Indicaciones para oxigenoterapia hiperbárica



Indicaciones de la UHMS para la terapia de oxígeno hiperbárico

 Para considerar tratamiento de oxigenoterapia hiperbárica la UHMS (Undersea & Hyperbaric Medical Society) establece que la presión debe ser superior a 1,4 ATA. El paciente debe recibirá el oxígeno por inhalación dentro de una cámara a presión.

Las indicaciones de la UHMS son:

  • 1. Embolismo gaseoso
  • 2. Intoxicación por monóxido de carbono.
  • 3. Gangrena gaseosa
  • 4. Lesión por aplastamiento, síndrome compartimental
  • 5. Isquemias
  • 5. Enfermedad Descompresiva
  • 6. Insuficiencia arterial
  • 7. Anemia severa
  • 8. Absceso intracraneal
  • 9. Infecciones necrotizantes de partes blandas
  • 10. Osteomielitis crónica
  • 11. Radionecrosis de tejidos blandos y osteonecrosis
  • 12. Injertos y colgajos comprometidos
  • 13. Quemaduras de mas del 20% o segundo grado
  • 14. Pérdida de audición neurosensorial súbita idiopática

 

Respirar oxígeno puro a una presión por encima de 1.4 ATA, produce, según la Ley de Henry, mayor cantidad de oxígeno disuelto en el plasma sanguíneo. Cuando respiramos aire la Presión Parcial de Oxígeno (PpO2) en sangre arterial es de unos 90 mm de Hg., pero cuando respiramos oxígeno 100% en una sesión de cámara hiperbárica, la PPO2 llega a ser de hasta 2000 – 2400 mm de Hg a 3 ATA. Este mayor transporte de oxígeno consigue que en aquellos tejidos del organismo que estén en hipoxia (falta de oxígeno) en una situación que no se pueda corregir de otra manera, se pongan en marcha las rutas metabólicas y los mecanismos fisiológicos deprimidos por la situación de hipoxia.

Los principales componentes de la acción terapéutica de la oxigenoterapia hiperbárica son dos:

En primer lugar, conseguir que llegue oxígeno a los tejidos incluso cuando la hemoglobina y los glóbulos rojos no estén en condiciones de hacerlo, como sucede en situaciones de anemia o de intoxicaciones por gases como el monoxido de carbono (CO).

En segundo lugar, favorecer la difusión del oxígeno de los capilares a las células,  si la perfusión sanguinea esté disminuida por cualquier causa. La oxigenaterapia hiperbárica está también indicada en todas aquellas patologías en las que exista hipoxia tisular.En deporte la oxigenoterapia es beneficiosa ya que el sistema inmunológico se fortalece, la mente se oxigena, la concentración aumenta y el deportista se recupera más rápido después de un esfuerzo. También aumenta significativamente la condición física,  evitando hacer entrenamientos en altura para estimular la producción de glóbulos rojos. Atletas de nivel internacional, usan OHB en su entrenamiento.En lesiones deportivas se realiza este tratamiento en las 24-48 horas tras la lesión, para conseguir reducir el tiempo de cicatrización, el edema, la hinchazón. La recuperación es más rápida reduciéndose el tiempo a la mitad.En casos de sobreentrenamiento es una indicación absoluta, se ha demostrado que durante altos niveles de ejercicio hay un metabolismo célular aeróbico que usa los reservas de energía, cuando éstas se agotan se pasa a un metabolismo anaeróbico, resultando en un déficit de oxigeno y es aquí donde la OHB aporta el oxígeno necesario para tratar el sobreentrenamiento.

En estética el tratamiento con Oxigenoterapia hiperbárica mejora la líbido y hay indicios de que puede tonificar la piel, disminuir la flacidez y las arrugas ya que aumenta la síntesis de colágeno.

La oxigenoterapia hiperbárica estimula la formación de antioxidantes propios que inhiben a los radicales libres que causan el envejecimiento celular.

En intoxicaciones por monóxido de carbono (se produce a partir de la combustión incompleta de gas natural u otros productos que contengan carbono) esta terapia es fundamental. El CO tiene la particularidad de ser inodoro, incoloro e insípido, por lo que la intoxicación se produce de una manera pasiva. Para separar al monóxido de carbono de la hemoglobina se necesitan altas concentraciones de oxígeno a presión elevada, porque la unión de las moléculas COHb constituyen un puente químico de alta resistencia. La OHB no sólo aportará el oxígeno necesario sino que además reducirá la hipoxia o anoxia que puede presentarse en los tejidos.

Un estudio realizado en el Centro Médico Assaf Harofeh demostró que la Fibromialgia puede ser revertida por la oxigenoterapia hiperbárica. La fibromialgia es un trastorno neurológico causado por una actividad anormal del sistema nervioso.

Para este estudio, participaron 60 mujeres diagnosticadas con al menos 2 años sufriendo este trastorno, la fibromialgia. Según esta investigación, el tratamiento con oxigenoterapia hiperbárica redujo con éxito e incluso eliminó totalmente la necesidad de medicamentos paliativos del dolor en las pacientes.

Se realizaron 40 sesiones de oxigenoterapia hiperbárica a cada paciente, una por día , 5 veces a la semana. Cada sesión de cámara hiperbárica presurizada con oxígeno puro al 100% a 2 ATA aportaba oxígeno adicional al plasma sanguíneo de cada paciente, logrando que llegara más oxígeno al cerebro.

Las zonas cerebrales responsables del dolor mostraban mayor mejoría en su funcionamiento cerebral y en el dolor, en el 70% de las pacientes. Los iresponsables de este estudio insisten en que hay que continuar investigando. Parece que la terapia con oxígeno hiperbárico funciona aunque no se sabe realmente cómo ni por qué.

camara-hiperbarica-IMTRA-cristal

En el Instituto Madrileño de Traumatología disponen de una cámara monoplaza que alcanza los 3 ATA de presión con oxígeno 100% médico. Los tratamiento se realizan por operador con formación específica y son supervisados y pautados por una especialista en Medicina Hiperbárica. Puede consultar cualquier duda sobre tratamiento y precios en imtra.es


Artículos relacionados


Publicado por el 11 oct, 2017 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales