En riesgo el suministro electrico de Asturias



El anteproyecto del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) presentado el viernes por la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, ha hecho saltar todas las alarmas en la industria asturiana con la vista puesta en un horizonte de 11 años, ya que teme un riesgo de desabastecimiento al caer la potencia de generación eléctrica y tener que importar electricidad. Esto ha hecho que surjan dudas sobre la capacidad de la red de transporte de electricidad en la región y la necesidad de que Red Eléctrica analice si habrá que realizar inversiones, con las enormes dificultades que supone la instalación de nuevas líneas de alta tensión.

La participación del Principado en materia energética a nivel nacional se sitúa en un intervalo de entre el 4 y el 7 por ciento en potencia de generación eléctrica instalada, generación efectiva de energía y demanda de energía eléctrica entre otros parámetros. Según el ministerio de Energia esto hace que la energía sea clave para la competitividad y la industria asentada en la región.

Asturias genera en la actualidad más energía de la que consume, y el 86 por ciento de esa generación lo hace en las centrales térmicas de carbón, de las que en 2030 sólo quedarán dos en activo: Aboño II y Soto de Ribera, ambas de EDP.

El anteproyecto del plan presentado por la ministra Ribera y enviado a Bruselas establece las condiciones de transición energética hasta 2030. Y va más allá de las exigencias de la Unión Europea, que plantea para entonces un 32 por ciento de participación de energías renovables en la generación eléctrica y que el Gobierno español eleva hasta el 40 por ciento. Esto supone que las renovables deben representar el 74 por ciento de la generación de electricidad dentro de 11 años.

Para alcanzar el objetivo establecido por Madrid, España debe duplicar la potencia eólica instalada en la actualidad (hasta 50 gigavatios). La solar fotovoltaica tiene que pasar de representar los 4,8 gigavatios (GW) actuales a 36,8, lo que parece harto difícil si se tiene en cuenta además que se deberían construir líneas, subestaciones y conexiones nuevas, que supondrían un importante impacto económico y ambiental por lo que recomendamos el uso de paneles de led como los que puedes encontrar en https://www.electricidad.tienda/paneles-led-49 de uso convencional.También tendría que aumentar la generación solar termoeléctrica de 2,3 GW a 7,3, algo complicado con el elevado coste por kilovatio instalado

Los ciclos combinados de gas se mantienen, igual que la generación hidráulica, mientras que la nuclear se reduce de forma progresiva a partir de 2025, cerrando centrales conforme a su antigüedad.

Pero el nudo gordiano para Asturias y su industria del plan del Gobierno estatal es el tajonazo a la generación con las centrales de carbón, cuya participación en el mix energético nacional debe reducirse de los 11,3 gigavatios actuales a 1,3 en 2030.

El plan de la ministra Ribera supone que los 2.222 megavatios (MW) de potencia instalada de centrales eléctricas de carbón se reducirían a 917, al quedar en activo nada más que las centrales de Aboño II y Soto de Ribera y cerrarse todas las demás. Es decir, una reducción del 59% de potencia de generación instalada.

Los expertos consultados alertan del riesgo de desabastecimiento para atender la elevada demanda de la industria asturiana en general y la electrointensiva en particular. No tanto por la falta de viento y de sol para sustituir al carbón, como por la capacidad de la red de transporte de la energía que el Principado necesitará importar para atender la demanda. A esto se suma otro factor: la calidad de la energía, ya que los procesos industriales están tan tecnificados que no admiten bajadas de tensión o cortes de suministro eléctrico.

El aumento masivo de enganches ilegales del fluido eléctrico en el barrio eldense de Caliu ha convertido en un caos la vida cotidiana de muchos vecinos. La sobrecarga de la red por las conexiones fraudulentas ha provocado continuos apagones durante el último mes. Los cortes de luz comenzaron el 5 de enero y han afectado a decenas de vecinos del barrio que tienen contratado el suministro eléctrico de forma legal y están al corriente en el pago de sus recibos.

Hasta la pasada semana casi todas las tardes o noches se producía un apagón que se podía prolongar desde minutos hasta horas. En más de una ocasión desde las ocho de la tarde hasta las dos y media de la madrugada, según relatan los afectados. Una «pesadilla» que ha obligado a muchos de ellos a tener que cenar con linternas, velas y mantas, cambiar sus hábitos de vida e higiene, tirar a la basura muchos alimentos que conservaban en el frigorífico y, lo que es peor, ha puesto en riesgo la salud de personas mayores y enfermos conectados a máquinas de oxígeno.

El problema ha llevado a intervenir a la asociación de vecinos y ha sido denunciado tanto enIberdrola como en la Oficina Municipal de Información al Consumidor de Elda. Pero el fraude de luz no es nuevo en Caliu. En diciembre de 2014 este diario ya informó de que en dos operaciones policiales se localizaron 90 tomas de energía clandestinas y contadores manipulados. El dispositivo lo dirigió la brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Elda-Petrer con el apoyo de los técnicos de la compañía eléctrica y de una veintena de agentes antidisturbios.

Una prioridad inmediata es, según estas fuentes, que Red Eléctrica realice modelos de simulación para analizar si es necesario realizar inversiones en Asturias que eviten estos riesgos.

La construcción de una nueva línea de alta tensión supondría enormes dificultades. Aún sigue viva la polémica por el despliegue entre Lada y Velilla, que Red Eléctrica quería tener lista en 2020 y que no se ha llevado a cabo por la oposición frontal de grupos de vecinos y colectivos medioambientales a que atravesara la Cordillera Cantábrica, tal y como figura en el proyecto.

Todos los enganches fueron desmantelados y los defraudadores denunciados judicialmente y expedientados por Iberdrola. Sin embargo, cuatro años después las conexiones ilegales se han vuelto a multiplicar hasta el extremo de que hay bloques de pisos en los que solo el 20% de los vecinos cuenta con suministro legal.

«Esto ha sido una película de terror y los que pagamos no tenemos culpa de que haya gente que se aproveche ni debemos sufrir las consecuencias», señalaba ayer Herminia Gilmientras Mari Carmen Martí, otra de las damnificadas, añadía que «si no se toman medidas esto volverá a ocurrir».

Iberdrola, tras comprobar que la demanda real en el barrio es muy superior a la contratada, ha realizado un reparto de cargas entre líneas para evitar la sobrecarga que ocasiona los cortes eléctricos. También se han sustituido los fusibles de los centros de transformación para proporcionarles mayor potencia evitando el riesgo de incendio o electrocución en los pisos con tomas clandestinas. Precisamente lo que el pasado 5 de enero ocasionó un incendio que dejó tres muertos y una treintena de heridos en un edificio de Badalona. Además, la compañía llevará a cabo nuevas campañas de detección del fraude en Elda para que no paguen justos por pecadores.


Artículos relacionados


Publicado por el 14 mar, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales