Cómo se instala un plato de ducha correctamente



Existen varios tipos de plato de ducha y cada uno viene con sus diferentes tipos de instalación, para realizar un buen trabajo primero hay que pasar por varios procesos, como empezar por observar el terreno y realizar los detalles previos para que la instalación quede limpia y sin errores. Por ello, en esta ocasión os hablaremos de cómo debéis preparaos para que vuestro plato de ducha luzca genial después de su instalación y sin gastos a futuro.

Lo que debéis hacer antes de la instalación

Como os decíamos, existen procesos previos los cuales son de mucha importancia, los enlistamos a continuación:

  • Revisar el plato de ducha por si tiene anomalías o desperfectos
  • Determinar si el plato funciona correctamente
  • Estar seguros de que el diseño, color, textura y medidas van de acuerdo a las exigencias que queréis.

Existen varias alternativas en las reformas que podéis utilizar a la hora de instarlo, como por ejemplo:

Cuando hablamos de reformas de baño, es muy importante que cada cliente sepa que, según la profundidad y la distancia del bajante o el bote sinfónico, se podrán hacer los diversos tipos de instalación. Por lo que en mundo duchas os recomendamos que hagáis prueba de la capacidad del desagüe colocando la válvula del plato de ducha como si ya estuviera instalado y ver en cuál altura el agua fluye correctamente.

Ahora pasemos a las opciones que tenéis:

  • Empotrada a ras del suelo
  • Instalación sobre el suelo
  • Sobre una base elevada del suelo

Pasos para instalar el plato:

platos de ducha

  • La base debe estar totalmente seca, aseguraos de limpiarla bien.
  • La base tiene que ser de mortero, por lo menos en la parte superior del plato de ducha, si lo colocáis de arena solamente, puede ceder o comprimirse.
  • El cemento rápido ayuda mucho si queréis una instalación rápida y dejar el hueco mínimo para colocar la válvula y el canal de la tubería de desagüe.

Instalación del desagüe (detalles finales):

Una vez tengáis ya todo instalado (desagüe incluido), tenéis que comprobar que el agua circula bien y que no hay derrames en ningún lado, en MundoDuchas.es recomendamos 100% el PVC flexible para esta instalación.

Podéis comprobar que ningún elemento sobresalga de la base, puesto que cualquier detalle podría causar deformaciones en el plato. En especial si se trata de la válvula, cuidaos de esto. Una herramienta que no falta en las reformas, es la cinta impermeabilizante, que podéis colocar en cada anclaje, recordaos de NO usar cemento cola para esto.

Una vez culminéis la obra, debéis tomar en cuenta la limpieza del área y estar alertas a los materiales de cemento, cola y demás que pudiesen corroer las paredes y dañar el plato, limpiar bien con una esponja al momento en que se manche, bastará.

Si deseáis mayor información al respecto, siempre nos encontramos a la espera de vuestros comentarios y solicitudes a través de nuestros teléfonos 910 327 836 y 629 019 943 o en nuestro correo info@mundoduchas.es, ¡Hacemos realidad todo lo que imaginéis en el mundo de las reformas!

  1. Seguridad y prevención: No hay duda que los platos de ducha actuales son una estupenda opción totalmente segura que te ayudarán a prevenir accidentes. Una bañera tiene una superficie resbaladiza lo cual es un auténtico peligro.
  1.  Acceso y movilidad: Los platos de ducha son ideales para personas mayores o con movilidad reducida porque es más cómodo para entrar y salir. Puedes además colocar un asiento en el interior de la ducha.
  2.  Presupuesto y precio: Por supuesto el presupuesto es un factor imprescindible a la hora de decidirse por una u otra opción. Los platos de ducha son más baratos que las bañeras y esto es otra buena razón para cambiar la bañera por un plato de ducha.
  3.  Diseño y confort: Hay un amplio abanico de posibilidades de diseño de mamparas y platos de ducha. Los modelos de ahora son actuales y vanguardistas.
  1.  Ahorro: Una de los principales razones para decidirse por instalar un plato de ducha es por el ahorro de agua. La bañera consume muchos más litros de agua/gas que se reflejan en tu factura.
  1.  Limpieza: Los platos de ducha son fáciles y cómodos de limpiar a diferencia de las bañeras, además debemos admitir que las bañeras acumulan muchos más gérmenes y bacterias que un plato de ducha. También hay platos de ducha con tratamiento antibacterial.
  2.  Consumo: Llenar la bañera supone un gasto de 150 a 250 litros de agua, a diferencia de los platos de ducha que consumen 50 a 100 litros.
  3.  Tiempo: El uso que le vamos a dar es importante. ¿Cuántas veces nos damos un baño en lugar de una ducha? En el mayor de los casos son muy pocas ocasiones. Lo más habitual es darse una ducha.
  4.  Espacio: El plato de ducha permite aprovechar el espacio del cuarto de baño al máximo. Ofrece más amplitud para poner un mueble de baño o un bidé. Ocupan mucho menos espacio que una bañera.
  5.  Espacio: Con un plato de ducha instalado en tu cuarto de baño tienes muchas posibilidades asociadas a terapias como el hidromasaje, cromoterapia, contrastes, etc. con capacidad de estimular el cuerpo e incidir en el estado de ánimo y bienestar de las personas.

 


Artículos relacionados


Publicado por el 23 Jul, 2018 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales