Distintos tipos de préstamos a los que se puede acceder actualmente



Los préstamos son operaciones financieras, a través de las cuales un prestamista, entidad financiera o persona particular, otorga una cierta cantidad de dinero al prestatario,persona física o jurídica que solicita el préstamo. El monto total del préstamo se entrega una vez aprobada la solicitud , con la condición de que el prestatario devuelva dicha cantidad, más los intereses acordados, en un plazo de tiempo determinado.

La devolución del dinero prestado o amortización, se realiza generalmente mediante el pago de cuotas fijas mensuales, trimestrales, etc, a lo largo del plazo establecido, lo que indica que este tipo de operaciones financieras tiene una vida determinada, dentro de cada una de las cuotas se cancela el monto correspondiente al capital más los intereses.

Este instrumento financiero se ha convertido en una opción muy atractiva para muchas personas, gracias a que se puede solicitar en cualquier momento y existe una gran variedad de tipos de préstamos a los que se puede acceder con bastante facilidad, incluso se pueden encontrar modalidades de préstamos rápidos que permiten obtener cierta cantidad de dinero para cubrir una emergencia.

Un préstamo puede solicitarse por diversas razones como adquirir una vivienda, un auto o cualquier otro tipo de bien, realizar viajes , invertir en un negocio o en la formación académica, también son un medio ideal para disponer del dinero necesario para solventar diversas situaciones que se presentan como la necesidad de cubrir los costos de un tratamiento médico o una reparación de la casa o del auto.

En el mercado financiero actual podemos encontrar distintos tipos de préstamos, productos ágiles que son ofrecidos por bancos y otras instituciones financieras , para acceder a ellos se deben cumplir ciertos requisitos, algunos de ellos son básicos para cualquier tipo de préstamo y otros son fijados de acuerdo a las normas de cada institución. Entre los tipos de préstamos más importantes del sistema financiero actual encontramos:

Préstamos personales y para el consumo

Estos productos crediticios se conocen como préstamos personales, ya que por lo general no se exige una garantía específica como respaldo, debido a ello las tasas de interés tienden a ser más altas, no obstante tienen como garantía los bienes presentes y futuros del prestatario , ya que si éste no paga puede ser objeto de un embargo.

Los solicitantes pueden obtener una cantidad de dinero determinada con un préstamo personal de una institución prestamista, que puede ser un banco, una empresa de servicios financieros, una administradora de créditos o una Cooperativa de Intermediación Financiera, la cantidad prestada más los intereses que genera por el plazo en que fue otorgada, deben ser pagados en cuotas semanales, quincenales o mensuales por quien accede al préstamo.

Actualmente podemos encontrar una gran variedad de préstamos personales y al consumo, entre los más populares encontramos:

Préstamos rápidos

Este tipo de préstamo personal se conoce también como crédito exprés, minicrédito o crédito al instante, por lo general es un producto ofrecido por entidades financieras que otorgan montos no muy altos, con plazos cortos de devolución, los intereses de este tipo de préstamos son por lo general muy altos, debido al nivel de riesgo que suponen para la entidad prestamista .

Los préstamos rápidos se solicitan generalmente vía online o por teléfono y se accede a ellos para obtener la liquidez necesaria para cubrir una necesidad o urgencia, las solicitudes se evalúan en corto tiempo y los solicitantes pueden disponer del dinero que necesitan.

Préstamos con descuento por nómina

Este tipo de créditos se ha popularizado mucho gracias a sus facilidades de pago y los mínimos requisitos exigidos para obtenerlo, la garantía del préstamo es el descuento semanal, quincenal o mensual que se hace directamente del sueldo del trabajador, lo que minimiza cualquier riesgo de impago.

Estos préstamos se pueden solicitar en el banco que maneja la nómina de empresa donde labora el solicitante o través de empresas crediticias que ofrecen este tipo de producto, para ello llegan a un acuerdo con las empresas para que autoricen el descuento del sueldo del trabajador que accede a un préstamo.

Préstamos P2P

Los préstamos P2P o Peer to Peer(persona a persona), son una modalidad que se ha popularizado, los prestamistas son inversores de determinadas plataformas que ponen a disposición su capital para otorgar préstamos personales; los préstamos P2P muchas veces no exigen garantía y los requisitos para obtenerlos son muy sencillos.

Existen diversas modalidades de préstamos entre particulares, en cada una de ellas varía el monto del interés y la garantía exigida.

Préstamos personales informales

Esta modalidad es utilizada generalmente por personas no bancarizadas que acceden a préstamos otorgados por prestamistas particulares, quienes disponen del capital necesario para realizar préstamos pequeños por lo general las tasas de interés de este tipo de préstamo tiende a ser muy alta, debido que son de alto riesgo, ya que no se solicitan requisitos como historial crediticio o poseer propiedades.

En muchos casos quienes otorgan este tipo de préstamos son personas honestas que se dedican a este oficio como una forma de vida, sin embargo también hay quienes ven en esta modalidad la oportunidad de obtener grandes ganancias gracias a la usura.

Préstamos hipotecarios

Este tipo de préstamos se otorgan con la finalidad de que el solicitante adquiera una vivienda, son de larga duración , ya que los montos que se otorgan son altos. Al obtenerlos una familia se compromete a pagar una cuota mensual durante varios años, incluso pueden incluirse cuotas especiales; el bien adquirido queda hipotecado a favor del banco o la institución financiera hasta tanto no se pague totalmente.

Los préstamos hipotecarios se han convertido en una de las principales opciones que tienen las familias para lograr una vivienda propia, incluso las políticas gubernamentales favorecen este tipo de programas otorgando algunos subsidios que permiten bajar los intereses, o incluso el monto inicial que deben tener las familias para acceder al préstamo hipotecario.

Es importante considerar que al acceder a un crédito hipotecario el bien inmueble queda hipotecado como garantía de pago, por lo que si no se pagan las cuotas, el banco o institución financiera pueden actuar legalmente para cobrar la deuda a través de la venta del bien hipotecado o de un remate judicial.


Artículos relacionados


Publicado por el 27 Ago, 2020 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales