Kathoey. Viajando por Siam.



Todo el que haya viajado a Tailandia tarde o temprano se habrá dado cuenta de que esa chica tan femenina, un poco alta para el estándar del país, y de manos algo grandes no es propiamente una mujer, o mejor dicho no es una mujer de nacimiento. Es Tailandia un país extraordinariamente tolerante con los «trans». Ciudadanos tailandeses que allí se llaman Kathoy.

En estos días convulsos en los que la opinión pública se posiciona de una u otra forma y a menudo en los extremos en cuanto a un mayor o menor aceptación de la forma de vida y las singularidades de estas personas, quizás sea el Siam un ejemplo a seguir en cuanto a la normalización con naturalidad de todas las personas que no quieren incluirse dentro de lo que sería la división tradicional entre géneros.

No obstante, no podemos obviar que una gran parte de estos ciudadanos tailandeses desarrollan su actividad profesional en el mundo de la noche. No sabemos si por preferencia personal o por necesidad. En cualquiera de los casos lo que queda claro es que este hecho es visto con naturalidad por el resto de la sociedad thai.

Sobre todo en la capital del país nadie se extraña ni gira la cabeza al cruzarse con una persona “transgénero” o un más habitual travesti.  Englobados aquí bajo el genérico término de kathoey que a veces hace referencia incluso también a cualquier chico gay.

Según una encuesta que el diario digital “Bangkok Post” hace referencia en sus páginas la tolerancia hacía los “trans” va creciendo en los últimos años, siendo ya alta en el pasado. Según este sondeo,  preguntados los ciudadanos tailandeses si aceptarían un transexual en su trabajo, hasta un 90% afirma que, que lo valoraría por sus aptitudes y no por su género (porcentaje que en la anterior encuesta era del 80%). A la pregunta de si un «trans» sería aceptado en el seno de su familia los encuestados responden afirmativamente en un 87%.

Un grupo de defensores de los derechos de las personas transexuales presentaron ante el parlamento una propuesta para que estos ciudadanos puedan cambiar su sexo en los registros y documentos oficiales.

Preguntados por esta posibilidad los encuestados están a favor aunque en menor medida. Lo que me hace pensar que pese a la tolerancia con estos colectivos aún hay cierta reticencia a aceptarlos más allá que como kathoeis.

En cualquier caso, dejando a un lado estas polémicas cuestiones que ahora mismo son tema de debate en todo el mundo, lo realmente preocupante es la marginalidad en la que la mayor parte de ladyboys viven  en el país.

La mayoría de ellos se dedican al mundo de la noche, al menos hasta cierta edad. Es raro ver un kathoey  de mediana edad, más raro aún si es un anciano. Probablemente, tras pasar el umbral de la juventud y ante la imposibilidad de ganarse la vida , vuelven con sus familias a sus pueblos y ciudades de origen.

Es en Bangkok y sus barrios rojos en los que si viajas a Tailandia podrás ver sin ningún atisbo de duda esta peculiar parte de la escena social tailandesa. Quizás te sorprenda la absoluta naturalidad con la que este milenario pueblo acepta sin ningún tipo de trabas este fenómeno que quizás haya permanecido oculto en la trastienda de nuestras sociedades durante tanto tiempo, siendo hora de darle visibilidad y no poner ningún tipo de obstáculos a su normalización. Paso a paso se va logrando y como vemos no es un fenómeno local, sino que afecta de forma global a todos los pueblos del mundo. Desde los más desarrollados a los menos avanzados económicamente.

Es Tailandia uno de los países en los que la cirugía estética es más barata, y no por ello menos segura que en otros lugares. Posee el país un buen sistema sanitario. Ciudadanos de estados vecinos vienen a la capital del Siam a mejorar su apariencia física y son los ladyboys asiduos clientes de los más expertos cirujanos del Siam. Pese a los riesgos de las cirugías y los posibles efectos adversos que pueda tener a posteriori. Desconozco el precio de estos tratamientos que sin duda no deben de ser baratos, aunque parece ser que están al alcance de una parte considerable de estos colectivos. Lo cual es algo de agradecer para aquellas personas que se lo puedan permitir.

Por último comentar que si viajas a Bangkok u a otra ciudad de Tailandia dirígete con respeto a estas personas que son aceptadas por su sociedad quizás en mayor medida de lo que lo hacemos en nuestras avanzadas sociedades occidentales.

Victor Fdz. (Viajero y sociólogo. Últimamente más de lo primero)

Para cualquier información extra sobre el mundo de los viajes, ocio y artículos que versan sobre las sociedades del sudeste asiático no dudes en visitar: https://www.miviajeporelmundo.com/consejos-para-viajar-al-sudeste-asiatico


Artículos relacionados

  • Estrategias SEO y resultados
    Parece que, hoy en día, todo se enuncia con siglas. Y seguramente, ya habremos oído sobre las siglas SEO y SEM. Sabemos que, prácticamente todos, conocen los términos que se esconden detrás de ...
  • Factores relevantes que influyen en la creación de empresas en Uruguay
    Muchas personas ameritan contar con un registro de sus compañías en Uruguay, dada su estabilidad y prosperidad económica, su ubicación geográfica y las ventajas comparativas para comercializar tod...
  • Tipos de tableros eléctricos
    Un tablero eléctrico consiste en un armazón metálico que cumple la función de proteger todos los controles y los mandos que componen un sistema eléctrico. Hay distintos tipos de tablero, según se ...
  • El emprendimiento y su validez en las artes escénicas
    Existen múltiples modelos de negocio y todos ellos son apasionantes, porque todos cumplen una función social determinada. Las asesorías financieras son tan importantes como las tiendas de ropa&nbs...
  • Déjate llevar en las bodegas de vino en Uruguay
    Uruguay resulta realmente cautivador, su historia, toda su cultura, su gente, sus playas, aromas y sabores pueden atraer con intensidad, pero son especialmente sus vinos uno de sus rasgos más resa...

Publicado por el 23 Sep, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales