Enoturismo una tendencia para compartir lo mejor de Uruguay



El enoturismo crece con cifras record durante los últimos meses, lo que indica que es una actividad que genera ingresos tanto económicos como sociales para Uruguay. Los festivales y las rutas vinícolas estàn ofreciendo nuevas formas de turismo que despierta un gran interés en viajeros provenientes de todo el mundo. Son eventos que convocan un número importante de turistas y residentes.

Las distintas bodegas uruguayas como Garzón y Los Caminos del Vino realizan sus eventos promocionales que sirven de perfecta excusa para viajar por la tradición enológica del Uruguay que son todo un boom para todos sus visitantes, especialmente los festivales como Noche de San Juan que se caracterizan por su calendario rico en novedades en pro de las mejores catas.

Otro evento muy importante es Tannat & Cordero que ha generado un aumento excelente de los niveles de este tipo de turismo que llama la atención cada vez de más visitantes, en especial durante este año que han logrado con estas festividades convocar a turistas en un consecutivo paseo que se realizó desde abril hasta junio y muy especialmente con mucha afluencia en la Pascua y el Corpus Christi.

Fechas claves

Una de las razones que ha tomado en cuenta la asociación uruguaya de turismo enológico ATEU, es que en Brasil estas fechas festivas son elegidas para viajar al sur para vacacionar, por lo que las bodegas uruguayas han podido seducirlos para que participen en sus eventos, lo que se ha traducido en importantes dividendos y en una creciente internacionalización de sus campañas.

En ese sentido, dan a conocer todos sus potenciales gastronómicos, turísticos, culturales y por supuesto, vinícolas, con lo que han impulsado el crecimiento de sus economías locales y de sus bodegas que tienen planes de enoturismo que aprovechan cada fin de semana para dar a conocer sus exquisitas bebidas. Al respecto, una bodega como Moizo entre mayo y junio planificó importantes eventos.

Por otra parte, para complacer a los turistas de origen europeo, toman su tradición y hacen sus rituales previos al día de San Juan donde se purifican lo malo y se atraen buenas vibras con fogatas en las bodegas, noches donde también se disfruta de la mejor gastronomía uruguaya.

Productos locales que encantan

El vino caliente que llaman queimada que se elabora con azúcar y cáscaras de naranjas se usa como una bebida que espanta lo negativo, es toda una simbología que busca generar las mejores energías para el enoturismo, un ambiente que encanta a todos los turistas que la pasan súper bien, con esta forma tan novedosa de sorprenderlos de manera positiva.

Los planes de este tipo de turismo se amoldan a los requerimientos de los turistas y a las condiciones reales del clima, por lo que el día de hoy, han podido ofrecer mayor originalidad y beneficios en sus rutas del vino, con propuestas que han generado el éxito dado que los turistas quieren conocer esta cultura y disfrutar de la calidad de sus vinos como de las bodegas Artesana, Bouza y Antigua.

En este momento, en cada convocatoria para los eventos vinícolas de Uruguay se cuenta con una gran demanda de turistas de todo el mundo que quieren asistir y visitar las distintas bodegas. Los eventos tienen un lleno completo con reservas que se realizan con bastante anticipación con turistas que vienen de distintos lugares, como desde Brasil y otros países.

Los festivales del vino en Uruguay cada día cuentan con más gente que se interesa por participar para conocer y disfrutar de los menús especiales como el de cordero asado a fuego abierto con las mejores copas de vino, ya que son conceptos que atraen por su calidad, por lo que el ánimo y asistencia de los turistas se ha mostrado con cifras que son récord y que se muestran como una tendencia.

La combinación perfecta

La cultura vinícola es perfecta en Uruguay gracias a la mezcla adecuada con la mejor gastronomía que siempre atrae a gran cantidad de turistas y público en general, ya que en los eventos de las bodegas que se dedican a fomentar el enoturismo, hacen eventos donde se invitan a los mejores chefs, lo que es muy bien recibido por los turistas.

Otro factor que se incorpora para dar el tono especial a los festivales del vino uruguayos es la música, dado que este acompañamiento de la buena comida y la excelencia de los vinos logran un lleno total cuando se convocan a participar a grupos que son reconocidos por la calidad de sus interpretaciones, que son muy variadas y que complacen a todo tipo de público con distintas versiones acústicas.

Es tan potente esta mezcla de comida exquisita, excelentes vinos y bueno música que muchas bodegas han tenido que trasladar sus eventos a famosos restaurantes donde ofrecen almuerzos y cenas con lo más selecto de sus propuestas vinícolas, amenizadas por dúos, tangos, clásicos del rock y temas populares interpretados con cantos y guitarra.

Festivales como expresión cultural

El enoturismo se ha convertido en más que un excelente proyecto de difusión de los vinos del Uruguay para convertirse en una propuesta de disfrutar del territorio uruguayo desde otra perspectiva y con la ayuda de los lugares para conocer lo mejor de lo rural y lo urbano de este interesante país. Dando a conocer lo mejor de su gastronomía, de sus lugares, de su expresión cultural y mucho más.

Los fines de semana y especialmente los largos por festividades son aprovechados para enganchar a gran cantidad de público proveniente de lugares tan especiales como Brasil desde donde hacen reservas desde semanas antes para disfrutar de la producción local, con precios accesibles y calidad suprema, que hacen que los eventos sean más divertidos y muy concurridos.

La difusión de las actividades que promocionan las bodegas con una dinámica acción enoturística, ha contribuido para que en este país se presenten las mejores oportunidades para que los turistas acudan de manera masiva a participar en los eventos programados, para los cuales se han trasladado muchos turistas desde Brasil desde donde cada vez más personas aceptan estas especiales invitaciones.

Los precios son muy razonables y los establecimientos súper tranquilos, por lo que los turistas deciden tomarlos como destinos perfectos para pasar los mejores fines de semana. Por lo demás, una estrategia muy acertada ha contribuido para que la difusión se haga de primera mano de periodistas que son invitados especiales de las bodegas y que describen de manera elocuente las actividades que disfrutan.

La realidad es que se han conjugado muchos elementos positivos para difundir las ventajas de participar en los eventos y distintos festivales vinícolas de Uruguay, por lo que los visitantes que vienen desde el vecino país de Brasil se incrementan mes a mes, lo que anima a que más bodegas y sectores uruguayos se sumen al enoturismo como una manera de incentivar su economía y cultura.

Crecen al igual las buenas propuestas para quienes aman consumir vinos de calidad y quieren disfrutar de una manera diferente de conocerlos y adquirir productos uruguayos. La gastronomía también atrae a los excelentes comensales que disfrutan de la mesa uruguaya en sus distintas presentaciones.

Incremento de exportaciones de vinos

Los eventos han servido de una solución ideal para promover la exportación de los vinos de Uruguay para diferentes mercados internacionales, ya que en los festivales que se efectúan en las bodegas como una forma de hacer actividades enoturísticas, es una ventana que muestra a distintas personas entre ellas a interesados en comprar los mejores vinos para sus restaurantes, tiendas y hostelerías.

Se està demostrando que compartir un buen vino es la mejor forma para celebrar cualquier ocasión especial, por lo que los vinos de Uruguay están presentes en muchas mesas de otros países en las mejores oportunidades para brindar. Las parejas compran estos vinos para los brindis en sus bodas y aniversarios. Los turistas llevan estos vinos para disfrutarlos en cualquier ocasión.

El bouquet de estos vinos complementan perfectamente la elegancia de una mesa de cumpleaños e inauguraciones por lo que de la misma manera, muchos turistas llevan las ediciones especiales como un especial motivo para sus celebraciones.

Tomar vino se está transformando en una oportunidad para compartir una bebida sutil que da muchas opciones para divertirse, especialmente con las distintas cosechas de la industria vinícola uruguaya, donde se está innovando de manera permanente con los sabores para lograr complacer a los consumidores que aman tomarse una buena copa de vino como un cóctel con aroma sin igual.

Esta situación con mejores oportunidades para la internacionalización de los vinos de Uruguay también se refleja en sus destacadas posiciones en los eventos de corte internacional, donde la industria vinícola de Uruguay se ha destacado con frecuentes reconocimientos por sus excelentes cosechas, los especiales sabores de sus vinos y por su constante innovación.

En este momento muchos vinos uruguayos forman parte de la carta de importantes restaurantes de todo el mundo, por lo que muchas personas se han sumado a consumirlos y a disfrutar el buen gusto de sus sabores, valorando en una cata toda la calidad y el gran potencial de los vinos de Uruguay que hacen gala de su excelencia y gran creatividad.


Artículos relacionados


Publicado por el 28 Ago, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales