Como limpiar tus utensilios de cocina de plata



Si tienes la suerte de tener una cubertería de plata, o tienes un juego de utensilios de cocina de plata, debes saber que maneras existen de darle brillo de nuevo y dejarlas como el primer día. Los artículos de plata tanto para cocinar como para poner en tu mesa, son unos elementos que sin duda alguna pueden dar un toque de distinción a tus comidas o celebraciones más especiales.

El problema viene cuando no lo usa con asiduidad, y la plata empieza a coger un color que no es propio de la plata, sin brillo y que la convierte en todo lo contrario para lo que fue pensada.

Si bien es cierto que se puede utilizar un pulidor de plata comercial de los que venden en supermercados o ferreterías, has de saber que con elementos caseros que seguro que tienes en casa, podrás dejarla con su brillante aspecto de nuevo.

Aunque pueda parecer un proceso complicado, limpiar y mantener la plata de una manera casera es bastante fácil y se puede hacer sin necesidad de tener que compra ningún elemento especial.

Así que empieza ya a darle una segunda juventud a tus artículos de plata. Para ello vas a necesitar unos pocos artículos que seguro que tienes en casa, como papel de aluminio, bicarbonato de sodio, sal, una bandeja o similar para depositar los elementos a limpiar y un trapo o paño suave.

Coloca los elementos de plata en una bandeja cubriendo el fondo con el papel de aluminio. La puedes forrar con papel de aluminio desechable, o incluso los puedes poner en una bandeja de aluminio desechable. Si vas a limpiar artículos de plata que no caben en la bandeja, puedes coger un cubo o similar y forrarlo con el papel de plata.

Es aconsejable forrar los utensilios sonde vayas a depositar los artículos de plata para evitar deteriorar o manchar el recipiente, o incluso para evitar olores que se puedan quedar en dichos recipientes.

Una vez lo tengas forrado, espolvorea por toda la superficie con dos 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y sal, distribuidas por todo en el fondo (si estás limpiando algún elemento más grande como una tetera o cazo, puedes usar hasta 1/2 taza de bicarbonato de sodio y 1/2 taza de sal, también en caso de utilizar un recipiente más grande puedes utilizar estas cantidades, si decides poner más cantidad de esta mezcla, has de mantener las proporciones indicadas.

Añade tus utensilios de plata al recipiente, asegurándote de que cada pieza esté en contacto con el papel de aluminio. Si tienes mucha plata para limpiar, hazlo en lotes más pequeños, renovando la mezcla en cada ocasión.

Si lo que quieres es limpiar tu cubertería de plata, asegúrate que todos lo cubiertos estén en contacto con el papel de aluminio.

Calienta agua  hasta que hierva y vierte el agua caliente sobre la bandeja donde tienes depositados tus cubiertos, cabe decir que puedes poner todo tipo de cubiertos, desde los que puedas usar a diario o los que tienes reservados para comer marisco por ejemplo.

Tienes que verter la cantidad de agua necesaria  hasta que los cubras del todo.

Protege tus manos en este proceso, tanto del agua caliente como de la mezcla de bicarbonato de sodio y sal. Debido al bicarbonato de sodio, el agua hará espuma, así que asegúrate  de tener suficiente espacio para que la espuma no acabe saliendo del recipiente.

La reacción química de sumar  papel de aluminio, bicarbonato, sal y agua caliente une el sulfuro de plata, al papel de aluminio y esto puede causar que el papel de aluminio se oscurezca. Déjalo todo en remojo durante 5 minutos (puede dejar los utensilios más tiempo si están muy empañados). La reacción química del bicarbonato de sodio con el aluminio eliminará el dióxido de azufre que se desarrolla en la plata y le da ese aspecto como si estuvieses empañados.

Una vez finalizado el tiempo, saca del recipiente con la mezcla y los cubiertos cada elemento de plata, ayúdate de unos guantes o unas pinzas para intentar evitar el contacto con la mezcla, en caso de utilizar guantes, has de saber que la goma puede corroe la plata, así que en caso de hacerlo con guantes, mejor que sean de plástico o de algodón

A medida que va sacando cada pieza de tu cubertería de plata y se acabe secando, usa el paño para pulir los elementos de plata, frotando con energía y con una ligera presión, en el caso de los cubiertos, o en piezas de este tipo, realiza un movimiento de subir y bajar a lo largo de la superficie, en caso de elementos más grandes y de otras formas, realiza el pulimento con formas circulares. En caso de que tu cubertería de plata tenga elementos decorativos o pequeños rincones, puedes ayudare de un bastoncillo de algodón para llegar a esas zonas más escondidas y difíciles de acceder.

En caso de que la plata no acabe de quedar como esperabas, bien sea por que llevaba mucho tiempo sin limpiarse a fondo o porque es una plata muy antigua y descuidada durante mucho tiempo, o quieres darle más brillo aun, quizá debes repetir el proceso para conseguir el resultado buscado.


Artículos relacionados


Publicado por el 01 Abr, 2020 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales