¿Cómo limpiar una Campana Extractora?



Cuando entramos en nuestra vivienda y deseamos cocinar algún alimento lo primero que pensamos es el fragancia que va a desprender la cocción y más aún si cabe por el hecho de que si lleva aceite o es un alimento que emana mucho olor, siempre y en todo momento pensamos lo molesto que puede resultar el quedar empapado por las cortinas, sofá o bien todo aquel elemento que pueda absorber. Para ello la solución más eficiente es la de sacar cuanto antes todo el humo o bien aire contenido en la cocina. De ahí vino la idea de inventar un aparato que sacara el aire y el humo como una especie de motor aspirador, si todo eso lo cojes y lo adornamos con chapa de acero brillante y lo dotamos de alta tecnología, al final tenemos un extractor de humos de nueva generación. Para realizar otras labores de mantenimiento en tu campana extractora aconsejamos que contactes con un servicio técnico profesional y así garantizar el funcionamiento.
Para sostener esta clase de aparatos en buen estado de gaceta y buen rendimiento hay que hacer una serie de pautas como es su limpieza y manteminiento. Lo primero será desenchufarlo para evitar cualquier clase de incidente que pudiera suceder.
Después conforme que tipo y marca hay que destornillar la estructura que mantiene los filtros o rejas de la parte superior, para adecentar los filtros lo primero es ver de que material están hechos por el hecho de que hay varios modelos como fibra de fieltro en los que no es necesario ningún tipo de limpieza especial, en tanto que basta de forma manual.Se limpia de la siguiente manera, pondríamos a remojo en un recipiente con agua y vinagre y los dejaríamos a lo largo de cuando menos sesenta minutos.
Otra opción alternativa es la usar el lavavaplatos mas antes debemos leer el libro del fabricante de nuestra campana para poder ver si efectivamente lo permite para no dañarla con productos que pudieran corroer el material. No hay que escurir demasiado pues podría sufrir deformación y después no podríamos colocarlo de nuevo.
Un consejo para su limpieza es poner una cantidad de agua a 100º en una cacerola con un vaso de jugo de limón, la cacerola se mantendrá hirviendo durante un tiempo y el efecto que genera el vapor que mana del contenido de la cacerola hace que la grasa se ablande la suciedad que esta incrustada en el interior del extractor, el jugo de limón hace su efecto desengrasante. En caso de que el filtro sea de metal se puede lavar con agua caliente para eliminar la mayoría de las bacterias que están adheridas al metal por efecto de la vaporización, además de esto podemos emplear como sistema de limpieza nuestro lavaplatos para efectuar la limpieza de manera automática pero antes debemos preguntar el fabricante de la campana para poder ver su compatibilidad con el lavado del lavavajillas,ya que pudiese no ser compatible y corroer o dañar los filtros de metal, si fuera afirmativo utilizaremos el programa corto o bien ecológico sin secado.

El primer paso es quitar el filtro viejo, se debe desconectar la campana, desenchufándola o cortando la electricidad en el cuadro de fusibles principal, ahora hay que liberar los tornillos que mantienen la capa del filtro y extraerlo, para adecentar el filtro hay que tener en consideración de qué material es este elemento, en caso de que el filtro sea de fibra de fieltro se puede lavar a mano, Ponemos a remojo en un recipiente con agua y vinagre los paneles uno a uno y los dejamos una hora aproximadamente. Otra alternativa que tenemos es la de usar el lavavajillas para limpiarlos mirando antes las instrucciones del fabricante, sin escurrirlo demasiado, puesto que puede perder su forma original y va a ser más bastante difícil colocarlo, resulta conveniente estirarlo bien sobre una superficie lisa y dejar que se seque al aire libre, si el filtro es de lignito o papel, hay que colocar uno nuevo.
Un efectivo truco casero que facilitará en gran medida su limpieza consiste en hervir una cacerola llena de agua, con un vaso de jugo de limón, la cacerola se mantendrá hirviendo durante un rato hasta el momento en que se vayan generando los efectos, de esta manera, aplicando este método se conseguirá que el vapor ablande la suciedad incrustada dentro de la campana, al tiempo que el zumo de limón funcionará como efectivo desengrasante. en caso de que el filtro sea de metal se puede lavar con agua caliente y limpiador biodegradable, también se pueden lavar en el lavavajillas, en este caso hay que tomar en consideración las recomendaciones del fabricante, en todo caso, se optará por el programa corto o bien ecológico, sin secado ni abrillantado, un tratamiento incorrecto de los filtros puede dañar su aspecto estético.

 


Artículos relacionados


Publicado por el 31 oct, 2018 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales