Impresión 3D aplicada a la odontología



Una de las industrias que más ha aprovechado el boom de la impresión 3D en México es sin duda la odontología. Especialistas en ortodoncia y laboratorios dentales están cautivados con los alcances en la producción de piezas. Por eso, queremos mostrarle lo que está sucediendo y las proyecciones que estiman los expertos en este campo.

Principales usos de la fabricación aditiva dental

Diversos especialistas dedicados a la impresión 3D en México y otros mercados concuerdan en que las aplicaciones en el sector médico de esta tecnología apenas están comenzando. De hecho, los odontólogos la han adoptado por la eficiencia que representa el diseño digital. Y es que, fabricar prototipos, corona, puentes y otros elementos es más rápido, preciso y rentable con esta tecnología de impresión.

 

La comunicación entre la clínica dental y el fabricante se agiliza de forma considerable y para llegar al producto final, las etapas del proceso son:

 

  • Escaneo. Mediante un escáner intraoral, los dentistas obtienen imágenes precisas que pueden enviar a los laboratorios para su respectivo modelado.

 

  • Diseño. En función de las instrucciones dentales sobre el modelo 3D, comienza la creación del archivo CAD/CAM. Esta información luego es interpretada por la impresora tridimensional que realiza una copia exacta de los datos.

 

  • Impresión 3D. Usando un sistema de alta resolución, los fabricantes pueden elaborar piezas con cera fundible o plástico en 30 min o un par de horas. Una vez corroboradas las coincidencias bucales y hechos los ajustes, se procede a la producción final de la pieza.

 

Este proceso se traduce en reducción de precios, aumento de pedidos, menos errores o imperfecciones, plazos de entrega más rápidos y altos niveles de calidad. Además, la fabricación aditiva permite almacenar copias digitales y la impresión de diferentes modelos de la misma pieza para mayor personalización.

 

Por otra parte, las impresoras 3D son las encargadas de llevar a cabo todo el trabajo, haciendo que el moldeado manual sea cosa del pasado. Los negocios tienen la posibilidad de crecer más rápido porque todo el proceso puede ser digitalizado. Desde la cita hasta el producto terminado, existe la infraestructura para automatizar las operaciones necesarias.

Hacia dónde va la impresión 3D en México y el mundo

El mejor indicativo sobre la adopción de la impresión 3D en México y el mundo lo podemos encontrar en las cifras. De acuerdo a varios informes, existe un crecimiento anual del 35% en el uso y aceptación de las tecnologías tridimensionales. Según los expertos, para el 2027 este mercado representará un valor total de 9.5 mil millones de dólares.

 

Los propulsores de estos sistemas y los odontólogos entienden que la precisión, eficiencia y versatilidad permitirá un mayor avance de la odontología digital. Se ha estimado que materiales como el metal y la resina certificada serán los métodos de producción más demandados en los próximos 10 años. La inclusión de estos materiales ampliará la gama de restauraciones y prótesis dentales disponibles.

 

Como puede ver, la impresión 3D en México y otras partes sigue avanzando. Si usted cuenta con un prototipo que quiera visualizar o reproducir, puede enviarlo al correo impresioni3d@gmail.com y conocer más sobre sus opciones.

Una de las industrias que más ha aprovechado el boom de la impresión 3D en México es sin duda la odontología. Especialistas en ortodoncia y laboratorios dentales están cautivados con los alcances en la producción de piezas. Por eso, queremos mostrarle lo que está sucediendo y las proyecciones que estiman los expertos en este campo.

Principales usos de la fabricación aditiva dental

Diversos especialistas dedicados a la impresión 3D en México y otros mercados concuerdan en que las aplicaciones en el sector médico de esta tecnología apenas están comenzando. De hecho, los odontólogos la han adoptado por la eficiencia que representa el diseño digital. Y es que, fabricar prototipos, corona, puentes y otros elementos es más rápido, preciso y rentable con esta tecnología de impresión.

 

La comunicación entre la clínica dental y el fabricante se agiliza de forma considerable y para llegar al producto final, las etapas del proceso son:

 

  • Escaneo. Mediante un escáner intraoral, los dentistas obtienen imágenes precisas que pueden enviar a los laboratorios para su respectivo modelado.

 

  • Diseño. En función de las instrucciones dentales sobre el modelo 3D, comienza la creación del archivo CAD/CAM. Esta información luego es interpretada por la impresora tridimensional que realiza una copia exacta de los datos.

 

  • Impresión 3D. Usando un sistema de alta resolución, los fabricantes pueden elaborar piezas con cera fundible o plástico en 30 min o un par de horas. Una vez corroboradas las coincidencias bucales y hechos los ajustes, se procede a la producción final de la pieza.

 

Este proceso se traduce en reducción de precios, aumento de pedidos, menos errores o imperfecciones, plazos de entrega más rápidos y altos niveles de calidad. Además, la fabricación aditiva permite almacenar copias digitales y la impresión de diferentes modelos de la misma pieza para mayor personalización.

 

Por otra parte, las impresoras 3D son las encargadas de llevar a cabo todo el trabajo, haciendo que el moldeado manual sea cosa del pasado. Los negocios tienen la posibilidad de crecer más rápido porque todo el proceso puede ser digitalizado. Desde la cita hasta el producto terminado, existe la infraestructura para automatizar las operaciones necesarias.

Hacia dónde va la impresión 3D en México y el mundo

El mejor indicativo sobre la adopción de la impresión 3D en México y el mundo lo podemos encontrar en las cifras. De acuerdo a varios informes, existe un crecimiento anual del 35% en el uso y aceptación de las tecnologías tridimensionales. Según los expertos, para el 2027 este mercado representará un valor total de 9.5 mil millones de dólares.

 

Los propulsores de estos sistemas y los odontólogos entienden que la precisión, eficiencia y versatilidad permitirá un mayor avance de la odontología digital. Se ha estimado que materiales como el metal y la resina certificada serán los métodos de producción más demandados en los próximos 10 años. La inclusión de estos materiales ampliará la gama de restauraciones y prótesis dentales disponibles.

 

Como puede ver, la impresión 3D en México y otras partes sigue avanzando. Si usted cuenta con un prototipo que quiera visualizar o reproducir, puede enviarlo al correo impresioni3d@gmail.com y conocer más sobre sus opciones.

 


Artículos relacionados


Publicado por el 05 ene, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales