La miel tu aliado para perder peso



Las personas cuando piensan en miel siempre les viene a la mente sus muchas propiedades ya sean para la cosmética o el cuidado a la piel, pero muy pocos creerían que es también posible usar la miel para bajar de peso. Lo más común que se le puede decir a una persona que desea adelgazar es que eliminen o reduzcan al máximo las cosas dulces.

Si queremos reducir tallas es muy importante que prescindamos del azúcar refinada y la sustituyamos por miel. Un vaso de agua con miel y canela en ayunas también nos ayudará a conseguirlo.

 

¿Cómo funciona?

Además de ser un alimento muy delicioso la miel, también posee cualidades que nos ayudan a mejorar significativamente nuestra salud y nos ayuda a prevenir de muchas enfermedades.

 

La miel aporta esa sensación de saciedad y ayuda a controlar los problemas de ansiedad por la comida. Disolver una cucharada de miel en agua podría ayudar a perder peso, pues nos hace sentir más saciados, también controla el mecanismo del cerebro que causa el deseo de ingerir azúcar.

 

No obstante así como una investigación de mercado que necesita recopilar datos todos los días para obtener un mejor resultado, los efectos de la miel pueden ser más poderosos si la empezamos a consumir con más regularidad. Algunos de estos efectos son:

 

 Pérdida de peso

El secreto radica en sustituir el azúcar  por miel  durante todo el día e ingerir una cucharada de miel disuelta con agua tibia y canela en polvo, esto debe hacerse antes de ir a la cama. De esta manera los antojos de azúcar pueden apagarse por completo.

 

Incremento de energías

La miel en conjunto con el agua ambas mezcladas también podrán tener poderosos efectos energizantes que ayudan a  personas que quieren mejorar su rendimiento físico.

Aunque se puedan encontrar muchas bebidas energéticas hoy en día en los mercados, lo cierto es que estas pueden contener componentes dañinos para el cuerpo que a largo plazo, pueden afectar la salud.

Una buena forma de consumir agua con miel es hacerlo con el estómago vacío, pues es una fuente de energía natural que además incluye otros importantes nutrientes.

 

¿Cómo preparar miel con agua para perder peso?

Al hacer el vaso de miel con agua es recomendable ingerirlo en la mañana al levantarse, su preparación es muy sencilla, solo debes seguir estos pasos a continuación:

  1. Hierve el agua durante un máximo de 5 minutos.
  2. Cuela el agua en un vaso para eliminar las impurezas del agua.
  3. Añade 1-2 cucharadas de miel de acuerdo a las dosis.
  4. Mézclala bien y bébetela.

 

¿En qué momento y como debes de ingerir la miel con agua?

Mientras más agua agregues a la mezcla la reducción de peso será más rápida y efectiva. No solo la pérdida de peso será lo único evidente, cuanto más adelgaces tu cuerpo también se sentirá mejor, tus riñones funcionan mejor y eliminarán el excesos de agua.

Lo mejor es tomar un vaso de miel y agua tibia antes y durante las comidas, ya que esto producirá una sensación de sentirte lleno por un período de tiempo más largo. Esto a su vez provocara que comas menos y consigas bajar de peso más rápido.

Por la mañana al despertarse también es bueno tomarlo, te proporcionara energía y te quitara el apetito de alimentos malos para adelgazar.

Otra opción para no convertirlo en una rutina aburrida, en vez de tomar sólo un vaso normal de agua tibia con miel es agregarle una pequeña cucharadita de jugo de limón a la mezcla. Una combinación de la dulzura de la miel, junto con el sabor cítrico del limón hará una bebida refrescante con la que bajarás de peso.

Antes de comenzar tu desayuno en la mañana, puedes beber una taza de té caliente endulzado con una cucharada de miel. Una mezcla que equilibre tu apetito durante las demás comidas del día y además te ayudará a no sufrir picos de azúcar durante el transcurso del día.

También puedes añadirle a tu bebida adelgazante una cucharada de canela y no sólo vas a perder peso, sino que también tendrá un rico sabor.

 

 Ventajas de la miel sobre el azúcar

La miel aunque posee algunas calorías más que el azúcar (21 contra 16 por cucharadita),  aun podemos usarla para bajar de peso, ya que también es más dulce, por lo que necesitamos menos para lograr el sabor dulce que tanto nos satisface, lo que da como resultado una menor ingesta calórica.

Al contrario del azúcar, cuyo único propósito es dulcificar sin aportar ningún valor nutricional, la miel no sólo es atractiva por su sabor dulce y agradable, sino que aporta vitaminas, sales minerales y aminoácidos, que el azúcar no trae.

Así que no lo pienses dos veces a la hora de querer bajar unos rollitos, la miel podría ser un poderoso aliado en tu lucha por perder peso.


Artículos relacionados


Publicado por el 16 mar, 2017 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Compartir en las Redes Sociales