Grave situación de las desarrolladoras inmobiliarias



El presente año no fue el mejor para el sector inmobiliario, y los desarrolladores no escapan a esta premisa.

El año comenzó de manera promisoria, con el repunte que tuvieron los créditos hipotecarios a principios del corriente año. Pero la crisis económica y consecuente corrida cambiaria ocurrida en los meses de julio y agosto, implicó una caída del sector inmobiliario.

Ya promediando el final del 2018, las desarrolladoras buscan métodos y vías a los fines de buscar una salida a la crisis.

«El año pasado presentamos el inicio de lo que llamamos la década de la vivienda, donde teníamos las mejores expectativas. Con la búsqueda de políticas de Estado que tengan coherencia y consistencia para que la ciudadanía tuviera un acceso a la vivienda», expresó

Gustavo Llambías, vicepresidente de la Asociación Empresaria de la Vivienda.

Así, en un contexto económico de inflación y constante inestabilidad económica se torna inviable para la gente acceder a un crédito UVA. En este sentido, Llambías explica: «Los créditos UVA estaban produciendo una revolución en el mercado. Y en este momento, con una inflación del 40% el crédito hipotecario es inviable. En la Argentina no logramos que el sector tenga el desarrollo que debería tener».

En este orden de cosas, las expectativas del sector no son buenas, y es por ello que exigen al gobierno nacional medidas concretas para que los desarrolladores inmobiliarios puedan terminar el año de la mejor manera posible.

Inmobiliarias y desarrolladores inmobiliarios coinciden en que se volverá a apostar al mismo público al que se apostaba hace unos quince años: aquellas personas que pueden pagar la propiedad en el tiempo que tarde en construirse, esto es, las denominadas ventas desde el pozo.

Los especialistas en la materia indican que cuando se avizora un crecimiento económico, si el crecimiento promedio es del 3%, el del sector inmobiliario será del 10%. Pero cuando se presentan ciclos negativos, la caída es más estrepitosa.

El sector es consciente que la crisis imperante los obliga a readaptarse o reciclarse, poniendo el foco en aquel nicho de mercado que ve en los bienes inmuebles la forma de resguardar sus ahorros.

Damián Tabakman, presidente de CEDU (Cámara Empresaria de desarrolladores urbanos) puntualizó que las diferentes cámaras y referentes del sector inmobiliario se están agrupando a los fines de presentar proyectos conjuntos a los candidatos a las próximas elecciones presidenciales.

 

El año comenzó de manera promisoria, con el repunte que tuvieron los créditos hipotecarios a principios del corriente año. Pero la crisis económica y consecuente corrida cambiaria ocurrida en los meses de julio y agosto, implicó una caída del sector inmobiliario.

Ya promediando el final del 2018, las desarrolladoras buscan métodos y vías a los fines de buscar una salida a la crisis.

«El año pasado presentamos el inicio de lo que llamamos la década de la vivienda, donde teníamos las mejores expectativas. Con la búsqueda de políticas de Estado que tengan coherencia y consistencia para que la ciudadanía tuviera un acceso a la vivienda», expresó

Gustavo Llambías, vicepresidente de la Asociación Empresaria de la Vivienda.

Así, en un contexto económico de inflación y constante inestabilidad económica se torna inviable para la gente acceder a un crédito UVA. En este sentido, Llambías explica: «Los créditos UVA estaban produciendo una revolución en el mercado. Y en este momento, con una inflación del 40% el crédito hipotecario es inviable. En la Argentina no logramos que el sector tenga el desarrollo que debería tener».

En este orden de cosas, las expectativas del sector no son buenas, y es por ello que exigen al gobierno nacional medidas concretas para que los desarrolladores inmobiliarios puedan terminar el año de la mejor manera posible.

Inmobiliarias y desarrolladores inmobiliarios coinciden en que se volverá a apostar al mismo público al que se apostaba hace unos quince años: aquellas personas que pueden pagar la propiedad en el tiempo que tarde en construirse, esto es, las denominadas ventas desde el pozo.

Los especialistas en la materia indican que cuando se avizora un crecimiento económico, si el crecimiento promedio es del 3%, el del sector inmobiliario será del 10%. Pero cuando se presentan ciclos negativos, la caída es más estrepitosa.

El sector es consciente que la crisis imperante los obliga a readaptarse o reciclarse, poniendo el foco en aquel nicho de mercado que ve en los bienes inmuebles la forma de resguardar sus ahorros.

Damián Tabakman, presidente de CEDU (Cámara Empresaria de desarrolladores urbanos) puntualizó que las diferentes cámaras y referentes del sector inmobiliario se están agrupando a los fines de presentar proyectos conjuntos a los candidatos a las próximas elecciones presidenciales.

 

El año comenzó de manera promisoria, con el repunte que tuvieron los créditos hipotecarios a principios del corriente año. Pero la crisis económica y consecuente corrida cambiaria ocurrida en los meses de julio y agosto, implicó una caída del sector inmobiliario.

Ya promediando el final del 2018, las desarrolladoras buscan métodos y vías a los fines de buscar una salida a la crisis.

«El año pasado presentamos el inicio de lo que llamamos la década de la vivienda, donde teníamos las mejores expectativas. Con la búsqueda de políticas de Estado que tengan coherencia y consistencia para que la ciudadanía tuviera un acceso a la vivienda», expresó

Gustavo Llambías, vicepresidente de la Asociación Empresaria de la Vivienda.

Así, en un contexto económico de inflación y constante inestabilidad económica se torna inviable para la gente acceder a un crédito UVA. En este sentido, Llambías explica: «Los créditos UVA estaban produciendo una revolución en el mercado. Y en este momento, con una inflación del 40% el crédito hipotecario es inviable. En la Argentina no logramos que el sector tenga el desarrollo que debería tener».

En este orden de cosas, las expectativas del sector no son buenas, y es por ello que exigen al gobierno nacional medidas concretas para que los desarrolladores inmobiliarios puedan terminar el año de la mejor manera posible.

Inmobiliarias y desarrolladores inmobiliarios coinciden en que se volverá a apostar al mismo público al que se apostaba hace unos quince años: aquellas personas que pueden pagar la propiedad en el tiempo que tarde en construirse, esto es, las denominadas ventas desde el pozo.

Los especialistas en la materia indican que cuando se avizora un crecimiento económico, si el crecimiento promedio es del 3%, el del sector inmobiliario será del 10%. Pero cuando se presentan ciclos negativos, la caída es más estrepitosa.

El sector es consciente que la crisis imperante los obliga a readaptarse o reciclarse, poniendo el foco en aquel nicho de mercado que ve en los bienes inmuebles la forma de resguardar sus ahorros.

Damián Tabakman, presidente de CEDU (Cámara Empresaria de desarrolladores urbanos) puntualizó que las diferentes cámaras y referentes del sector inmobiliario se están agrupando a los fines de presentar proyectos conjuntos a los candidatos a las próximas elecciones presidenciales.

 

El año comenzó de manera promisoria, con el repunte que tuvieron los créditos hipotecarios a principios del corriente año. Pero la crisis económica y consecuente corrida cambiaria ocurrida en los meses de julio y agosto, implicó una caída del sector inmobiliario.

Ya promediando el final del 2018, las desarrolladoras buscan métodos y vías a los fines de buscar una salida a la crisis.

«El año pasado presentamos el inicio de lo que llamamos la década de la vivienda, donde teníamos las mejores expectativas. Con la búsqueda de políticas de Estado que tengan coherencia y consistencia para que la ciudadanía tuviera un acceso a la vivienda», expresó

Gustavo Llambías, vicepresidente de la Asociación Empresaria de la Vivienda.

Así, en un contexto económico de inflación y constante inestabilidad económica se torna inviable para la gente acceder a un crédito UVA. En este sentido, Llambías explica: «Los créditos UVA estaban produciendo una revolución en el mercado. Y en este momento, con una inflación del 40% el crédito hipotecario es inviable. En la Argentina no logramos que el sector tenga el desarrollo que debería tener».

En este orden de cosas, las expectativas del sector no son buenas, y es por ello que exigen al gobierno nacional medidas concretas para que los desarrolladores inmobiliarios puedan terminar el año de la mejor manera posible.

Inmobiliarias y desarrolladores inmobiliarios coinciden en que se volverá a apostar al mismo público al que se apostaba hace unos quince años: aquellas personas que pueden pagar la propiedad en el tiempo que tarde en construirse, esto es, las denominadas ventas desde el pozo.

Los especialistas en la materia indican que cuando se avizora un crecimiento económico, si el crecimiento promedio es del 3%, el del sector inmobiliario será del 10%. Pero cuando se presentan ciclos negativos, la caída es más estrepitosa.

El sector es consciente que la crisis imperante los obliga a readaptarse o reciclarse, poniendo el foco en aquel nicho de mercado que ve en los bienes inmuebles la forma de resguardar sus ahorros.

Damián Tabakman, presidente de CEDU (Cámara Empresaria de desarrolladores urbanos) puntualizó que las diferentes cámaras y referentes del sector inmobiliario se están agrupando a los fines de presentar proyectos conjuntos a los candidatos a las próximas elecciones presidenciales.

 

El año comenzó de manera promisoria, con el repunte que tuvieron los créditos hipotecarios a principios del corriente año. Pero la crisis económica y consecuente corrida cambiaria ocurrida en los meses de julio y agosto, implicó una caída del sector inmobiliario.

Ya promediando el final del 2018, las desarrolladoras buscan métodos y vías a los fines de buscar una salida a la crisis.

«El año pasado presentamos el inicio de lo que llamamos la década de la vivienda, donde teníamos las mejores expectativas. Con la búsqueda de políticas de Estado que tengan coherencia y consistencia para que la ciudadanía tuviera un acceso a la vivienda», expresó

Gustavo Llambías, vicepresidente de la Asociación Empresaria de la Vivienda.

Así, en un contexto económico de inflación y constante inestabilidad económica se torna inviable para la gente acceder a un crédito UVA. En este sentido, Llambías explica: «Los créditos UVA estaban produciendo una revolución en el mercado. Y en este momento, con una inflación del 40% el crédito hipotecario es inviable. En la Argentina no logramos que el sector tenga el desarrollo que debería tener».

En este orden de cosas, las expectativas del sector no son buenas, y es por ello que exigen al gobierno nacional medidas concretas para que los desarrolladores inmobiliarios puedan terminar el año de la mejor manera posible.

Inmobiliarias y desarrolladores inmobiliarios coinciden en que se volverá a apostar al mismo público al que se apostaba hace unos quince años: aquellas personas que pueden pagar la propiedad en el tiempo que tarde en construirse, esto es, las denominadas ventas desde el pozo.

Los especialistas en la materia indican que cuando se avizora un crecimiento económico, si el crecimiento promedio es del 3%, el del sector inmobiliario será del 10%. Pero cuando se presentan ciclos negativos, la caída es más estrepitosa.

El sector es consciente que la crisis imperante los obliga a readaptarse o reciclarse, poniendo el foco en aquel nicho de mercado que ve en los bienes inmuebles la forma de resguardar sus ahorros.

Damián Tabakman, presidente de CEDU (Cámara Empresaria de desarrolladores urbanos) puntualizó que las diferentes cámaras y referentes del sector inmobiliario se están agrupando a los fines de presentar proyectos conjuntos a los candidatos a las próximas elecciones presidenciales.

 

Fuentehttps://www.sramascopadilla.com.ar/blog/grave-situaci-n-de-las-desarrolladoras-inmobiliarias-132.html


Artículos relacionados

  • Invertir en oro
    Información importante sobre realizar inversiones en oro. El oro como inversión a la larga Esos que invierten dinero en oro son pensadores a la larga, esto quiere decir por lo menos en décad...
  • Las tejas solares vestirán las casas del futuro
    Las tejas convencionales ya son parte de la historia. El futuro trae tejas solares, que simulan ser las tradicionales, hasta en su color, pero con la ventaja del ahorro energético de los grandes p...
  • Beneficios de contar con gestores inmobiliarios
    Adquirir una vivienda suele ser uno de los principales objetivos de millones de personas, es incluso uno de los pasos más importantes y representa en muchos casos el inicio de una nueva etapa y un...
  • Los mexicanos gastan, $2,684 en promedio, en cada compra
    La generación Baby boomers es la que gasta más al comprar en línea en América Latina, con un ticket promedio de más de 3 mil pesosEn México, los millennials gastan en promedio $2,947 en cada compr...
  • Hubo un aumento del 17% en los alquileres en lo que va del año
    Los alquileres han tenido una suba considerable en lo que va del año, y ya al mes de agosto acumula un 17,2% para la ciudad de Buenos Aires. En efecto, el alquiler de un departamento ...

Publicado por el 26 Nov, 2018 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales