Cómo legalizar una empresa: Descubre el paso a paso



Tener una empresa propia es uno de los objetivos más desafiantes y al mismo tiempo de los más comunes, muchas personas sueñan constantemente con poder materializar sus ideas de negocio y poder con ello generar el capital que cubra sus necesidades y las de sus familias.

Incluso, más que esto también representa la ocasión para poder desempeñarse en el ámbito de preferencia, hacer justo las actividades que la vocación demanda, siendo además el jefe propio y tener mejor calidad de vida haciendo solo que se disfruta.

Ahora bien, hace algunos años atrás esta aspiración se veía difícil de alcanzar por la gran complejidad que representa, pero poco a poco el escenario ha cambiado y se han creado las circunstancias ideales para estar más cerca de la meta y realmente poder materializarla.

El emprendimiento hoy

En este sentido, el emprendimiento ha comenzado a crecer de manera importante durante los últimos años, cada vez son más quienes deciden tomar la decisión y se atreven a dar los primeros pasos dentro del mundo de los negocios.

Por una parte, por el auge de la economía en ciertos espacios y por otro, han sido los mismos tiempos difíciles los que han llevado a hacer uso de la creatividad para superar los problemas y así emprender. 

Aunque claro está, comenzar una empresa no es una tarea sencilla, en cualquier circunstancia resulta un reto de gran magnitud que implica un trabajo enorme, es preciso estudiar un gran conjunto de elementos para poder elegir entre los mejores, tomar decisiones con un impacto importante y hacer frente a las dificultades o imprevistos.

En suma, hay otro aspecto clave y se trata del componente legal, uno de los pasos principales es legalizar la empresa y esto incluye un gran conjunto de acciones, son necesarios varios trámites, así como la presentación de cierta documentación, simplemente si no se cumple con el componente legal, es imposible establecer verdaderamente las bases de una empresa.

En añadidura, todo el procedimiento necesario para poder legalizar una empresa puede variar según cada país, aunque en general incluye los mismos pasos claves, comenzando por la elección del tipo de empresa que se espera crear o legalizar, puede ser:

  • Sociedad Anónima.
  • Empresa Unipersonal.
  • Empresa Sociedad de Responsabilidad limitada (SRL).
  • Sociedad en Comandita por Acciones.
  • Sociedad en Comandita Simple.
  • Sociedad Comercial.
  • Sociedad Colectiva.
  • Sociedad de Capital e Industria.

La elección depende de los objetivos que se tengan, pues cada una de ellas cuenta con sus propias particularidades. Seguidamente, es preciso cumplir con una importante lista de inscripciones y registros en varios organismos, cada uno de representa un paso fundamental y se trata de:

  1. Confirmar que el nombre elegido para la empresa a legalizar esté disponible y no haya sido  utilizado antes.
  2. Gestionar la aprobación de los estatutos de la empresa en la Oficina Nacional de Auditoría (AIN), cabe destacar, se debe presentar el acta de constitución junto a los respectivos estatutos en una notaría.
  3. Firmar la escritura pública de constitución de la sociedad y procurar las copias necesarias.
  4. Registrar los estatutos en el Registro Nacional de Comercio (RNC).
  5. Cumplir con el Registro en la Dirección General Impositiva (DGI), es necesario obtener un número único de contribuyente (RUT).
  6. Formalizar el Registro Público de Comercio.
  7. Hacer el registro necesario en el Banco de Previsión Social (BPS).
  8. Realizar la respectiva Inscripción en el Ministerio de Trabajo.
  9. Efectuar la inscripción en el Banco de Seguros del Estado (BSE).
  10. Formalizar la inscripción en la Inspección General del Trabajo, así como la Inscripción en la Seguridad Social (MTSS), esto es específicamente para las empresas que necesitan contratar empleados.
  11. Afiliarse en los Seguros Sociales por enfermedad, al igual que realizar la contratación del Seguro de Accidentes laborales.
  12. 12.  Cumplir con la publicación del anuncio en el Diario Oficial, así como en un periódico de circulación nacional, esto debe ser en forma de extracto.

De esta manera se consolida la legalización de una empresa, es un proceso largo que requiere de muchos pasos pero cada uno de ellos es simplemente imprescindible, aunque además puedan tomar cierto tiempo, pero es la vía para garantizar que la empresa se pueda formar de la forma adecuada, en su defecto no se podía considerar la consolidación real de la empresa.

Consideraciones para legalizar una empresa

Partiendo de la complejidad y todos los pasos obligatorios que representa la legalización de una empresa, resulta estupendo poder tener la ayuda de un profesional con total conocimiento del tema, un abogado es quien puede dirigir todo el proceso, conducir por cada paso necesario e incluso agilizar los diferentes movimientos.

También puede ser necesario contar con la ayuda o intervención de otros profesionales en otros ámbitos, pues en ocasiones resulta casi imposible hacer todo por cuenta propia, ya sea por el tiempo disponible o por falta de ciertos conocimientos, así que en ocasiones se deben delegar las tareas, dejar el trabajo en manos de personas capacitadas para ello.

De igual manera, lo mejor es tener siempre un plan, una planificación puede servir de línea guía para que todo resulte un poco más sencillo, se trata de numerar u ordenar cada una de las acciones a llevar a cabo. Tratándose de un proyecto tan importante, jamás se debe dejar tiempo para la improvisación.

Cuando se trata de otros aspectos de enorme importancia como el capital, es preciso depositarlo en la cuenta bancaria creada para ello y en los tiempos correspondientes, este también es un paso que se debe cumplir para lograr la legalización y para obtenerlo lo más conveniente es estudiar cada una de las opciones o fuentes disponibles para elegir la mejor.

En conclusión, legalizar una empresa no es tarea fácil, es preciso cumplir con una lista de requerimientos y pasos bastante amplia, es un proceso que puede tomar largos períodos, pero a la vez, es el camino para lograr la consolidación de una idea y un objetivo estupendo, es la forma de establecer las bases de una empresa desde el inicio exitosa.


Artículos relacionados


Publicado por el 31 Ago, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales