¿Cómo ser un buen líder para tu equipo de trabajo?



Actualmente es más común escuchar la palabra líder en lugar de jefe, y es que con las nuevas generaciones y los cambios en las maneras de pensar, los equipos de trabajo están buscando a alguien a quien admirar por el esfuerzo y entusiasmo que imprime en sus actividades laborales, y no a alguien que sólo sea la voz del poder que da órdenes sin tener en cuenta nada más.
Por eso a continuación te presentamos algunos puntos importantes que todo líder comparte y que puedes seguir para logra ser un ejemplo:
1.- Ten una visión y trabaja en ella: aprende a diferenciar entre un sueño y una visión, sin duda los sueños son muy buenos motivadores pero para lograrlos debes plantearlos como metas con fechas claras y una planeación, así podrás encaminar tus esfuerzos en una visión. Asegúrate también de que sea realista, si no es así puedes volver a plantearla en objetivo más alcanzables y conforme los vayas cumpliendo ir creciéndolos poco a poco.
2.- Nunca dejes de aprender: todo buen líder tiene como hábito el constante aprendizaje. Sabemos que las actividades cotidianas pueden quitarnos mucho tiempo o en ocasiones dejarnos tan cansados que no queremos hacer nada más, pero por eso es importante administrar bien nuestros tiempos y esforzarnos en seguir capacitándonos, el conocimiento será siempre nuestro valor más preciado. También debes aplicar esto con tu equipo, organiza una capacitación empresarial constante y motívalos a siempre buscar aprender algo nuevo.
3.- Valora tu tiempo y el de tu equipo: uno de los recursos más valorados siempre será el tiempo, porque no es algo que se pueda recuperar, por ello es recomendable realizar una lista de cosas que debes realizar durante el día para que puedas organizar tu tiempo sin descuidar tus responsabilidades. Lo mismo puedes aplicar para tus colaboradores, recuerda que todos son personas y tienen actividades que realizar cuando terminan su día laboral, por lo que es muy importante que siempre seas respetuoso de su tiempo.
4.- Establece prioridades: en ocasiones nos llenamos de actividades que si analizamos bien no tienen un impacto en el cumplimiento de los objetivos, aunque también hay algunas que serán vitales para realizarlos y están aquellas que no habíamos previsto pero deben realizarse de inmediato. Para evitar la pérdida de tiempo es recomendable clasificar las actividades en importante, urgente, no importante y no urgente, de esta manera podrás priorizarlas e incluso desechar aquellas que no tengan una aportación mayor. Además a tu equipo le será de gran ayuda tener una visión clara de qué es lo que esperas de ellos.
5.- Aprende a comunicar: esta habilidad es básica en cualquier líder, debes aprender a compartir la información con tu equipo tanto aquella que se refiere a la empresa hasta cualquier detalle que pueda ayudarlos en el cumplimiento de objetivos y que los ayude a resolver los problemas. Al compartir información estarás haciéndolos parte del negocio, tendrán mayor sentido de pertenencia y estarán motivado. Te recomendamos organizar sesiones de teambuilding para que puedan desarrollar sus habilidades de equipo y cuando tengan la información que necesitan o se presente algún inconveniente sepan cómo actuar.
6.- Asume las consecuencias de tus decisiones: uno de los retos más importantes que enfrentan los líderes es la toma de decisiones, es cierto que nadie tiene las respuestas correctas y que muchas veces podemos equivocarnos pero si tomas una decisión informada y oportuna las probabilidades de errar serán menores. No hay nada más frustrante que ver cómo alguien decide sin saber del tema o peor aún que nunca haya respuesta ante una problemática. Te recomendamos que realices un análisis de fortalezas y debilidades como el formato FODA y tener así una visión más completa que te ayude a decidir.
7.- Reconoce a tu equipo de trabajo: cuando tus colaboradores realicen alguna tarea de manera exitosa reconoce su esfuerzo, eso además de hacerlos sentir mejor y darles más confianza, los impulsará a continuar por ese camino. No todas las personas son iguales por lo que debes estar muy atento al desarrollo y cumplimiento de metas de cada uno, habrá a quienes se les dificulte más pero a ellos son los que deberás agradecer y reconocer cuando lo hagan bien porque podrán identificar qué es lo que esperas de ellos y mejorarán más.
8.- Acepta tus errores: es normal que en ocasiones tomemos decisiones erróneas que nos lleven a cometer errores, de ser el caso lo primero que debes hacer es aceptarlo, disculparte y corregirlo para lograr el objetivo que no se logró cumplir. Mostrar humildad al reconocer que no somos perfectos hará que tu equipo te vea como un ser humano con virtudes y defectos.
9.- Apoya a tu equipo: si de verdad quieres ser un buen líder debes aprender a crear otro líder, motiva a tus colaboradores para que ellos también se sumen a la misma cultura laboral, se sentirán muy agradecidos, motivados y sobre todo estarás ayudando a crear una mejor cultura.
10.- No pierdas el buen humor: no significa que debas aprenderte una rutina de chistes cada mañana, se trata de la actitud que tienes hacia la vida y cómo enfrentas los problemas, siempre ve lo positivo de las cosas y no desgastes tu energía en pensamientos negativos.


Artículos relacionados


Publicado por el 21 Jun, 2017 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales