En el tercer trimestre hubo un aumento del 9,4% en departamentos



Si bien se visibiliza un importante aumento de precios para la compra de departamentos en la Capital porteña, dicha cifra representa una desaceleración respecto al trimestre previo, donde se registró un aumento del 14,6%. En efecto, según la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los precios en dólares de los departamentos subieron un 9,4%. Sin lugar a dudas, si bien registraron una baja respecto al trimestre anterior, siguen en alza, tornándose inalcanzables para el trabajador de clase media, que a comienzos de este año podía acceder a su primera vivienda a través del instrumento de los créditos hipotecarios UVA que había posibilitado que muchas familias accedan a su casa propia. El precio del m2 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para los departamentos de 1 ambiente a estrenar fue de US$ 3.175, con un alza de 10,1%, mientras que las unidades usadas marcaron un valor del metro cuadrado de U$S 3.054, con un crecimiento de 12%. En cuanto a los departamentos de 2 ambientes, los mismos registraron un valor del m2 de US$ 3.254 en los edificios a estrenar y de US$ 2.891 en los usados, con alzas interanuales de 9,1% y 12,2%, respectivamente. Por su parte, las escrituras de compra venta ascendieron en el último trimestre a 12.513, siempre refiriéndonos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo cual representó un 27,9% menos que igual período en el año 2017.   En relación a los créditos hipotecarios, y tal como decíamos anteriormente, luego del boom de los créditos hipotecarios UVA, en el último trimestre cayeron estrepitosamente, y ya las consultas respecto a dicha mecánica bancaria son escasas. La suba del dólar y la consecuente depreciación de la moneda peso tornaron ineficaces dichos créditos, en un contexto donde los inmuebles se mantienen y suben en precio dólar, mientras los préstamos bancarios son en pesos.   En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, las zonas de mayor oferta de departamentos, y consecuente demanda, son las correspondientes a zona norte. Barrios como Belgrano, Recoleta, Palermo y Nuñez son los más requeridos. Otras zonas como Caballito, Almagro y Balvanera también son objeto de consultas inmobiliarias.   En el lado opuesto, se presentan zonas de escasa o nula oferta y demanda de propiedades, como son las que se encuentran en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires. Por su parte, las escrituras de compra venta ascendieron en el último trimestre a 12.513, siempre refiriéndonos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo cual representó un 27,9% menos que igual período en el año 2017.   En relación a los créditos hipotecarios, y tal como decíamos anteriormente, luego del boom de los créditos hipotecarios UVA, en el último trimestre cayeron estrepitosamente, y ya las consultas respecto a dicha mecánica bancaria son escasas. La suba del dólar y la consecuente depreciación de la moneda peso tornaron ineficaces dichos créditos, en un contexto donde los inmuebles se mantienen y suben en precio dólar, mientras los préstamos bancarios son en pesos.   En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, las zonas de mayor oferta de departamentos, y consecuente demanda, son las correspondientes a zona norte. Barrios como Belgrano, Recoleta, Palermo y Nuñez son los más requeridos. Otras zonas como Caballito, Almagro y Balvanera también son objeto de consultas inmobiliarias.   En el lado opuesto, se presentan zonas de escasa o nula oferta y demanda de propiedades, como son las que se encuentran en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires. Por su parte, las escrituras de compra venta ascendieron en el último trimestre a 12.513, siempre refiriéndonos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo cual representó un 27,9% menos que igual período en el año 2017.   En relación a los créditos hipotecarios, y tal como decíamos anteriormente, luego del boom de los créditos hipotecarios UVA, en el último trimestre cayeron estrepitosamente, y ya las consultas respecto a dicha mecánica bancaria son escasas. La suba del dólar y la consecuente depreciación de la moneda peso tornaron ineficaces dichos créditos, en un contexto donde los inmuebles se mantienen y suben en precio dólar, mientras los préstamos bancarios son en pesos.   En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, las zonas de mayor oferta de departamentos, y consecuente demanda, son las correspondientes a zona norte. Barrios como Belgrano, Recoleta, Palermo y Nuñez son los más requeridos. Otras zonas como Caballito, Almagro y Balvanera también son objeto de consultas inmobiliarias.   En el lado opuesto, se presentan zonas de escasa o nula oferta y demanda de propiedades, como son las que se encuentran en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires. Por su parte, las escrituras de compra venta ascendieron en el último trimestre a 12.513, siempre refiriéndonos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo cual representó un 27,9% menos que igual período en el año 2017.   En relación a los créditos hipotecarios, y tal como decíamos anteriormente, luego del boom de los créditos hipotecarios UVA, en el último trimestre cayeron estrepitosamente, y ya las consultas respecto a dicha mecánica bancaria son escasas. La suba del dólar y la consecuente depreciación de la moneda peso tornaron ineficaces dichos créditos, en un contexto donde los inmuebles se mantienen y suben en precio dólar, mientras los préstamos bancarios son en pesos.   En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, las zonas de mayor oferta de departamentos, y consecuente demanda, son las correspondientes a zona norte. Barrios como Belgrano, Recoleta, Palermo y Nuñez son los más requeridos. Otras zonas como Caballito, Almagro y Balvanera también son objeto de consultas inmobiliarias.   En el lado opuesto, se presentan zonas de escasa o nula oferta y demanda de propiedades, como son las que se encuentran en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires. Por su parte, las escrituras de compra venta ascendieron en el último trimestre a 12.513, siempre refiriéndonos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo cual representó un 27,9% menos que igual período en el año 2017.   En relación a los créditos hipotecarios, y tal como decíamos anteriormente, luego del boom de los créditos hipotecarios UVA, en el último trimestre cayeron estrepitosamente, y ya las consultas respecto a dicha mecánica bancaria son escasas. La suba del dólar y la consecuente depreciación de la moneda peso tornaron ineficaces dichos créditos, en un contexto donde los inmuebles se mantienen y suben en precio dólar, mientras los préstamos bancarios son en pesos.   En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, las zonas de mayor oferta de departamentos, y consecuente demanda, son las correspondientes a zona norte. Barrios como Belgrano, Recoleta, Palermo y Nuñez son los más requeridos. Otras zonas como Caballito, Almagro y Balvanera también son objeto de consultas inmobiliarias.   En el lado opuesto, se presentan zonas de escasa o nula oferta y demanda de propiedades, como son las que se encuentran en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires. Por su parte, las escrituras de compra venta ascendieron en el último trimestre a 12.513, siempre refiriéndonos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo cual representó un 27,9% menos que igual período en el año 2017.   En relación a los créditos hipotecarios, y tal como decíamos anteriormente, luego del boom de los créditos hipotecarios UVA, en el último trimestre cayeron estrepitosamente, y ya las consultas respecto a dicha mecánica bancaria son escasas. La suba del dólar y la consecuente depreciación de la moneda peso tornaron ineficaces dichos créditos, en un contexto donde los inmuebles se mantienen y suben en precio dólar, mientras los préstamos bancarios son en pesos.   En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, las zonas de mayor oferta de departamentos, y consecuente demanda, son las correspondientes a zona norte. Barrios como Belgrano, Recoleta, Palermo y Nuñez son los más requeridos. Otras zonas como Caballito, Almagro y Balvanera también son objeto de consultas inmobiliarias.   En el lado opuesto, se presentan zonas de escasa o nula oferta y demanda de propiedades, como son las que se encuentran en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires. Por su parte, las escrituras de compra venta ascendieron en el último trimestre a 12.513, siempre refiriéndonos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo cual representó un 27,9% menos que igual período en el año 2017.   En relación a los créditos hipotecarios, y tal como decíamos anteriormente, luego del boom de los créditos hipotecarios UVA, en el último trimestre cayeron estrepitosamente, y ya las consultas respecto a dicha mecánica bancaria son escasas. La suba del dólar y la consecuente depreciación de la moneda peso tornaron ineficaces dichos créditos, en un contexto donde los inmuebles se mantienen y suben en precio dólar, mientras los préstamos bancarios son en pesos.   En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, las zonas de mayor oferta de departamentos, y consecuente demanda, son las correspondientes a zona norte. Barrios como Belgrano, Recoleta, Palermo y Nuñez son los más requeridos. Otras zonas como Caballito, Almagro y Balvanera también son objeto de consultas inmobiliarias.   En el lado opuesto, se presentan zonas de escasa o nula oferta y demanda de propiedades, como son las que se encuentran en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires. Por su parte, las escrituras de compra venta ascendieron en el último trimestre a 12.513, siempre refiriéndonos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo cual representó un 27,9% menos que igual período en el año 2017.   En relación a los créditos hipotecarios, y tal como decíamos anteriormente, luego del boom de los créditos hipotecarios UVA, en el último trimestre cayeron estrepitosamente, y ya las consultas respecto a dicha mecánica bancaria son escasas. La suba del dólar y la consecuente depreciación de la moneda peso tornaron ineficaces dichos créditos, en un contexto donde los inmuebles se mantienen y suben en precio dólar, mientras los préstamos bancarios son en pesos.   En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, las zonas de mayor oferta de departamentos, y consecuente demanda, son las correspondientes a zona norte. Barrios como Belgrano, Recoleta, Palermo y Nuñez son los más requeridos. Otras zonas como Caballito, Almagro y Balvanera también son objeto de consultas inmobiliarias.   En el lado opuesto, se presentan zonas de escasa o nula oferta y demanda de propiedades, como son las que se encuentran en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires. https://www.dagostinoferrari.com.ar/noticias-rosario-argentina-y-mundo/1818/en-el-tercer-trimestre-hubo-un-aumento-del-9-4-en-departamentos.html

Artículos relacionados

  • Cómo gestionar los requisitos mínimos de una hipoteca
    Adquirir una vivienda en propiedad es el sueño de muchos y muchas y tendría que ser, además, un derecho garantizado por ley. Por desgracia no sucede así, y la mayoría de ciudadanos y ciudadanas de...
  • Tubos estructurales: tipos y usos
    TUBOS PARA ESTRUCTURAS DE ACERO: Los mismos son muy importantes en todos los tipos de estructuras de acero de la industria y de la construcción. Se trata de tubos estructurales y perfiles estru...
  • Nueva Acanalada de Policarbonato «Crystal Day»
    Cada vez más utilizadas en la construcción, las chapas acanaladas de policarbonato Crystal Day ofrecen un óptimo rendimiento para el paso de luz total, mostrando nuevas alternativas y tendencias a...
  • Chapa curvada: sus beneficios
    La decisión respecto a la cubierta que el techo de la casa poseerá no es un dato menor, y es una elección que deberá basarse no solamente en los diferentes costos de los materiales, sino en aspect...
  • Principales diferencias entre un disyuntor y una térmica
    Es usual confundir los términos, o usarlos indistintamente. Por ello, aunque cumplen funciones similares, presentan diferencias, y es importante establecer qué rol cumple cada uno de estos. S...

Publicado por el 26 Dic, 2018 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales