El problema de los derechos humanos en misiones militares



La comunidad Europea está estudiando endurecer más las normas de las empresas de seguridad privada además de restringir las tareas militares de combate.

En muchos casos, los ejércitos han sufrido cambios y algunas tareas han sido derivadas a empresas de seguridad privada. Pero debido a que la protección de civiles son tareas complicadas, además de delicadas, por lo que, la comisión europea ha decidido establecer unas reglas del juego más estrictas para impedir que las empresas privadas puedan intervenir en tareas de combate militar.

Al recortar el presupuesto destinado al ejército y aumentar las intervenciones internacionales, muchos países han optado por empresas privadas para proporcionar diferentes servicios de seguridad además de militares para las misiones en el extranjero. Pero debido a los incidentes sucedidos en el último tiempo se ha llegado a replantearse la intervención de dichas en empresas en procesos tan complejos como son las intervenciones militares en combate.

¿Qué tareas están realizando las empresas de seguridad? ¿Para qué se les contrata?

Ahora mismo estas empresas están realizando diversas tareas que van desde guardias de seguridad, armados, mantenimiento y operación de sistemas de armas, apoyo de combate, administración de prisiones e interrogatorios a inteligencia e investigación.

¿Pero qué problemas atañe? En muchos casos se les ha acusado de no respetar los derechos humanos o acusar a las víctimas, además de que el control por parte del gobierno es más difícil. Por lo que, en los países donde se desarrollan estas misiones, tienen mala consideración de estos servicios por parte de estas entidades, porque además no tienen los mismos procedimientos para la resolución de conflictos en el caso de que violasen los derechos humanos.

Por ello, la Unión Europea quiere establecer un procedimiento más estricto para contratar esas empresas y que solo se pueda hacer bajo la supervisión europea además de que estas no tenga antecedes así como restringir el uso de sus servicios en conflicto. Ya que, cada país tiene una legislación diferente y es necesario homogeneizar dichos conceptos.

Si quieres conocer más sobre el ejercicio, te recomendamos el master oficial seguridad y defensa, en modalidad online para poder compatibilizar con otras tareas.

La seguridad se ha convertido en los últimos años en una cuestión de gran relevancia. Confrontados con una profusión de peligros potenciales, que van desde el terrorismo a los virus informáticos, pasando por el fraude y el crimen organizado, muchos consideran que el mundo es un lugar cada vez más peligroso. Como consecuencia, se ha reforzado la atención prestada a la seguridad y ha aumentado fuertemente la demanda de bienes y servicios relacionados con esta materia, lo que ha generado un amplio y variado abanico de actividades económicas, tanto en la esfera gubernamental como en la empresarial. Es por ello que la especialización que ofertamos tiene, no sólo interés científico, sino que supone una demanda potencial nada despreciable.

El Máster en Seguridad y Defensa es la respuesta a la creciente necesidad de los Estados por la situación nacional e internacional, ante la nueva avalancha de peligros potenciales. Algunas de las salidas profesionales de este máster son: consultorías de asesoramiento en seguridad pasiva, en grandes empresas de transporte nacional e internacional, departamentos de Seguridad de grandes multinacionales, Administraciones e Instituciones Públicas y grandes empresas.

El Máster en Seguridad y Defensa es un título oficial de la Universidad Antonio de Nebrija, con carga lectiva de 60 ECTS, que estudiarás en modalidad online.

El Máster quiere dar respuesta a la creciente demanda de profesionales en el sector de la seguridad y defensa, dotando al alumno de una formación comprensiva que le permita analizar y actuar al frente de distintas situaciones y entornos.

La formación que procura el Máster responde a los retos y necesidades de las organizaciones, instituciones y empresas contemporáneas preocupadas en estas materias.

En la actualidad podríamos expresar, que el miedo es un sentimiento o una percepción subjetiva, depende de muchos factores y evidentemente de las vivencias de cada individuo.

El último (o uno de los últimos) informes de criminalidad del Ministerio del Interior, con fecha de septiembre del 2016, expone una tendencia a la baja de un 2,5% en los delitos leves, de un 2,5% en robos con violencia y así sucesivamente, exceptuando los homicidios y los robos en viviendas, que son las únicas tipologías penales que han aumentado, en concreto un 18,4% y 2,2% respectivamente. A pesar de los datos, que son relativamente buenos, el 90% de los ciudadanos aumentaría la seguridad del país.

La cultura del miedo es un término moderno asociado a los medios de comunicación y de masas.

Estos bombardeos de noticias construyen estereotipos y ayudan a que la población tenga temores, en muchos casos infundados. Sin obviar, que los medios de comunicación en tanto actores de importancia en el rol de transmisores de información, también construyen relatos dramáticos con alto contenido moral.

Aucal Business School, una Escuela de Negocios preocupada de la calidad en educación.

 

Visítanos y solicita información en www.aucal.edu

 

 


Artículos relacionados


Publicado por el 07 Jun, 2017 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales