La cuenta bancaria y su importancia en nuestras gestiones



La apertura de una cuenta bancaria es un proceso ineludible para cualquier persona que aspire a tener un futuro de independencia y seguridad económica. Cuando somos jóvenes, nos habituamos a que nuestros padres o tutores se ocupen de esas tediosas y complicadas tareas. Nuestro dinero, por lo tanto, pertenece a una cuenta familiar, y nuestra economía es la de las personas que nos mantienen. Sin embargo, poco después, antes incluso de que obtengamos una independencia económica completa, llega siempre el momento de abrir nuestra propia cuenta a nuestro nombre y gestionar nuestra primera tarjeta de crédito o débito. Es una especie de iniciación a la vida adulta.

Los motivos que pueden conducir a una persona a abrir su primera cuenta son numerosos. Por un lado está el hecho de que numerosos adolescentes necesitan a partir de los dieciocho años disponer de movilidad y libertad para estudiar la carrera universitaria elegida. Se impone así una independencia parcial, en la que la principal fuente de nuestros ingresos todavía proviene de las cuentas familiares y nuestros padres, pero en la que también hemos de tener un espacio personal en la que gestionar becas de manutención y gastos derivados de la independencia física. Al salir del nido y empezar a compartir piso o a vivir en una residencia de estudiantes, las personas en edad de estudiar comienzan a asumir sus primeras responsabilidades financieras.

Son, de hecho, un buen entrenamiento para lo que está por venir: la independencia completa, que llegará cuando los estudios den paso a un empleo fijo; un concepto que, por desgracia, en los tiempos que corren empieza a convertirse en un lujo. Es muy importante que aquellas personas que por primera vez dispongan de una cuenta privada, para manejar unas finanzas que son cien por cien suyas, sean conscientes de las posibles contingencias y accidentes económicos que pueden surgir durante el normal desarrollo de su vida independiente.

Esto se debe a que pagar un alquiler, pagar facturas, no es fácil, y sucesos inesperados pueden alterar nuestro presupuesto de ahorros o nuestras previsiones mensuales de gastos. Por esa razón, conviene no solo que aprendamos a manejar nuestro dinero, nuestras cuentas y nuestras tarjetas, sino que también nos informemos a fondo sobre recursos de utilidad como los créditos rápidos online de WannaCash.es, que pueden sacarnos de un aprieto. Estas inyecciones monetarias, esporádicas o no, suponen también una devolución de intereses que, en el caso del ejemplo, no es muy elevada. Sin embargo, son porcentajes que se restan de nuestra economía básica, y conviene tenerlos muy en cuenta.

Hemos mencionado en no demasiadas palabras las principales ventajas de disponer de una cuenta bancaria privada para nuestros gastos, seamos o no personas completamente independientes en materia económica. Sin embargo, no hemos mencionado cuál es el procedimiento de creación de una cuenta. En general, es bastante sencillo en cualquiera de las entidades bancarias existentes en España, y suele requerir presentar nuestro DNI en vigor y firmar una documentación. Muchos bancos, como La Caixa o Santander, disponen también de servicios de revisión de banca online. Es decir, podemos acceder a nuestra cuenta desde internet o una aplicación móvil y gestionar nuestro dinero mediante una interfaz sencilla y muy limpia.

Porque los cajeros, aunque todavía existen y son esenciales a la hora de pagar impuestos o extraer dinero en efectivo, otras operaciones que van de la mano con la adquisición de una cuenta bancaria y su respectiva tarjeta, ya no son el único recurso de gestión económica privada que existe gracias a la influencia de las nuevas tecnologías y de internet en la vida doméstica. Aun así, antes de arriesgarnos a la apertura definitiva de nuestra cuenta, es sensato y práctico tener en cuenta dónde vivimos o dónde vamos a vivir, e investigar si hay suficientes sucursales del banco elegido en dicha zona geográfica. No tiene sentido complicarnos la vida si disponemos de entidades mucho más cercanas a nuestro lugar de residencia o de trabajo.

Por otro lado, conviene tener en cuenta que las cuentas bancarias, aunque son asequibles para todos los ciudadanos y las ciudadanas, no son completamente gratuitas y conllevan una serie de gastos cíclicos de gestión que suelen cobrarse de manera inmediata y directa desde los fondos de la cuenta. Al no ser un gasto demasiado periódico, muchas personas cometen el error de olvidarlo con consecuencias incómodas. Por ejemplo, que todo el tiempo que hemos invertido en emplear un comparador de créditos y en medir milimétricamente el gasto extra del préstamo no haya servido de nada, pues nos hemos tropezado con un inconveniente con el que no contábamos.

A corto plazo, administrar una cuenta bancaria se convierte en un proceso tan sencillo y fluido como respirar. Con el tiempo será imposible desligar nuestra vida económica de su gestión, pues son el núcleo de nuestras operaciones financieras.


Artículos relacionados

  • Préstamos Sin Nómina
    Sólo el  23% de los trabajadores españoles participan en un plan de pensiones. Si tienes uno, considérate afortunado! Los préstamos de pensión son una excelente manera de obtener flexibilidad finan...
  • La carrera en ADE y la inversión empresarial
    Por desgracia, no todos los estudios ni carreras universitarias tienen el mismo prestigio que otras. Algunas de las más denostadas son Magisterio y Administración y Dirección de Empresas, más cono...
  • Cómo crear un plan económico de obtención de vivienda
    ¿Se ha convertido la obtención de una vivienda en propiedad en un sueño imposible de cumplir? Para muchos jóvenes en torno a los treinta años, la respuesta es rotundamente afirmativa. Porque, mien...
  • Decoracion de Hogares
    Amueblar y decorar, da estilo al hogar Sea en propiedad o en alquiler, lo importante es que hagas de la vivienda “tu hogar”, para ello nada mejor que amueblar y decorar con tu estilo personal. La...
  • Cómo obtener el certificado de penales
    A la hora de realizar numerosos trámites, tales como la matriculación en un centro de formación o el acceso a puestos de trabajo públicos, es común que la documentación obligatoria sea algo más qu...

Publicado por el 22 Abr, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales