Hay mucha complejidad en el concurso de acreedores



Me molesta mucho la gente que piensa que una carrera es fácil o mediocre solo porque mucha gente decide meterse en ella. Por ejemplo, Magisterio; vale, acepto que hay muchas personas que se meten a ser profesor porque no saben qué otra cosa hacer con sus vidas, pero eso no quita que mucha gente lo haga por vocación. Mi mejor amiga siempre ha querido ser profesora de educación primaria, por ejemplo, porque es muy feliz con eso; y debido a eso, precisamente, saca unas notazas. ¿Por qué hay que desvalorizarla?, ¿porque en su trabajo no hay complicadas fórmulas matemáticas o idiomas difíciles de aprender? Venga ya.

Pero últimamente oigo eso no solo con Magisterio, sino con Derecho. ¡Con Derecho! Si los romanos levantaran la cabeza… de nuevo, soy consciente de que esa carrera suele tener overbooking; en especial porque otros tantos que no saben qué hacer con sus vidas creen que, de la noche a la mañana, van a convertirse en abogados de renombre. Ay, las series y las películas estadounidenses, qué daño han hecho… Me gustaría enseñarle a todos esos ingenuos alumnos de primero el artículo que estoy elaborando sobre el concurso de acreedores, a ver si sus delirios de grandeza siguen intactos después de eso.

Y es que ese es solo un ejemplo de la multitud de conceptos que hay que aprender en mi carrera; porque no todo se reduce a ser abogado, sino que hay que saber todo aquello que atañe al campo jurídico. La gente de a pie suele saber (o debería saber) que eso del concurso tiene que ver con las deudas que un individuo o conjunto de ellos tiene con sus acreedores, generándose así la suspensión de pagos o, en el peor de los casos, la quiebra. Pero que no, que no todo se queda ahí; que todo tiene su miga y es muy complejo.


Artículos relacionados

  • Hay una solución: los créditos rápidos
    “El miedo es lo único que nos frena”, “podemos ser y hacer lo que queramos si creemos en ello” y “las únicas fronteras nos la ponemos nosotros mismos”. Son frases positivas, sí, frases que igual no...
  • ¿Has visto estos bidones y contenedores para tu almacén?
    Topalmacen.com es uno mejores sitios para la compra online de una amplia variedad de productos indispensables para completar el surtido de tu almacén. Los bidones y contenedores son algunos de lo...
  • ¿Cómo emplear la ley del mínimo esfuerzo?
    Varias personas hablan de la ley del mínimo esfuerzo, la cual tiene su fundamento principal en que el poder manifestador del universo no hace ningún esfuerzo por manifestarse, simplemente fluye de ...
  • Fuum Cigarrillos Electrónicos suma una nueva franquicia en Barcelona
    Desde Italia nos llega este nuevo sector Cigarrillos electrónicos ¡A por la franquicia! Sí, lo sabemos, en cuestión de meses nuestras ciudades se han poblado de unas atractivas tiendas llenas d...
  • Aprendiendo a negociar y a hablar bien
    Estoy leyendo un libro de retórica y oratoria la mar de interesante. No solo hace un repaso diacrónico -es decir, histórico- por la evolución de la oratoria en las sociedades occidentales, empezand...

Publicado por el 11 mar, 2014 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales