Innovando en el aula con el aprendizaje cooperativo



Cada semana es una nueva oportunidad de aprender y de descubrir cosas nuevas. En un colegio los lunes se convierten en un intercambio de experiencias de las aventuras vividas durante el fin de semana y en un nuevo punto de encuentro con los compañeros, los profesores y  el aula: ese espacio de aprendizaje que se convierte durante el curso en nuestro lugar de referencia.

Es lunes por la mañana de la última semana del mes de febrero. Nos invitan a formar parte de una de las clases de 1º de Primaria donde nos reciben los alumnos con las sonrisas que suelen despertar las cámaras de fotos. Sin embargo, en poco más de un minuto ya somos invisibles para los alumnos. La profesora, a golpe de palmada, les anima a levantarse para realizar una estructura de Aprendizaje Cooperativo. Están aprendiendo los diminutivos y los aumentativos y es una forma increíble y efectiva para practicarlo.

Mientras los alumnos se mueven por la clase al ritmo de la música, comprobamos cómo se divierten y se ríen. Da igual que sea lunes primera hora de la mañana, ellos parecen ajenos a este detalle y están felices e inmersos en la estructura. Al parar la música se unen haciendo pareja con el compañero que tienen más cerca. La profesora les propone: “Empieza quien tenga el dedo meñique más pequeño”. La propuesta les causa de nuevo risas y podemos ser testigos de la complicidad entre los niños al comparar el tamaño de sus dedos.  Una vez resuelto, los alumnos aportan alternativamente las respuestas a su pareja. Suena de nuevo la música.

Esta estructura, forma parte de las estructuras de Aprendizaje Cooperativo propuestas por Spencer Kagan que, como nos explican en su artículo “¿Lo hacemos juntos?” Fátima Casablanca y Tania Zahínos, coordinadoras de Aprendizaje Cooperativo del colegio Arcángel Rafael, vienen a ser como las reglas del juego y establecen los roles de profesor y alumno, indicando además cómo deber ser la forma de interactuar de los niños.

Nosotros acabamos de ser testigos de un Ralling Robin, una estructura que, a diferencia del Round Robin, que se realiza en equipos, se efectúa en parejas. La estructura la comienza una pregunta lanzada por el profesor con un pequeño tiempo de margen para pensar. A continuación el profesor, que con el Aprendizaje Cooperativo actúa como guía, pauta los turnos. Y lo hace lanzando ideas como: “Comienza el que tenga el pelo más largo”. Los niños comparan con su pareja, que han elegido al azar, y esto hace que interactúan en entre ellos, aprendan a respetar el turno de palabra y mejore su integración.

El objetivo es repasar contenidos aprendidos. El resultado va mucho más allá: obtenemos la participación activa de todos los alumnos y la evaluación y autoevaluación de los niños, pero sobre todos tenemos niños motivados y felices, protagonistas de su propio aprendizaje. Sigue siendo lunes, primera hora de la mañana. Nos vamos de la clase contagiados con la misma sonrisa que nos recibía unos instantes antes.

¡CONOCE NUESTRO PROYECTO EDUCATIVO!

El Colegio Arcángel Rafael es un centro educativo de carácter privado. Es independiente, por lo que no está regido por ningún tipo de organización política, religiosa o social.

Regido por profesionales con una experiencia acumulada de más de 30 años en la práctica educativa, con vocación de educadores, con espíritu innovador y en constante formación que les capacita para promover la educación integral de los alumnos.

Tenemos como misión colaborar con la familia para descubrir y desarrollar las competencias y el talento que todo niño/a posee, para formar ciudadanos responsables, solidarios e innovadores, capaces de contribuir activamente a la transformación constante de la sociedad en un mundo globalizado y sostenible.

Nuestra visión es ser referente de excelencia educativa a través de la innovación pedagógica constante, para conseguir personas multilingües, tecnológicamente competentes, con práctica deportiva y hábitos de vida saludables y éticamente responsables.

El Colegio Arcángel Rafael respeta profundamente las creencias y convicciones de sus alumnos y padres y desde esta prespectiva intenta dar a sus alumnos una formación integral ayudándoles a descubrir y potenciar sus posibilidades físicas, intelectuales y afectivas, educando su dimensión social y promoviendo su inserción en el mundo de forma responsable y constructiva. Para ello nos apoyamos en metodologías de trabajo cooperativo y que fomentan el pensamiento crítico.

El Colegio Arcángel Rafael, a través de su Departamento de Lenguas, tiene como objetivo que todos sus alumnos puedan alcanzar un desarrollo lingüístico en español,  inglés y francés, que les permita la comunicación, representación y relación con su entorno social de forma competente.

El proyecto tecnológico del colegio Arcángel tiene como principal objetivo la integración de las TAC como un elemento más del día a día en el centro, sirviendo de apoyo a los profesores y como instrumento fundamental para que los alumnos realicen experiencias de aprendizaje. La tecnología se convierte, de este modo, en un medio a través del cual poner en práctica los conocimientos y habilidades adquiridos en el resto de áreas.

 


Artículos relacionados


Publicado por el 10 mar, 2017 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Compartir en las Redes Sociales