Impagos de honorarios en la tramitación de préstamos



Algo de lo que poco se habla en el sector financiero es esto, acerca del impago de los honorarios de las empresas dedicadas a ofrecer y firmar préstamos online.

Depende también de qué tipo de financiera sea la que tramita la financiación pues normalmente cuando pasa esto es la intermediaria financiera la que se queda sin cobrar.

Es algo a tener en cuenta ya que las financieras en la mayoría de ocasiones se cobran de sus comisiones del préstamo firmado.

Igual lo hace el intermediario financiero con una diferencia, aquí la empresa en ningún caso le retiene el dinero al cliente sino que se le entrega a este para que luego este pague a su intermediario.

El problema de esta forma de actuar es que los clientes haciendo esto entre otras cosas se están perjudicando a sí mismos.

La mayoría no lo saben en el momento del impago, lo descubren posteriormente.

Has de saber que las empresas dedicadas a firmar préstamos en España siendo intermediarios son los que al final les aportan la mayoría de las operaciones a las financieras.

El que uno de sus intermediarios se quede sin cobrar es algo que a la financiera que ha firmado el crédito no gusta ya que refleja entre otras cosas la poca seriedad de sus clientes.

En consecuencia si luego dicho cliente tiene que negociar algo con la financiera no pienses que esta se lo pondrá fácil.

Todo lo contrario de hecho, en la firma de estos créditos lo que hará la empresa será intentar cobrar el dinero no cobrado con anterioridad por parte del intermediario.

¿Por qué la financiera se suele preocupar por el intermediario en cuestión?

Se preocupa entre otras muchas razones porque en parte es culpa de ella por la cual dicho intermediario se queda sin cobrar.

Lo normal en el sector financiero es que a la hora de pagar los honorarios del intermediario salgan de la financiera.

Al cliente no le cuesta nada el haber realizado el crédito a través de la empresa intermediaria.

Es algo a tener en cuenta ya que haciendo esto el intermediario nunca se quedara sin cobrar con la firma del préstamo.

La financiera sabe que trabajando de esta manera se arriesga a perder muchas de las operaciones que les pueden ir llegando a sus colaboradores.

Y es normal, una intermediaria financiera siempre va a trabajar con aquellas empresas que saben con la firma del crédito ellos cobraran.

¿Qué pasa con el cliente?

Pues pasa que al final en el sector financiero muchas veces son ellos aquí los que actúan de mala fe.

Muchas veces si una de estas personas tiene la posibilidad de no pagar a la empresa intermediaria es justo lo que hará.

Por suerte estos clientes quedan al final señalados por las empresas que ofertan estos créditos no pudiendo volver acceder a los préstamos ofertados.

Y como hemos dicho eso no es lo peor, el gran inconveniente de actuar de esta manera son las “facilidades” que le pone la financiera a su cliente por lo bien que se ha portado.

 


Artículos relacionados


Publicado por el 02 Dic, 2016 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales