La humanidad de la expresión artística



El arte es producto de la sociedad, la expresión artística de nuestro día a día, de los usos y costumbres de una sociedad. A través del arte, conocemos y damos a conocer a otros nuestro yo interior, nuestros sentimientos más íntimos y primitivos, o tal vez sencillamente un pensamiento político y social. El arte, en otras palabras, puede ser un instrumento de cambio o una herramienta para liberar sentimientos ocultos. Esos sentimientos pueden estar regidos por la lógica y el raciocinio, o por la creatividad y la imaginación. La cuestión es que, sin arte, el ser humano difícilmente sobreviviría a la dureza del mundo. Porque a través de la expresión artística, soñamos y nos cambiamos de piel para poder vivir unas vidas que nos llenen y nos satisfagan más.

Esta introducción, que suena muy poética y muy esperanzadora para todas aquellas personas que quieran dedicarse al arte de algún modo, no debe llevarnos a engaño. Si el arte es producto de la sociedad, también está avocado a cambiar, al igual que cambian las sociedades con el paso de los años, las décadas y los siglos. Las necesidades artísticas de una persona de la prehistoria no eran las mismas que las de un artista del siglo XVII, y desde luego los objetivos creativos de alguien de ese siglo no tienen nada que ver con las de un creador o una creadora del XXI, concretamente del 2018.

Apreciamos cambios ya de por sí en la expresión artística. Hoy en día, es mucho más visual, más interactiva, influencia en parte de la era digital y del cine. Antes, los libros tenían un peso fundamental como transmisores de arte y de conocimiento en general. Sin embargo, no es la única diferencia. El aspecto de la financiación también ha cambiado. En el paleolítico, ese concepto ni siquiera existía, y nuestros ancestros pintaban en cuevas solo para expresarse y dar a luz costumbres y tradiciones diversas. En los años del Siglo de Oro, los artistas, especialmente los pintores, estaban muy bien considerados, y los mejores y más afortunados conseguían mecenas como fuente de ingresos que les permitían poder seguir pintando.

En la actualidad, el arte no tiene cabida en una sociedad capitalista funcional, o al menos ha perdido su posición de privilegio. Sin embargo, el mecenazgo se ha transformado y han surgido nuevas alternativas de financiación artística, como las becas universitarias, los créditos rápidos online o las galerías de arte. En ocasiones pueden combinarse todas esas cosas para dar a luz a una feria de arte contemporáneo. Sea lo que sea, gracias a todas esas opciones los jóvenes y las jóvenes promesas del arte pueden empezar a hacer carrera en lo suyo, ya sea arte pictórico, cine, música, literatura o cualquier otra rama de expresión creativa. De hecho, gestionando con sensatez un cualquier tipo de financiación o apoyo económico o una beca, cualquier persona que desee iniciar su proyecto artístico en solitario puede conseguir maravillas.

Dicho esto, cabe preguntarse lo siguiente: ¿cómo cambiarán las cosas dentro de diez, veinte o cincuenta años? Las personas más catastrofistas no ven futuro más allá de esas fechas. Las guerras potenciales, las nuevas armas de destrucción masiva y el calentamiento global hacen difícil pensar en un escenario fructífero donde todos seamos felices y la brecha entre países ricos y pobres desaparezca. El ser humano es demasiado individualista y el sistema en el que vivimos nos insta a hacerlo todavía más. Los problemas de salud mental, agravados por la insatisfacción que nos causa el marketing y la filosofía de la felicidad a través de la productividad, son cada vez más comunes. ¿Podemos soñar con el arte? ¿Podemos crear algo grande con ayuda de préstamos personales o gracias a una serie de mecenas amables y comprometidos con nuestro trabajo?

La respuesta es sí. Incluso en los tiempos más oscuros, las personas somos capaces de hallar un resquicio de luz mediante la evasión y el escapismo emocional que supone crear. No solo crear, sino introducirnos en los universos de ficción, en esos otros mundos, que otras personas dedicadas por entero a su imaginación han elaborado para sí mismas y para otras personas. Además, y como mencionamos antes de pasada, no debemos olvidar el potencial cambiador del arte. Podemos usarlo para criticar las injusticias sociales y las carencias del mundo en el que vivimos. Debemos hacerlo. Es una cuestión de supervivencia. Quizá el mundo se acabe mañana o dentro de veinte siglos, pero una cosa es segura: si seguimos soñando, si regamos esas semillas que germinan en nuestro cerebro, habrá merecido la pena cada instante, por pequeño que sea, que hayamos pasado en este pequeño planeta azul. Un sueño más en la inmensidad de un universo que, ya de por sí, nos da motivos para cerrar los ojos y maravillarnos con visiones estelares. No renunciemos a esa capacidad.


Artículos relacionados

  • Redes sociales en la actualidad.
    Las redes sociales juegan un papel fundamental en la vida cotidiana. Actualmente un gran número de personas utilizan redes sociales con distintos fines. El motivo principal es para mantenerse comun...
  • 16 pasos sencillos para ser un buen estudiante de matemáticas
    16 pasos sencillos para ser un buen estudiante de matemáticas agosto 1, 2018 ¿No te gustan las matemáticas? Si por alguna razón no se te da esta materia, hay forma de mejorar....
  • Logra salir de la adicción al alcohol con un programa de 12 pasos en AA
    Logra salir de la adicción al alcohol con un programa de 12 pasos en AA En Alcohólicos Anónimos se utiliza un programa original de 12 pasos para superar esta adicción ya que debido a su larga hi...
  • Fontanería para baños
    Muchos sistemas de agua potable de la ciudad agregan agentes suavizantes para mantener las tuberías libres de acumulación de minerales que obstruyen las tuberías. Según una nueva investigación, est...
  • Aminatu Haidar, la serpiente de dos cabezas
                    Abogar por los derechos humanos y defender al prójimo bajo la excusa de la convivencia, pero teniendo a la ve...

Publicado por el 06 ago, 2018 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales