Ideas para ayudar a salvar al mundo



Nuestro impacto en el medio ambiente es más que notable pues conforme hemos ido evolucionando como especie también hemos acabado con los recursos naturales creando problemas como el calentamiento global, la contaminación del agua, del aire, entre otros daños más de los cuales somos responsables.

Existen formas de salvar al mundo, formas que no requieren de grandes inversiones pues solicitando micro préstamos rapidos en linea o cualquier tipo de financiamiento con entidades como Bancomer, por ejemplo, bastará para poner en marcha nuestro estilo de vida verde que busque reducir nuestro impacto ambiental. Si todos adoptáramos estas medidas ecológicas quizás podríamos salvar a nuestro planeta.

Cambiemos la forma en que nos movemos

Dejar de usar gasolina y combustibles a base de petróleo es vital para reducir nuestro impacto ambiental, por ello apostar por nuevas formas de transporte como los automóviles eléctricos, de gas natural o las bicicletas pueden reducir nuestra huella de carbono generada.

Si quieres ayudar al medio ambiente comienza por cambiar tu automóvil, ya sea por uno nuevo o adaptándolo para usar biocombustibles o gas natural. En caso de no poder hacerlo entonces te recomendamos utilizar el transporte público, una bicicleta o caminar reduciendo así no solo te impacto ambiental sino también el dinero que gasta en gasolina.

Reduce la basura que generas

Otra manera de reducir tu impacto ambiental está enfocado al reducir la basura que generas. Esto es fácil pues puedes comenzar mediante la separación de la basura en orgánica, reciclable, reutilizable y en basura que tiene que ser desechada.

Incluso puedes llegar a obtener un ingreso extra de la separación de tu basura pues si llevas el PET, metal, cartón, entre otros materiales más a centros de reciclaje donde los compres es posible obtener un poco de dinero que puede ayudarnos un poco a cubrir nuestros gastos del mes a mes.

Cuidado con lo que comes

Incluso tu comida puede afectar al medio ambiente, pues la producción de vegetales o de carne, por ejemplo, implican una gran cantidad tanto de recursos energéticos como agua así como el uso tanto de químicos como hormonas, fertilizantes, pesticidas y más.

Procura comer productos que no vengan en empaque, productos con un origen natural y producidos de manera sustentable que no solo te ayuden a no generar un impacto mayor en el medio ambiente sino también reduzcan basura y beneficien tu salud pues al comer alimentos naturales, nada sintético, evitarás problemas futuros de salud.

Comienza a ahorrar agua

Aunque se crea que el agua es un recurso renovable, esto en realidad no es así pues contaminamos y consumimos más agua de la que el planeta puede generar. Por ello resulta vital el cuidar el agua pues de acabarse esta también podría acabarse la vida en la tierra.

Comienza a ahorrar agua lavando tu automóvil con cubetas, colocando dispositivos de ahorro de agua en regaderas y escusados o comienza por captar agua de lluvia en tu techo la cual puedes utilizar tanto para tu baño, para regar tus plantas o incluso para lavar tu ropa.

Baja tu consumo energético

Reducir tu consumo de energía eléctrica ayudará a reducir las emisiones de dióxido de carbono y otros contaminantes a la atmosfera. Para conseguir esto puedes o instalar paneles solares y así evitar el consumo de energía sucia, aunque esto está sujeto a regulaciones del gobierno.

Otra forma de reducir tu consumo energético está en colocar focos LED en toda tu casa, utilizar electrodomésticos que tengan un bajo consumo de energía, dejar de utilizar el aire acondicionado o simplemente apagar luces y aparatos cuando no los utilizas; es común dejar la televisión enchufada pero, aunque esté apagada, sigue consumiendo energía.

Estilo de vida más verde

Muchos podrían pensar que vivir un estilo de vida más verde implica sacrificar la forma en que vivimos cuando en realidad esto no es así pues existen formas tan simples como remplazar las bolsas de plástico por bolsas de tela.

Dejar de utilizar popotes, remplazar el uso de unicel, entre otro tipo de medidas son algunas de las formas en las que podemos convertir nuestra vida a un estilo más ecológico sin tener que modificar nuestra vida directamente. Recuerda que desde las prendas que vestimos hasta lo que comemos tiene un impacto en el medio ambiente.

Salvar al mundo no es tan complicado

Salvar al mundo no es tan complicado pues existen formas de hacerlo sin tener que gastar todos nuestros micro créditos online o modificar nuestro estilo de vida. Acciones tan simples como caminar o utilizar bolsas de tela ayudan al medio ambiente.

Así que ya no hay pretextos para decir que salvar al mundo es complicado pues aquí te hemos puesto algunas maneras para llevar un estilo de vida más verde, más sustentable, en pro de la mejora del medio ambiente. Si todos colaboráramos con este tipo de acciones los resultados serían aún más evidentes.


Artículos relacionados


Publicado por el 26 sep, 2018 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales