La cédula de habitabilidad, 7 trucos para conseguirla rápidamente



La cédula de habitabilidad, 7 trucos para conseguirla rápidamente

 

Todos los trámites que tengan que ver con la administración dan dolores de cabeza.

Todos hemos oído alguna historia de gente que ha tenido complicaciones con un “papel” que necesitaba, una licencia que no se la daban o una multa en el momento más inoportuno.

Aquí vamos a ver 7 trucos para conseguir tu cédula de habitabilidad de una forma rápida y sencilla. También se pueden llamar licencias de primera o segunda ocupación según el ayuntamiento.

Si quieres saber cómo, ¡sigue leyendo!

1.      Ten a mano toda la documentación que necesitas

Estos trámites suelen necesitar varios documentos, lo mejor es que los recopiles al comienzo del proceso. Algo de tiempo y complicaciones ahorrarás de esta forma.

Normalmente necesitarás el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles de tu municipio, las escrituras de la vivienda, una fotocopia del documento nacional de identidad así como un certificado de habitabilidad, firmado por un profesional acreditado.

Además de esto, en otras ocasiones te pueden pedir el número de policía de la vivienda o certificados específicos de las instalaciones del inmueble.

Estos certificados aseguran que las instalaciones de la vivienda(electricidad, agua, gas, etc.) están en condiciones de ser usadas. Los elaboran los técnicos correspondientes(electricistas, fontaneros, etc.) y los presentan en la subdelegación de industria que corresponda a tu municipio.

2.      Infórmate sobre el trámite que necesitas

¿Cedula de habitabilidad? ¿Licencia urbanística? ¿Declaración responsable?

Hay muchos tipos de nombres para trámites similares relacionados con las viviendas y normalmente es complicado, por ello resulta importante informarse sobre lo que necesitas.

La empresa de arquitectura LeuKos Architecture publicó recientemente esta completa guía sobre la cédula de habitabilidad.

Puede ayudarte a resolver las dudas que tienes al respecto.

3.      Confía en el profesional con el que trabajes

Las cédulas de habitabilidad necesitan un certificado de habitabilidad, que elabora un arquitecto o arquitecto técnico colegiado.

Estos profesionales pueden hacer el trámite sencillo para ti o complicarte la existencia.

Lo mejor es que confíes en empresas que tengan una buena reputación online o sea de confianza.

El certificado de habitabilidad que te redacte tendrá varios datos, entre ellos la superficie construida y útil de la vivienda, o su año de construcción. Tiene su coste, que varía entre los 100 y 300 euros en función de la superficie de la vivienda y, claro está, el precio que quiera establecer el profesional competente.

4.      Presenta toda la documentación en tiempo y forma

Si presentas por ti mismo la documentación en el ayuntamiento, fíjate bien qué te solicitan y de qué forma te lo solicitan.

Puede parecer irrelevante, pero una fotografía exterior de la vivienda es una fotografía de la fachada principal, no un patio o una ventana.

Una cosa está clara, si en el formulario correspondiente reclaman ciertos documentos debes aportarlos. Si no lo haces, debes tener una razón de peso para no tenerlos.

Aunque en ocasiones se establezcan este tipo de trámites como casi automáticos, siempre se revisan por parte de la administración. Por lo que no mientas ni incluyas páginas en blanco, algo fácil de realizar cuando se presenta la documentación online.

Posteriormente te pueden reclamar más documentación o realizar una inspección.

Lo que nos lleva al siguiente punto:

5.      Si realizan una inspección, no mientas

Las licencias de ocupación son trámites sencillos, así que si deciden realizarte una inspección por cualquier motivo, no hay razón para ponerse nervioso.

Las inspecciones son rutinarias y realmente solo debes tratar la cuestión con el funcionario e intentar conseguir tu licencia.

Mentir solo hará las cosas más complicadas y cabreará a tu interlocutor.

6.      Paga la tasa correspondiente.

Esto será otra tontería, pero hay que pagar la tasa tras obtener la carta de pago correspondiente.

En caso contrario, no obtendrás la licencia y todo lo que hayas hecho no tendrá ningún tipo de validez, aunque hayas realizado el resto de pasos.

La tasa asociada a un trámite como este suele variar, va desde los 6 euros hasta los 300 euros dependiendo del ayuntamiento. Es como todo, depende muchísimo del tipo de ayuntamiento y su política fiscal, así que aconsejamos informarse de este coste. Solo con una llamada podrás asegurarte.

7.      Si te solicitan más documentación, responde al requerimiento

Si tras presentar toda la documentación te solicitan mayor documentación por cualquier motivo, envíala cuanto antes como te la han pedido.

La mayor parte de las veces es porque algún documento no ha podido visualizarse o porque algún detalle no se ha entendido.

No tiene mayor importancia, en general si tu técnico te ha dicho que tu vivienda cumple los requisitos, es sencillo de obtener.

Pero es habitual que se pidan más documentos y no se lleguen a completar el proceso, haciendo inútil todo lo realizado.

 

Estos son algunos consejos para obtener la cédula de habitabilidad aunque, la verdad, puede servir para cualquier otro tipo de licencia urbanística.

Ahora, es tu turno.

Comenta debajo si tienes alguna pregunta o cuestión al respecto, te la contestaremos en cuanto podamos.


Artículos relacionados


Publicado por el 14 Jun, 2020 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales