Errores médicos cambian la vida de los pacientes y familiares



Dice un dicho popular que errar es de humanos, y es cierto, pero cuando estos errores los cometen médicos pueden ser tan grandes que cambian por completo la vida de las personas y de los seres que los rodean. Sin duda la profesión de la medicina es muy delicada por la gran responsabilidad que conlleva velar por la salud de las personas pero también hay casos en los que los especialistas no se toman el tiempo necesario para hacer diagnósticos certeros o tratar adecuadamente a las personas que llegan solicitando su ayuda y es ahí cuando surgen los problemas.

Recientemente el Instituto Mexicano del Seguro Social recibió un par de recomendaciones de parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos por dos casos de negligencia médica en sus instalaciones, el organismo acreditó que la institución vulneró el derecho a la protección de la salud violando sus derechos humanos a la atención médica, integridad personal y trato digno, así como la inadecuada integración de los expedientes clínicos.

La tratan contra el cáncer sin tener la enfermedad
Uno de los casos referidos es el de una mujer habitante de Acapulco, Guerrero quien fue operada para quitarle un seno ya que le habían diagnosticado cáncer, después de la cirugía la mujer fue remitida para que se le comenzaran a realizar quimioterapias, cuando el médico encargado la revisó y solicitó más estudios se percató que no había evidencia alguna de un tumor y los análisis mostraron como resultado que el área pectoral no presentaba alteraciones, lo que significaba que nunca hubo presencia de cáncer.

La mujer tuvo que pagar con la extirpación de su seno la negligencia médica cometida por los médicos responsables. Para fortuna de ella no fue sometida a quimioterapia lo cual hubiera implicado mayores consecuencias para su salud, aún así ahora la mujer espera tener una cirugía plástica para reparar el daño, el cual pudo evitarse desde el primer momento y no causar secuelas físicas y psicológicas para ella y sus familiares.

Descuido la marca de por vida

El otro caso por el que el IMSS recibió la recomendación es por el de un bebé, quien a su corta edad ya fue víctima del descuido del personal de la institución médica. Los padres de la menor la llevaron al hospital ya que no se encontraba bien de salud, los médicos diagnosticaron que tenía hipotermia. El personal decidió colocarla en un cunero con una lámpara de calor para mantenerla caliente, sin embargo, nadie vigiló a la menor y la lámpara cayó y se rompió provocando quemaduras en la cara y cabeza de la pequeña. Los padres exigieron que el personal responsable asuma las consecuencias de sus actos que afectaron a la pequeña.

El ISSSTE no se queda atrás
Los casos anteriores lamentablemente no son los únicos que se presentan en las instituciones de salud. El ISSSTE también ha sido demandado por mala praxis médica, el caso más reciente se presentó en Xalapa, Veracruz. Se trata de una mujer que acudió a urgencias médicas porque presentaba un fuerte dolor abdominal, el primer diagnóstico que recibió es que se trataba de una afección menor conocida como colitis por lo que la enviaron de regreso a su casa con medicamento. Al no ver mejoras a los pocos días la mujer volvió con los mismos síntomas, el médico sospechó que quizá se trataba de un embarazo ectópico, es decir que el feto se estaba desarrollando en alguna parte de la zona pélvica que no era la matriz.

Ante este diagnóstico la mujer fue intervenida quirúrgicamente tanto por el cirujano como por el ginecólogo, la sorpresa se la llevaron cuando se dieron cuenta que no se trataba de lo que sospechaban, sino era que el apéndice se le había reventado, lo cual pudo evitarse con un diagnóstico temprano. La mujer permaneció 46 días en el hospital pero no resistió más y falleció. El esposo argumenta que el hospital se negó a trasladarla a otro centro médico con mejores condiciones y con los recursos necesarios para salvarla. Además de enterarse que su esposa fue sometida a 9 cirugías sin que se hiciera de su conocimiento.

Ni los privados se salvan
Si bien es cierto que los hospitales públicos son los que más casos de negligencia médica presentan, los hospitales privados también cometen sus errores, tal es el caso de un joven que llegó a emergencias por un accidente automovilístico, el error de los médicos fue la manera en la que manipularon su cuerpo al confundir una lesión medular con una lesión que requería la intervención de un neurocirujano, este error provocó que el joven perdiera la movilidad del 95% de su cuerpo. En este caso el hospital se hizo responsable y respondió por todos los gastos, cobro de seguros y hasta una silla especializada que ayudará al paciente a moverse.

Y estos casos son sólo una muestra de lo que viven cientos de personas que son víctimas de la negligencia médica, si tienen suerte sólo quedarán algunas marcas del error pero en otros casos la equivocación es fatal.


Artículos relacionados


Publicado por el 22 Jun, 2017 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales