El Papa Francisco «recomienda» no leer el libro: «La Ciudad Negra»



http://www.12minutos.com/592728b49cdcf/el-papa-francisco-recomienda-a-los-fieles-catolicos-no-leer-el-libro-titulado-la-ciudad-negra.html

El Papa Francisco “recomienda” a los fieles católicos no leer el libro/novela titulado “La Ciudad Negra”, por considerar que difama a la Iglesia Católica.
Sorprende la noticia por venir esta “recomendación” precisamente de este Papa, Francesco, considerado de mente abierta y dispuesto a sacar a la luz y limpiar (o eso parece) los muchos trapos sucios que se esconden bajo el manto sagrado de la Iglesia, aunque según algunas informaciones salidas del propio Vaticano, el Papa Francisco se ha visto obligado a ello para contentar al sector más conservador de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que consideran que es moralmente inaceptable para todo católico contribuir a difundir, voluntaria o involuntariamente, los hechos que se cuentan, con todo detalle, en ese libro, donde quedan de manifiesto los actos de pederastia, abortos y sexo escondido que se practica dentro de un importante Complejo Eclesiástico Diocesano, conocido popularmente como: “La Ciudad Negra”.
Aunque el Index Librorum Prohibitorum —índice de libros prohibidos por la Iglesia— quedó enterrado por el Papa Pablo VI mediante una notificación de 14 de junio de 19667 en la que se anunció que no habría nuevas ediciones, al parecer existe una tendencia dentro del Vaticano que pretende reactivarlo por considerar que sigue siendo moralmente vinculante, a la luz de las exigencias de la ley natural, en la medida en que advierte a la conciencia de los cristianos de que esté en guardia frente a aquellos escritos que pueden poner en peligro la fe y la moral católica.
¿Estaremos volviendo a esos tiempos pasados en los que los papas, obispos y clérigos decían lo que se podía leer o ver, bajo pena de excomunión? Malos aires corren dentro de la Iglesia Católica cuando un Papa, considerado progresista, se ve obligado a ceder, en estas sensibles cuestiones, ente la parte más conservadora y reaccionaria del Vaticano.

El Papa Francisco “recomienda” a los fieles católicos no leer el libro/novela titulado “La Ciudad Negra”, por considerar que difama a la Iglesia Católica.
Sorprende la noticia por venir esta “recomendación” precisamente de este Papa, Francesco, considerado de mente abierta y dispuesto a sacar a la luz y limpiar (o eso parece) los muchos trapos sucios que se esconden bajo el manto sagrado de la Iglesia, aunque según algunas informaciones salidas del propio Vaticano, el Papa Francisco se ha visto obligado a ello para contentar al sector más conservador de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que consideran que es moralmente inaceptable para todo católico contribuir a difundir, voluntaria o involuntariamente, los hechos que se cuentan, con todo detalle, en ese libro, donde quedan de manifiesto los actos de pederastia, abortos y sexo escondido que se practica dentro de un importante Complejo Eclesiástico Diocesano, conocido popularmente como: “La Ciudad Negra”.
Aunque el Index Librorum Prohibitorum —índice de libros prohibidos por la Iglesia— quedó enterrado por el Papa Pablo VI mediante una notificación de 14 de junio de 19667 en la que se anunció que no habría nuevas ediciones, al parecer existe una tendencia dentro del Vaticano que pretende reactivarlo por considerar que sigue siendo moralmente vinculante, a la luz de las exigencias de la ley natural, en la medida en que advierte a la conciencia de los cristianos de que esté en guardia frente a aquellos escritos que pueden poner en peligro la fe y la moral católica.
¿Estaremos volviendo a esos tiempos pasados en los que los papas, obispos y clérigos decían lo que se podía leer o ver, bajo pena de excomunión? Malos aires corren dentro de la Iglesia Católica cuando un Papa, considerado progresista, se ve obligado a ceder, en estas sensibles cuestiones, ente la parte más conservadora y reaccionaria del Vaticano.

El Papa Francisco “recomienda” a los fieles católicos no leer el libro/novela titulado “La Ciudad Negra”, por considerar que difama a la Iglesia Católica.
Sorprende la noticia por venir esta “recomendación” precisamente de este Papa, Francesco, considerado de mente abierta y dispuesto a sacar a la luz y limpiar (o eso parece) los muchos trapos sucios que se esconden bajo el manto sagrado de la Iglesia, aunque según algunas informaciones salidas del propio Vaticano, el Papa Francisco se ha visto obligado a ello para contentar al sector más conservador de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que consideran que es moralmente inaceptable para todo católico contribuir a difundir, voluntaria o involuntariamente, los hechos que se cuentan, con todo detalle, en ese libro, donde quedan de manifiesto los actos de pederastia, abortos y sexo escondido que se practica dentro de un importante Complejo Eclesiástico Diocesano, conocido popularmente como: “La Ciudad Negra”.
Aunque el Index Librorum Prohibitorum —índice de libros prohibidos por la Iglesia— quedó enterrado por el Papa Pablo VI mediante una notificación de 14 de junio de 19667 en la que se anunció que no habría nuevas ediciones, al parecer existe una tendencia dentro del Vaticano que pretende reactivarlo por considerar que sigue siendo moralmente vinculante, a la luz de las exigencias de la ley natural, en la medida en que advierte a la conciencia de los cristianos de que esté en guardia frente a aquellos escritos que pueden poner en peligro la fe y la moral católica.
¿Estaremos volviendo a esos tiempos pasados en los que los papas, obispos y clérigos decían lo que se podía leer o ver, bajo pena de excomunión? Malos aires corren dentro de la Iglesia Católica cuando un Papa, considerado progresista, se ve obligado a ceder, en estas sensibles cuestiones, ente la parte más conservadora y reaccionaria del Vaticano.


Artículos relacionados


Publicado por el 27 May, 2017 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales