En qué consiste el prototipado 3D



El uso de la impresión 3D ha significado un progreso sustancial en la creación de prototipos rápidos para una gran variedad de sectores industriales. Si alguna vez consideró esta solución para su empresa, su aplicación es cada vez más accesible y estandarizada. Conozca un poco más sobre su versatilidad y ventajas.

Inicios de los prototipos 3D

Cuando revisamos la corta historia sobre esta tecnología revolucionaria, encontramos que los sistemas de prototipado aparecieron en 1987. En aquel momento surgió la estereolitografia, un proceso que utiliza un láser para solidificar los polímeros líquidos que son sensibles a la luz UV. Pocos pudieron imaginar el alcance de esta innovación para la creación de prototipos.

 

En los años posteriores empezaron a aparecer otras técnicas relacionadas con el prototipado rápido, como la fabricación de objetos laminados, la sinterización selectiva por láser (SLS) y el modelado de fusión por deposición (FDM). Como hitos importantes, el primer sistema FDM fue credo por la marca Stratasys y las herramientas que usan PolyJet fueron lanzadas por Objet (2000).

¿Cómo funciona el prototipado 3D?

Antes de iniciar la producción en masa de algún producto, muchas empresas recurren a prototipos funcionales para conocer su acabado final. Estos modelos tienen el propósito de mostrar las virtudes o defectos que presenta la elaboración de las piezas. Así se pueden corregir los parámetros del diseño para que la versión terminada cumplan con todas las exigencias.

 

La impresión 3D consiste en lo que se denomina fabricación aditiva. En la primera etapa se recurre al modelado virtual mediante un software de diseño asistido por computadora (CAD). A medida que el aparato de impresión interpreta el archivo, va creando capas de material líquido. El compuesto utilizado puede ser chapa o polvo que genera varias secciones transversales.

 

El resultado final representa la unión automática del aditivo colocado que imita en cada detalle el dibujo plasmado en la computadora. Los sistemas de impresión más utilizados para esta labor son el FFF y PolyJet. Ambos funcionan de la misma forma y pueden recrear materiales con diferentes propiedades: transparentes, duros, semi rígidos, con resistencia térmica o elongación en puntos débiles.

 

Y se le conoce como prototipado rápido porque estas máquinas pueden crear modelos exactos en pocas horas. Esta velocidad puede variar en función del tamaño de la pieza, el tipo de impresora 3D y la cantidad de prototipos generados. Se usa una interfaz de datos estándar mediante un archivo STL, que es el encargado de interpretar la información CAD a la máquina.

Ventajas de la impresión 3D

La impresión 3D sigue una evolución sostenida para ofrecer mejoras en la creación de prototipos. Sus principales atributos son:

 

  • Ajustes precisos a la forma y funcionalidad del prototipo.
  • Mayor versatilidad al momento de diseñar.
  • Menor cantidad de defectos en el producto final.
  • Instrucciones más efectivas para la modificación del CAD.
  • Sistemas de impresión rápidos que pronto serán instantáneos.

 

Si quiere saber un poco más sobre la implementación de prototipos 3D, consulte con nuestros expertos. Lo invitamos a que cotice sus proyectos con nosotros.

El uso de la impresión 3D ha significado un progreso sustancial en la creación de prototipos rápidos para una gran variedad de sectores industriales. Si alguna vez consideró esta solución para su empresa, su aplicación es cada vez más accesible y estandarizada. Conozca un poco más sobre su versatilidad y ventajas.

Inicios de los prototipos 3D

Cuando revisamos la corta historia sobre esta tecnología revolucionaria, encontramos que los sistemas de prototipado aparecieron en 1987. En aquel momento surgió la estereolitografia, un proceso que utiliza un láser para solidificar los polímeros líquidos que son sensibles a la luz UV. Pocos pudieron imaginar el alcance de esta innovación para la creación de prototipos.

 

En los años posteriores empezaron a aparecer otras técnicas relacionadas con el prototipado rápido, como la fabricación de objetos laminados, la sinterización selectiva por láser (SLS) y el modelado de fusión por deposición (FDM). Como hitos importantes, el primer sistema FDM fue credo por la marca Stratasys y las herramientas que usan PolyJet fueron lanzadas por Objet (2000).

¿Cómo funciona el prototipado 3D?

Antes de iniciar la producción en masa de algún producto, muchas empresas recurren a prototipos funcionales para conocer su acabado final. Estos modelos tienen el propósito de mostrar las virtudes o defectos que presenta la elaboración de las piezas. Así se pueden corregir los parámetros del diseño para que la versión terminada cumplan con todas las exigencias.

 

La impresión 3D consiste en lo que se denomina fabricación aditiva. En la primera etapa se recurre al modelado virtual mediante un software de diseño asistido por computadora (CAD). A medida que el aparato de impresión interpreta el archivo, va creando capas de material líquido. El compuesto utilizado puede ser chapa o polvo que genera varias secciones transversales.

 

El resultado final representa la unión automática del aditivo colocado que imita en cada detalle el dibujo plasmado en la computadora. Los sistemas de impresión más utilizados para esta labor son el FFF y PolyJet. Ambos funcionan de la misma forma y pueden recrear materiales con diferentes propiedades: transparentes, duros, semi rígidos, con resistencia térmica o elongación en puntos débiles.

 

Y se le conoce como prototipado rápido porque estas máquinas pueden crear modelos exactos en pocas horas. Esta velocidad puede variar en función del tamaño de la pieza, el tipo de impresora 3D y la cantidad de prototipos generados. Se usa una interfaz de datos estándar mediante un archivo STL, que es el encargado de interpretar la información CAD a la máquina.

Ventajas de la impresión 3D

La impresión 3D sigue una evolución sostenida para ofrecer mejoras en la creación de prototipos. Sus principales atributos son:

 

  • Ajustes precisos a la forma y funcionalidad del prototipo.
  • Mayor versatilidad al momento de diseñar.
  • Menor cantidad de defectos en el producto final.
  • Instrucciones más efectivas para la modificación del CAD.
  • Sistemas de impresión rápidos que pronto serán instantáneos.

 

Si quiere saber un poco más sobre la implementación de prototipos 3D, consulte con nuestros expertos. Lo invitamos a que cotice sus proyectos con nosotros.

 


Artículos relacionados


Publicado por el 05 Ene, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales