El Precio de la Ortodoncia



La ortodoncia es uno de esos tratamientos que todos queremos evitar desde pequeños pero que a veces se hace inevitable. El hecho de tener que llevar un aparato dental puesto en los dientes de forma permanente durante casi dos años (o más según el caso) no es del agrado de nadie, mucho menos si lo que toca es pagar el tratamiento, pues no es algo que sea demasiado barato, aunque eso sí, hay varias opciones de precios que hacen que el presupuesto final varíe exponencialmente.

En este artículo vamos a ver las razones que hacen que el precio de la ortodoncia sea tan diferente según el caso:

- El número de dientes a tratar mediante ortodoncia hace que el aparato y el caso en sí mismo sea más complejo o menos. A más complicado y mayor número de dientes, más caro.

- La dificultad del caso también hace que el precio aumente. En relación con el punto anterior, puede haber más o menos dientes en cuestión a tratar, pero tener unas posiciones más o menos complejas que alarguen o compliquen el tratamiento y con ello aumenten el precio de la ortodoncia.

- La clínica dental en cuestión es la que al final va a poner el precio del tratamiento, por lo que realmente por mucho que puedas leer por internet, hasta que no vayas a la clínica a preguntar no vas a poder estar seguro, ya que incluso el mismo caso puede variar de una clínica a otra incluso de una ciudad a otra. Aquí entra en juego la competencia que tengan, la fama de la clínica, si es franquicia o no, etc.

- La calidad del material utilizado para fabricar el aparato dental compuesto por los brackets y el arco metálico que los une también es un elemento en diferencial, ya que algunos dentistas optan por materiales más asequibles aunque de menor calidad mientras que otros prefieren utilizar productos y materiales de mejor calidad y con ello aumenta el precio. Es posible que al ser materiales de menor calidad duren menos y haya que reparar el aparato o los brackets más a menudo, por lo que al final la opción “barata” podría llegar a salir más cara. En cuestiones de salud es mejor no arriesgar para no complicar ni alargar las cosas.

- El tipo de ortodoncia es otro punto importantísimo que influirá en el precio, ya que en el mercado actual hay muchos tipos de ortodoncia, como veremos a continuación, y la elección de uno u otro hará que el rango de precios se sitúe más o menos alto.

Ahora bien, ¿Qué tipos de ortodoncia podemos encontrar? A continuación los tienes ordenados de más barato a más caro.

  • Ortodoncia de metal: Los brackets tradicionales. Sirven para todo lo que puede servir una ortodoncia pero son muy poco estéticos.
  • Ortodoncia Damon: Se trata de una clase de ortodoncia con brackets metálicos pero más pequeños y con un sistema de fijación a los brackets más sofisticados que las típicas gomas de los brackets tradicionales. Los brackets autoligables del sistema Damon agarran mejor los brackets, lo que hace que ejerzan mejor las fuerzas y no requieran tantas revisiones e incluso que el tratamiento se pueda acelerarse algunos meses gracias a este punto. Además ocupan menos espacio que los brackets tradicionales, por lo que son más cómodos y estéticos.
  • Ortodoncia de zafiro: Son un tipo de brackets más estéticos que los metálicos, como vimos en este post ya que son transparentes a la vista y pasan más desapercibidos. El tratamiento es sí mismo es igual que el tradicional, pero haciendo que el paciente pueda lucir una sonrisa más estética, ya que al enseñar los dientes ya sea hablando o riendo los demás no verán una “mancha” metálica en su dentadura, sino un sutil aparato que se mimetiza con los dientes.
  • Ortodoncia invisible: Se llama así porque no utiliza brackets, sino unas férulas transparentes que se encajan en los dientes y hacen que a simple vista no se vea la ortodoncia. Son muy cómodas porque se pueden poner y quitar para lavarse los dientes o comer, pero hay que estar pendiente de ponérselos siempre y en todo momento, ya que lógicamente mientras las férulas, conocidas como alineadores, no estén colocadas, la ortodoncia no está trabajando.
  • Ortodoncia lingual: Es la ortodoncia más cara. Los brackets linguales se llaman así porque están en contacto con la lengua, es decir se colocan en la cara interna de los dientes y eso hace que pasen inadvertidos. Suelen utilizarse brackets personalizados para cada diente en lugar de brackets estandarizados todos iguales.

Dicho todo esto, el punto clave para saber con certeza cuál es el precio que puede costar realizar tu tratamiento de ortodoncia es ir directamente a preguntar a tu dentista, ya que pueden ir desde los 1.200€ a los 7.000€ en por normal general teniendo en cuenta todos estos factores.


Artículos relacionados


Publicado por el 20 abr, 2017 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Compartir en las Redes Sociales