De ti depende ¿esperar o hacer?



Esta vez vamos a comenzar este artículo con unas preguntas, para que cada persona que lea estas líneas, las responda. ¿Cuántas veces hemos dejado un sueño atrás? ¿Cuántas veces hemos esperado pacientemente el momento de tener suficiente dinero para invertirlo en un deseo? ¿Cuántas veces no hemos dado al tiempo el valor que se merece? ¿Cuántas veces hemos renunciado? ¿Cuántas veces hemos dejado de hacer caso a, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy?

Tomen el tiempo que necesiten para responder a cada una de las preguntas, y después, se pregunten el porqué han empleado su tiempo en esperar y no en hacer.

Una vez que tengan respuesta para su pregunta, ¿cuál va a ser su decisión? 

Puede que decidan seguir como estaban, porque confían en que cada vez está más cerca el momento de reunir el dinero que necesitan para comprar un sueño, un deseo, una necesidad. Su sueño de viajar a la India, el deseo de comprarse un coche o la necesidad de una cita con el dentista para comenzar con el proceso de implantología que le recomendaron en su día.

O puede ser que hayan caído en la cuenta del valor del tiempo, un valor que no se puede comprar ni con los ahorros que tenemos, ni solicitando unos préstamos personales. Un tiempo que nunca vuelve, no se recupera.

Cuando una persona decide solicitar préstamos rápidos sin papeles, es porque se ha dado cuenta que ha dejado pasar el tiempo demasiado tiempo, valga la redundancia, y pretende conseguir de forma urgente e inmediata, esos créditos rápidos online que cumplan su sueño, permitan su deseo o resuelvan su necesidad.

En el momento en que una persona pide un préstamo o un crédito, intenta por todos los medios, una devolución parcial o total del mismo, antes de plazo para evitar el coste de los intereses. Entonces, ¿por qué no hacemos lo mismo con el tiempo? podemos, simplemente, acortar el plazo de tiempo de espera, y hacer que ese dinero que nos aleja de lo que pretendemos, lo tengamos disponible en nuestras manos para lo que sea que deseamos, soñamos o necesitamos.

El tiempo, ese tiempo que usamos para cumplir obligaciones y responsabilidades, para desempeñar nuestro trabajo; ese tiempo que aprovechamos para compartir con la familia, los amigos; ese tiempo que decidimos emplear para una actividad deportiva que nos apasiona, o que nos mantiene en forma; el tiempo que empleamos con gusto en amar y ser amados; el tiempo que nos permite descansar; o el tiempo para jugar, divertirnos, sin más pretensiones… el tiempo que, aunque en algunos momentos desearíamos que parase o marchase lento, y en otros, daríamos lo que fuera, para que corriera muy rápido, marcha a una velocidad constante, más allá de nuestros deseos de pararlo o acelerarlo. Marcha impasible, a un ritmo milimétrico, sin pausa, ni prisa.

Nos serviremos de una máxima en latín que dice: «Carpe diem, quam minimum credula postero» su traducción sería «Aprovecha el momento y no confíes en el mañana». Como hemos podido comprobar, esta máxima viene como anillo al dedo a lo que hemos comentado al principio de estas líneas; si confiamos en que mañana habremos logrado reunir el dinero que necesitamos, estamos depositando una confianza en un futuro incierto y dejando de aprovechar el hoy, el ahora, que es, en definitiva, lo que cuenta. 

Estamos en presente, las acciones en el futuro están por ver, hagamos presente lo que deseamos, soñamos y necesitamos. 

Tomamos acción entonces, buscamos un comparador de créditos, elegimos el que mejor se adapta a nuestra situación financiera y personal; comprobamos el total que vamos a tener que desembolsar a la finalización del plazo de reembolso, utilizando un simulador de préstamos que nos dice, desde el primer momento, el total a pagar, ni un céntimo de más ni un céntimo de menos. Una vez que sepamos lo que vamos a tener que reembolsar a la entidad financiera por la contratación de un crédito rápido o un préstamos personal, entrará en acción la calculadora mental, nuestra materia gris, gracias a la cual, sabremos si podemos hacernos cargo de dicho préstamo.

Si, con los pies en el suelo y la mente fría, hemos llegado a la conclusión de que no vamos a tener problemas con la solicitud del crédito o préstamo online, lo siguiente es pasar a su contratación y, una vez aceptada, dispondremos del efectivo que nos permite soñar, desear y cumplir.

No se olviden de otra frase muy popular perteneciente a la obra «La vida es sueño» del ilustre escritor Calderón de la Barca: Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son»; Una obra que trata dos temas esenciales, el libre albedrío frente a la predestinación y los sueños frente a la realidad.

Tras lo expuesto, cada persona tomará su decisión, esperar o hacer.


Artículos relacionados

  • ¿Qué son las neuronas espejo?
    La principal característica de las neuronas espejo es reproducir en nuestro cerebro las acciones observadas otras persoans, llegando a hacer propias las emociones y sensaciones de terceras persona...
  • 6 importantes beneficios del esmalte de ajo
    Desde hace muchos años la apariencia y el aspecto físico han sido aspectos sumamente importantes para la gran mayoría de las personas gracias a que una buena imagen les permite causar una mejor im...
  • Invertir en oro
    Información importante sobre realizar inversiones en oro. El oro como inversión a la larga Esos que invierten dinero en oro son pensadores a la larga, esto quiere decir por lo menos en décad...
  • Desarrollo Web – Programación Web
    CONTAMOS CON PROFESIONALISMO Y GARANTÍA DE EXPERIENCIA. MÁS DE 1200 SITIOS WEB A CLIENTES PROPIOS DESARROLLADOS CON PANEL DE ADMINISTRACIÓN Realizamos desarrollo web y Programación Web en ...
  • Vías para conseguir financiación
    Las pequeñas, medianas y grandes empresas necesitan financiación para el desarrollo y expansión de la actividad empresarial o profesional.  Partiendo de este hecho obvio, la pregunta que n...

Publicado por el 14 Ene, 2020 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales