VioPet, ayuda a víctimas de violencia y sus animales aumenta su actividad



AUMENTA LA VIOLENCIA DURANTE EL CONFINAMIENTO

El confinamiento aumenta la violencia familiar,también hacia los animales, como miembros de la familia.

¿A quién consideras ‘tu familia’? Esa es la pregunta que cada vez más personas se hacen cuando ni los protocolos ni la Administración consideran la protección de una parte de los miembros del hogar. El Ministerio de Igualdad, tras la aprobación del Real Decreto 463/2020 el pasado 14 de marzo por el que se declaraba el estado de alarma para la gestión de la situación de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, impulsó un Plan de Contingencia contra la violencia de género ante esta situación de emergencia. El Plan de Contingencia desarrollaba una serie de medidas de carácter estratégico y operativo para ayudar a prevenir, controlar y minimizar las posibles consecuencias negativas en las vidas de muchas víctimas de violencia de género a raíz de las medidas de confinamiento. Como medida pionera en todo el mundo, se incorporó desde la Dirección General de Derechos de los Animales y el Programa VioPet, un teléfono para las mujeres víctimas de violencia que no tienen dónde dejar a su animal si deben entrar en un recurso (+34 673 76 53 30). Tal como se preveía, la violencia de pareja e intrafamiliar ha aumentado con el confinamiento. Las llamadas al 016 aumentan un 12,43% y las consultas online un 269,57% del 14 al 29 de marzo en relación al mismo periodo del año anterior, mientras el servicio de atención vía Whatsapp recibe un total de 168 consultas pertinentes del 21 al 29 de marzo. Entre el 1 y el 15 de abril el 016 recibió un total de 4.042 llamadas pertinentes, lo que suponen 1.298 más en 2020 con respecto 2019 y las consultas online aumentaron un 650%, sumando un total de 150, 130 más que el mismo periodo el año anterior.
En Argentina, Canadá, Francia, Alemania, España, el Reino Unido y los Estados Unidos, las autoridades gubernamentales, activistas por los derechos de las mujeres y los agentes de la sociedad civil han señalado los crecientes informes de violencia doméstica durante la crisis, y han aumentado la demanda. para refugio de emergencia. Las líneas de ayuda en Singapur y Chipre han registrado un aumento de llamadas en más del 30 por ciento. En Australia, el 40 por ciento de los trabajadores de primera línea en una encuesta de Nueva Gales del Sur informó un aumento en las solicitudes de ayuda con violencia que aumentaba en intensidad.

Viopet es un programa coordinado por el Observatorio de Violencia Hacia los Animales, la Dirección General de Derechos de los Animales, y partner del estadounidense SAF-T que acoge temporal o definitivamente a los animales domésticos de víctimas de la violencia familiar.
En muchas ocasiones, los animales que conviven en un hogar violento son utilizados como herramienta de amenaza y/o coacción por parte del victimario contra la víctima. El animal se convierte en objeto de venganza o control sobre la pareja, hijos u otros personas del entorno familiar. Por este motivo, en el caso de la violencia de género, la víctima retrasa su marcha del hogar o la solicitud de ayuda por miedo a las represalias que pueda sufrir el animal. Incluso, se niegan a ir a casas de acogida para mujeres ya que no se permite la entrada de animales. Hay que tener en cuenta que el animal suele ser un importante apoyo emocional para a la víctima y no quieren separarse de él.

Varios estudios, recogidos por el Observatorio de Violencia Hacia los Animales, muestran una conexión entre la violencia machista y el maltrato animal. De hecho, estas investigaciones señalan que alrededor de un 80% de las mujeres y del 70% de los menores maltratados, refieren que los han amenazado con matar, o han matado a sus animales de compañía.

Por otro lado, VIOPET (proyecto que acoge animales víctimas de violencia de género), señala que entre el 25% y el 54% de las mujeres víctimas de maltrato no son capaces de dejar una situación de violencia a causa de la preocupación por los animales con los que conviven. Como señala su slogan:  «Nadie debería escoger entre su seguridad y la de su animal». »

«En episodios de violencia machista –indica la doctora Núria Querol, de Observatorio de Violencia Hacia los Animales (OVHA)– es habitual que el maltratador haga daño a los animales para causar más dolor a la perjudicada». Hay documentados malos tratos en los que el agresor ha dañado, dejado sin comer, agredido sexualmente o ahogado con sus propias manos a los animales con los que convive la familia. Muchas veces delante de la propia mujer o de sus hijos, para hacerles sufrir más. Si bien el interés del animal y su sufrimiento no es relevante para las actuales leyes, al menos debiera serlo como indicativo para la prevención de la violencia machista.

«Desde los años 90 empezamos a recoger estadísticas relativas al maltrato a los animales en mujeres víctimas de violencia machista. En Estados Unidos, las cifras arrojan una correlación con el maltrato a animales de entre el 71 y el 86% de los casos. En España, en una muestra de 54 mujeres, obtuvimos que el 94% de ellas reflejaba algún tipo de maltrato al animal por parte de su agresor», explica esta médica, que además es consultora del FBI para este tipo de casos.

VioPet está atendiendo hasta 2-3 casos de estas características, con gran alivio por parte de la víctima y con el apoyo crucial de sus voluntarias y casas de acogida. Por otro lado, desde la Dirección General de Derechos de los Animales, en coordinación con VioPet, han habilitado un teléfono de atención para gestionar espacios seguros para los animales en casos de violencia de género, el número 673765330. La guía completa se encuentra en la web del Ministerio de Igualdad.


Artículos relacionados


Publicado por el 18 Abr, 2020 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales