Contratistas de fútbol, una profesión en ascenso



Con numerosos nombres, representantes, intermediarios, agentes, entre otros se identificado a aquellos y aquellas que se dedican como forma de vida a garantizar que los acuerdos y contratos entre jugadores, clubes y asociaciones se lleven a cabo en un clima de mayor respeto y claridad para las partes interesadas en que el espectáculo del fútbol obtenga beneficios para todos.

Esta profesión que se hacía con elementos rudimentarios cuenta hoy con todos lo adelantos tanto de la tecnología como de la gerencia deportiva para alcanzar que a través de la formación e investigación permanente se logre en primer lugar que labor de contacto con los jugadores, con otros contratistas y las sociedades anónimas del ramo se realice de la mejor forma.

Tanto se ha complejizado esta profesión que en la actualidad cada día son más escasos el contratista independiente, multiplicándose la conformación de agencias con múltiples socios y contratistas que de manera global sus clientes están repartidos en buena parte del orbe, razón por las que son consideradas corporaciones por la cantidad de intereses y capital que manejan.

La formación necesaria

Para ese cometido inclusive ya se cuenta con empresas especializadas que ofrecen cursos y talleres básicos, medio o avanzados, de acuerdo a las características del participante con la finalidad que adquiera el conjunto de destrezas y saberes imprescindibles para asumir la responsabilidad que conlleva integrarse en el cada día más complejo mundo del fútbol moderno.

Estos seminarios contienen temas como el perfil profesional requerido por todo contratista de fútbol, las orientaciones estratégicas sobre la manera en que se puede y debe establecer los vínculos con los jugadores, clubes y asociaciones, así como todos aquellos aspectos referidos a materias como los componentes legales, tributarios y financieros involucrados.

Un aspirante a contratista que no posea algunas cualidades personales y actitudes en medio de un medio tan competitivo como el de las agencias de representación en el fútbol escasamente podrá progresar en ese espacio, y en algunos casos puede perjudicar al cliente más que apoyarlo, razón por la cual se hace oportuno el aprendizaje de estas habilidades relacionales.

Los temas contables son importantes sobre todo luego de la aparición de juicios contra figuras relevantes del balompié internacional a quienes se le acusa de defraudar impuestos sobre todo en Europa, y es que sin pretender servir de excusas los niveles de ingreso económico producto de los contratos y la publicidad ameritan cada vez más atención de parte de expertos en el área.

Otros puntos importantes abordados en estas jornadas son los que remiten la preparación profesional al manejo adecuado del derecho de imagen o la actuación ante la Cámara de resolución de conflictos, mecanismo ante el cual se presentan cualquiera de los reclamos o demandas que los clientes bajo resguardo de cada contratista sean consideradas como justas.

En un mundo donde toda actividad del ser humano puede ser difundida por las plataformas digitalizadas y aprovechada de manera positiva o negativa para patrocinar los más diversos productos y servicios, así como promover igual rango de valores y causas deportivas o extradeportivas, el manejo de la imagen constituye un aspecto esencial.

Es natural que entre los diferentes actores aparezcan desacuerdos sobre la forma como se está llevando a cabo las decisiones sobre un determinado jugador, el desempeño de un equipo o club o las prácticas gerenciales de una asociación anónima deportiva, el papel del agente del fútbol es actuar con la mayor inteligencia en estos escenarios propiciando el entendimiento siempre.

Algunas orientaciones

El contratista del fútbol (ver aca) debe tener en cuenta algunas consideraciones a la hora de abordar la gran responsabilidad que es propia de su labor diaria, la primera de ellas es la de respetar en todo momento el punto que tanto como él los otros actores involucrados tiene derechos garantizados más cuando se está delimitado bajo las condiciones establecidas en un contrato entre partes.

Es por eso que como regla de todo profesional en el área se impone regirse en todo relacionamiento por los criterios de la verdad, claridad y pensamiento objetivo sobre la situación de los clientes y posibilidades concretas de beneficios en el campo de los acuerdos, y así lograr proteger sus intereses intermediando entre la ley la justicia necesaria.

Para lo anterior es necesario por un lado conocer y cumplir con todas las normativas vigentes de la FIFA, confederaciones, federaciones y asociaciones, además de instruir al cliente de lo principal de su contenido y de la conveniencia de acatarlas para evitar cualquier infracción involuntaria que conlleve a sanción disciplinaria o peor aún a la pérdida de derechos o beneficios alcanzados.

En relación a las previsiones que es imprescindible mantener, la primera de ellas es una contabilidad actualizada de sus activos, más cuando sobre sus hombros en muchas ocasiones recae la administración de cuantiosas sumas de dinero producto de sus gestiones de contratación al servicio de sus clientes, siendo este un punto de especial delicadeza profesional.

Para ello es importante llevar un estricto control de los libros, así como un manejo diáfano de las cuentas bancarias y otros instrumentos financieros bajo su responsabilidad directa ya que en cualquier momento debe estar dispuesto a presentar estos recaudos a una investigación de las autoridades federativas o públicas, inclusive sobre sus honorarios, gastos e inversiones.

En resumen todo contratista de fútbol para poder garantizar el óptimo desempeño en su campo profesional debe poseer un alto grado de conciencia que le permita actuar con dignidad atendiendo a valores y principios que le faciliten tanto a él como a sus clientes, socios y tercera personas consolidar un considerable nivel de confianza de su actuación en general.

Un punto controversial

Si algo hay en lo que estar claros a la hora de asumir la tarea de contratista de fútbol es que este mundo corporativo posee sus propias leyes y que a pesar de lo complicado de las situaciones planteadas entre actores de acuerdo y contratos suscritos entre partes es que en ningún caso la querella o demanda a presentar debe trascender las instancias del mismo sistema federativo.

La prohibición expresa de acudir a tribunales ordinarios para dirimir controversias quizá constituye el lineamiento más controversial de todo el conjunto de exigencias a la actuación de este campo profesional por parte de la FIFA, pero hasta el momento se ha convertido en un precepto a cumplir de forma obligatoria si se pretende seguir este proyecto de vida.


Artículos relacionados


Publicado por el 25 Mar, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales