencia y el cambio será más sencillo.

-Mantener contacto frecuente: una vez iniciado el ciclo escolar es probable que crea que ya no es necesario estar tan involucrado en las actividades porque el niño ya se ha adaptado, pero esto no es correcto, el padre deberá involucrarse en todas las actividades escolares y seguir teniendo una actitud positiva y proactiva ya que el niño sigue absorbiendo todo lo que ve.

-Preparar el cambio de año: si el padre sigue estas recomendaciones es muy probable que haya establecido buenas relaciones con los profesores, lo cual será bueno para el niño y también será un factor a considerar cuando tenga que cambiar de ciclo escolar. Al sentirse unidos el niño puede presentar problemas para separarse, por ello es bueno hablar con el educador y pedirle que acompañe la transición al siguiente ciclo para que también brinde entusiasmo y apoyo al estudiante.

Todas las acciones que los padres emprendan para ayudar en la transición del preescolar a la primaria deberán tener un enfoque positivo, piense en que todo impactará en su hijo y en la forma en la que ve y vive la educación.


Artículos relacionados


Publicado por el 16 ago, 2018 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales