Cómo lograr ser un abogado exitoso



El derecho es una regla de conducta desarrollada por el gobierno o la sociedad para regular y legislar sobre un determinado territorio. Sigue ciertas prácticas y costumbres para tratar el crimen, los negocios, las relaciones sociales, la propiedad, las finanzas, etc.

Las raíces del derecho provienen o se encuentran en el Imperio Romano evidenciados en dos figuras distintas: el abogado y el jurista. La ley es controlada y aplicada por la autoridad de control, unos de sus actores principales es el abogado, pues juega un papel fundamental en lo que a la puesta en práctica del derecho y a todo lo que esto implica.

Abogado deriva del latín ad-vocatus, que significa al que se llama en defensa. Basados en la historia es posible decir que el abogado es alguien que es convocado para defender o castigar, una causa o una persona, buscando más la realización de la justicia que los honorarios, aunque estos se le deben legalmente, pero que moralmente no deberían marcar el interés de “al que se llama”.

Desde el punto de vista histórico, podemos decir que la defensa se origina en la necesidad moral de defender a quienes, por ser considerados autosuficientes e inocentes, terminaron siendo víctimas de injusticias de toda índole. En este sentido, tenemos ciudadanos que, inconformes con las iniquidades, comenzaron a ejercer, gratuitamente y defensa de aquellos que, por ser débiles, tenían o veían sus derechos vulnerados.

Así, basándose en la verdad, la ley y la justicia, los hombres justos aparecen y se disponen a luchar por los demás, por lo tanto, dan lugar a una profesión basada en la dignidad de la persona humana.

¿Pero cómo podemos identificar a un buen abogado? O, mejor dicho, que determina ser un abogado exitoso (ver tips); para saberlo debemos adentrarnos en los siguientes patrones que pueden moldear las características y comportamientos o valores que forman a excelente profesional del derecho.

Valores

Basado en todos aquellas costumbres, comportamientos y lecciones inculcados desde pequeños y que atesoras, que te han acompañado y has desarrollado puesto en práctica durante tu formación pero que refuerzas o que perfeccionas desde que naces hasta que acaba tu vida. Por lo que te recomiendo que seas fiel a ellos, pues además de avalar que serás un gran profesional está estrechamente relacionado y te garantiza ser un gran ser humano al que todos querrán contratar.

Responsabilidad

Mentalízate y concientizate que deberás de hacer frente a múltiples situaciones y que tus decisiones alcanzaran y marcarán a los que se relacionarán contigo en todas las áreas. Serás visualizado como alguien, centrado, con los pies en tierra que sabe, en todo momento, como actuar bajo las pautas que garanticen el bienestar de tus clientes, ya sean personas naturales o jurídicas.

Pasión

No olvides o pierdas nunca la llama de la ilusión, el rumbo y el entusiasmo que te llevó a comenzar tu carrera profesional. Persigue la excelencia y busca siempre las prerrogativas que te llevaron a intentarlo y demuestra en tu trabajo que la pasión es la que te guía durante tu vida, pero sobre todo en tu área laboral.

Comunicación

Un buen profesional tiene que ser comunicativo, por lo que debe gozar de facilidad de la palabra para transmitir sus ideas a clientes, colegas, jueces, etc. Además, tendrá que adaptarse a las nuevas formas de comunicación pues vivimos en un mundo más globalizado y en el que la tendencia es trabajar cada vez más en equipo, colaborar y compartir a través de las redes sociales, con más dispositivos por persona y herramientas tecnológicas interactuando con gente de diferentes edades y formas de pensar. La comunicación es un pilar fundamental y te dará puntos con tu empresa, en tu bufete y por encima de todo con tus clientes.

Iniciativa

Extremadamente importante es, que mantengas tu espíritu libre, vivo y no le pongas trabas a todas las ideas que tengas. Es altamente valorado que tras los años de experiencia que tengas, sigas con el mismo ánimo con el que comenzaste desde el principio tu vida laboral, para afrontar todos los proyectos y así mejorar el día a día con tu trabajo.

Compromiso

Tu personalidad va a influir en muchos casos, por no decir en todos y afectará el resultado final de tu trabajo. Si en la actualidad o día a día estás inmerso en un sector específico, debes encargarte de conseguir implicarte al máximo en él. Marcará la diferencia y te separará del resto y sabrán que tienes la capacidad para sacar adelante lo que te han confiado. Comprométete y cumple con tus obligaciones y siempre haz mucho más de lo esperado y tienes garantizado el éxito.

Curiosidad

Un coeficiente elevado, buenas notas, ser graduado con honores o estar entre los últimos de tu clase no te da, ni garantiza nada. Muchas personas se equivocan y piensan que esto es lo más importante, peor aún, muchos profesionales creen que lo saben todo, pero no pueden estar más errados. Pues la curiosidad, el querer saber cómo y porqué funcionan las cosas y de qué forma mejorarlas es lo que te ayudará a seguir creciendo y por ende aprendiendo. Revélate delante de las personas como alguien con visión de futuro que quiere aprender más sobre su empresa, su caso, etc. Serás alguien mucho más próximo y con más posibilidades de éxito.

Creatividad

Tener ideas originales, frescas y diferentes es de vital importancia para los profesionales que deseen mantener su cartera de clientes y seguir ganando muchos más. Unos de los mejores Marketing es el boca a boca, quiere decir, que un cliente satisfecho sacará a relucir tus magníficas cualidades en cualquier momento, por lo que emplazó a estar alerta y no dejes de pensar cómo mejorar tu atención al cliente y servicio actual o, al menos, reinventarlo en caso de estar estancado. Se valora y veras resultados inesperados y rápidos.

Insistencia

Ser constante, persistente y disciplinado; a lo largo de todo el tiempo es algo que tendrás que cultivar y practicar pues recibirás muchas negativas, con seguridad y mucha frecuencia verás puertas cerrarse, pero debes sacar de ellas lo mejor, no desistir y siempre volver a intentarlo. Las empresas, los socios, los jefes y sobre todo los clientes suelen tener más en cuenta a las personas que no se dan por vencidos. Muéstrate ambicioso por siempre ser mejor, alcanzar tus metas y hazlo visible


Artículos relacionados


Publicado por el 20 May, 2020 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales