La importancia de un buen tratamiento contra plagas



Nunca vemos con buenos ojos el trabajo de las empresas que se dedican al control de plagas, sobretodo los particulares, hasta que tenemos el problema en nuestro casa o local. Para entonces siempre suele ser un poco tarde y requiere de tratamientos contundentes que nos fuerza al cierre del local al menos unas horas o en el caso de particulares abandonar la casa unos días.

Si hablamos de casas con jardín o en un campo, podemos tener plagas de avispas o pulgas que suelen ser muy molestas y crear alergias y problemas de salud gracias a sus picaduras, lo mejor que podemos hacer es detectarlo a tiempo.

Desde Ecomol Salud Ambiental os damos unos consejos para adelantarnos a este tipo de situaciones tan desagradables.

Tips para evitar una plaga cuando es demasiado tarde

Normalmente estamos acostumbrados a lidiar con varias plagas muy comunes en España; las cucarachas, mosquitos, carcoma, chinches, ratas, termitas… Hay muchos tipos de insectos, sobretodo si tenemos una casa con jardín o un campo, que acaban convirtiéndose en un problema difícil de solucionar. Creemos que es necesario informar de las posibilidades previas a una plaga para evitar superpoblaciones cuando es demasiado tarde para combatirlas nosotros solos.

Actualmente, las plagas más comunes son las cucarachas, las termitas y los roedores, son plagas que pueden transmitir enfermedades e incluso dañar estructuras de nuestra casa como marcos y puertas, muebles o la propia estructura de un edificio si está realizada con madera. Por eso es muy importante tener en cuenta y conocer cual está presente y como prevenir su aparición, evitando daños futuros o posible exposición a enfermedades.

La anticipación a las plagas más comunes en tu zona

Todo el mundo lo dice constantemente, es mejor prevenir que curar, bueno pues en este caso pasa lo mismo. Si sabemos las posibles plagas o insectos que suele haber en la zona en que vivimos o, si tenemos un local, en locales colindantes, deberíamos tomar medidas. Normalmente hay que extremar la higiene y controlar los posibles puntos de acceso por dichas plagas.

Es muy útil la ventilación de la casa y evitar que se acumule el calor en algunos puntos de la casa, ya que las cucarachas o mosquitos se aprovechan de estos lugares para su aparición.

Por ejemplo, si intentamos prevenir una plaga de cucarachas, debemos saber el motivo por el cual aparecen estos insectos y mantener los puntos de acceso limpios y controlados para evitar la aparición y de esta forma evitar la posible plaga de este insecto tan común.

Mantener la población controlada

Esta fase la suelen llevar muy bien las empresas de las que hablábamos anteriormente, los profesionales que continuamente están controlando la población de insectos o roedores más comunes suele afirmar que si se mantiene la población controlada, con trampas, insecticidas o limpieza de las zonas mas comunes, podemos evitar una plaga que más adelante puede ser un problema.

Muchas veces el problema se soluciona tapando algunos huecos o vías de acceso que no deberían de estar abiertos y que con el paso del tiempo se han visto desgastes que propician un espacio de entrada.

Por esto es recomendable contactar y asegurarse de que estamos haciendo lo correcto o simplemente que estas empresas valoren y redacten un informe cada cierto tiempo del estado actual para evitar males mayores en un futuro. Además, muchas de estas empresas suelen dar un periodo de garantía en el que vas a estar a salvo de cualquier «intruso».

Pasar a la acción por parte de los profesionales

Si llegamos tarde a los dos puntos anteriores, tenemos que tener claro que hay que acudir a la persona o empresa adecuada que se encargue del problema, y así, evitar en gran medida la expansión mas allá de nuestro hogar o local.

Las empresas suelen tener tecnología capaz de encontrar focos y monitorizarlos para evitar las superpoblaciones, pueden vigilar y elegir el mejor método para evitar un aumento de los individuos y poco a poco ir eliminando los actuales. De esta forma pueden evitar aplicar tratamientos agresivos.

Llegados al punto de necesitar un tratamiento agresivo, se recomienda utilizar biocidas, productos químicos que respetan las normativas actuales y que muy probablemente te permitan continuar en casa con total normalidad. Gracias a estos productos se puede garantizar un periodo de tiempo en el que se evitará tanto la plaga del insecto o roedor actual y la de posibles futuras apariciones de nuevas infestaciones.

Si consideras que no tienes ninguna plaga o presencia de individuos en casa te animamos a llevar a cabo el primer punto, la prevención para evitar males mayores. Si llegamos tarde para darte estos consejos, lo mejor que puedes hacer es contactar con un profesional y asesorarte para conocer las posibilidades frente al problema.

Esperamos que te haya sido de ayuda y puedas evitar en la medida de lo posible la presencia de infestaciones en tu local, industria o casa.


Artículos relacionados


Publicado por el 18 Feb, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales