Escoger al mejor servicio técnico marca la diferencia



Cuando se hace necesario encontrar un servicio para la reparación electrodomésticos Barcelona y no tenemos referencias de ningún servicio de calidad nos vienen las dudas, ¿a quién recurrimos? ¿Cómo podemos saber qué servicio nos ofrecerá más garantías?

Lo primero que se suele hacer es recopilar toda una serie de servicios técnicos y a partir de ahí se comienzan a aplicar filtros. Nosotros siempre recomendamos seleccionar solo aquellos que tienen una larga trayectoria y probada experiencia. Las empresas y técnicos con experiencia son los que mejor van a saber ofrecer soluciones para cualquier problema que pueda tener un electrodoméstico del hogar pues sabrán detectar en menor tiempo cuál es el problema y cómo hicieron en otras ocasiones para solucionarlo.

La experiencia hace que muchas veces el técnico sepa qué le pasa al electrodoméstico solo escuchando el ruido que hace al ponerse en marcha sin necesitar nada más. Nos estaremos ahorrando un montón de tiempo, que se traduce en dinero, si buscamos a alguien que no tiene esa capacidad para conocer los problemas más habituales de cada aparto y poder darles una pronta solución a los que la tienen.

¿Conocen la marca de tu electrodoméstico?

Una vez que te has quedado con aquellos servicios que tienen más experiencia, quédate con los que trabajan de manera habitual con tu marca. No tienen por qué ser un servicio técnico oficial, pero si conocerla a fondo. En algunos casos, nos vamos a encontrar con servicios oficiales de algunas marcas que no conocen prácticamente nada de otras, por eso selecciona solo los que te ofrecen soluciones para tu aparato y no con los que parecen trabajar exclusivamente con otras marcas.

Cuando un servicio técnico trabaja con una gran variedad de marcas es posible que conozca la tuya aunque no esté en la lista porque pertenezca a una de las principales. Algunos fabricantes realizan trabajos para marcas muy distintas y por eso, las marcas blancas de los grandes almacenes pueden tener a uno de los gigantes detrás. No dudes en llamar y preguntar para que te saquen de dudas y te digan si conocen el nombre de tu aparato y si pueden ofrecerte servicios que puedan interesarte, como por ejemplo recambios originales (del gran fabricante, por ejemplo).

Las cuentas claras

Seguramente, a estas alturas tengas ya muy pocos servicios técnicos en tu lista, pero si todavía necesitas descartar más hazlo en función de lo claros que sean con sus honorarios. Tienen que decirte cuánto te van a cobrar por ir a tu casa a realizar el presupuesto en caso de que no puedas llevar el electrodoméstico tú (dependerá siempre del tamaño del mismo).

Los servicios técnicos tienen que cobrar por los presupuestos, pero algunos te ofrecen ciertas ventajas. Por ejemplo, si tú acabas contratándoles el trabajo pueden descontar el importe del presupuesto o realizar una rebaja en el mismo, mientras que si finalmente decides no contratarlos porque no te merece la pena arreglar el aparato, te cobrarán el precio normal por este servicio.

Todo esto tienes que saberlo de antemano y, en función de esto, puedes seleccionar al servicio que te resulte más interesante.

¿Y si dudo entre dos o tres?

Si con todo esto continúas teniendo dudas entre dos o tres servicios que te parecen igual de bien a priori y cuyos precios son muy similares, puedes tratar de conocer las opiniones de otros clientes a través de Internet. Es tan fácil como poner en Google “servicio técnico X opiniones”, poniendo el nombre del servicio donde va la X. Así, aparecerán comentarios que se han podido hacer en las redes sobre los servicios de estas empresas.

En función de lo que otras personas puedan decir sobre el trato recibido, las soluciones ofrecidas u otros factores, podrás tomar la decisión final y escoger el que parece el mejor servicio. Seguramente, si has seguido todas estas reglas, hayas acertado y vayas a estar muy satisfecho con el trabajo que realicen.

Pide siempre factura

Por último queremos recomendar que siempre se pida la factura del arreglo, porque esta factura es la garantía con la que cuentas en el caso de que el aparato vuelva a dar problemas por el mismo tema o falle una pieza que se acaba de cambiar.

Exige la garantía y la factura de cualquier trabajo que te realicen sin que te eche atrás el pago del IVA, además de ser lo legal, es el respaldo con el que vas a contar. Sin factura no podrás demostrar que ha existido una relación profesional cliente y no tendrán obligación de arreglar algo que haya quedado mal en la primera vez que se haya trabajado con el aparato.

La factura será también lo que te cubra en el caso de que el aparato pueda causar un problema en casa, como un daño eléctrico o un pequeño incendio, ya que podrás demostrar que no has cometido negligencia y tenías tu electrodoméstico revisado.


Artículos relacionados


Publicado por el 19 dic, 2018 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales