Cómo obtener el certificado de penales



A la hora de realizar numerosos trámites, tales como la matriculación en un centro de formación o el acceso a puestos de trabajo públicos, es común que la documentación obligatoria sea algo más que el DNI. En ocasiones se exige, por ejemplo, el certificado médico, que determina si el sujeto está en las condiciones médicas adecuadas para estudiar o ejercer. Por otro lado, es posible que también sea esencial presentar la documentación que demuestre la obtención de una titulación oficial, como una carrera universitaria exigida, si bien eso es bastante normal sobre todo a la hora de acceder a trabajos con una cualificación mínima.

De entre todos esos documentos oficiales, algunos de los cuales requieren el pago de una tasa mínima para su expedición, algo que tal vez pudiera requerir de la inversión de ahorros o de dinero obtenido de préstamos online, existe uno pone a la defensiva a muchas personas: el certificado de penales. Este documento, una vez tramitado, es una prueba de que la persona que accede al puesto de trabajo o al curso en cuestión no ha cometido faltas delictivas en el pasado. En realidad, cualquier individuo que en efecto tenga un historial limpio debería sentirse tranquilo ante la emisión de este certificado, pero lo cierto es que, en ocasiones, ese es el motivo de que muchos aspirantes se enfaden o se indignen. Consideran innecesario un trámite como ese.

Por otro lado, existen opiniones que aseveran que, tal vez, se trata de un requisito injusto con el pasado de una persona. De todos es sabido que la situación de los derechos de las personas que han estado en situación penal, como expresidiarios o expresidiarias, no es precisamente halagüeña. Nuestro estado hipócrita, al fin y al cabo, pone cientos de trabas burocráticas y morales a la posibilidad de estas personas de encontrar empleo una vez fuera de la cárcel, mientras de cara a la galería aseguran que harán todo lo posible por allanarles el camino de la reinserción social. No todas las personas con historial delictivo son asesinos en serio con riesgo de reincidir, en ocasiones el delito es menor y puede que incluso injusto, si se relaciona con discriminaciones transversales relativas a la identidad de género, la orientación sexual, la etnia o la raza.

En cualquier caso, hoy por hoy es un requisito que sigue siendo un imperativo para numerosos trámites, y por lo tanto es importante que los ciudadanos y las ciudadanas con un historial limpio aprendan a solicitarlo adecuadamente. El primer paso es saber a qué institución debes acudir presencialmente para obtener el certificado. En el caso de la capital, Madrid, el lugar indicado es la Oficina Central de Atención al Ciudadano, pero en el resto de comunidades autónomas el destino es la Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia. El mejor consejo posible para todas aquellas personas que no hayan acudido nunca a estos espacios es localizar la dirección en Google. También es conveniente llamar o comunicarse mediante cualquier otra vía de contacto si surge alguna duda sobre el procedimiento.

Vivimos en la era de internet, de modo que hay una segunda opción: solicitarlo en la Sede Electrónica del Ministerio de Justicia. En cualquier caso, ya lo presentes a través de internet o de manera presencial, el documento que deberás cumplimentar y entregar es el modelo 790 de la Agencia Tributaria y el justificante del pago de tasas adjunto, del que hablaremos ahora. Es importante señalar que no solo pueden justificarlo personas físicas, sino personas jurídicas, muy importante para demostrar que una empresa está «limpia». En cuanto a las personas residentes en España pero de distinta nacionalidad, se deberá solicitar el certificado al estado de origen, al menos si dicho estado es miembro de la Unión Europea.

Afortunadamente, el pago de tasas no es elevado y asciende solo a la cifra de 3,70 euros. Esto es importante puesto que, de hecho, muchas personas con antecedentes penales no están en una situación económica estable, y de hecho es posible que necesiten adquirir el certificado para poder optar al subsidio de liberados de prisión. Otras personas con historial delictivo quizá se encuentren en mejor situación y puedan incluso servirse de la ayuda de un préstamos rápidos sin papeles, pero la realidad general es que obtener el certificado de penales les abrirá muchas puertas en materia de ayudas, por lo cual siempre es importante tenerlo siempre presente.

Si bien es posible tramitar el certificado mediante numerosas opciones, a la hora de recogerlo solo hay una, y es la presencial. Esto se debe a que cada código numérico del certificado es único, y está vinculado a cada solicitud individual. En cualquier caso, el procedimiento es en realidad bastante sencillo y suele tardar un máximo de tres días hábiles en emitirse, con lo cual no debería interferir con las tramitaciones generales que lo requieran.


Artículos relacionados


Publicado por el 27 May, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales