Las mujeres serían las más afectadas por los aumentos de los alquileres



La desigualdad de género se manifiesta en innumerables aspectos, y uno de ellos es el acceso a la vivienda digna, y la posibilidad de permanecer en ella, cuando de contratos locativos se trata.

 

Un estudio realizado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires advierte que el 84% de quienes reclaman ante las inmobiliarias son mujeres.

 

En el mes de la mujer, y en una era donde la mujer ha logrado muchas conquistas en materia de derechos, para lograr la equiparación con el hombre, la vivienda y el derecho a ella es una nueva materia de debate. Sabido es que el salario de la mujer en la gran mayoría de los casos es mucho inferior a la del hombre, cualquiera sea el cargo que ocupe, y también es de público conocimiento que los puestos jerárquicos o gerenciales en un 80% son ocupados por hombres.

 

Estos datos no son menores, si se tiene en cuenta que una mujer trabajadora que debe alquilar en la ciudad de Buenos Aires, por poner un ejemplo, no llega a pagar el alquiler, las expensas y los servicios, y si lo hace es a fuerza de mucho sacrificio.

 

Según informa la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, de las últimas 600 consultas realizadas ante dicho ente, el 66% fue de mujeres, y sólo el 34% de hombres.

 

Lo más alarmante es que la mayor parte de las consultas se refieren a la rescisión anticipada de los contratos ante la imposibilidad de sostener el pago.

 

A esto, se le suma el dato que el 68% de los trámites iniciados en Defensoría por imposibilidad de pago del alquiler son iniciados por mujeres, mientras que sólo el 32% fueron iniciados por hombres.

 

«Lo que está claro es que la mujer tiene menos plata para gastar en el alquiler que el hombre. Y eso explica, entre otras cosas que, de diez trámites iniciados por dificultades para pagar el alquiler, siete son abiertos por mujeres. La desigualdad económica, de ingresos salariales, sin duda impacta de manera directa en las mujeres que alquilan”, señaló Fernando Muñoz, quien se desempeña como coordinador del programa de atención a inquilinos.

 

El informe realizado por la Defensoría arroja que la problemática de dificultades a la hora de afrontar el pago del alquiler se agudiza cuando se trata de mujeres, y esto se evidencia no sólo en la cantidad de consultas que realizan las mujeres, sino en el tipo de consultas que traen para su solución.

 

Asimismo, otro de los principales temas de las consultas recibidas por Defensoría se relaciona con los abusos perpetrados por las inmobiliarias. Al respecto, un 84% de las denuncias realizadas en este sentido contra las inmobiliarias son de mujeres.

 

“El mercado inmobiliario es mucho más agresivo con la mujer que con el hombre. La mujer inquilina es más perjudicada al momento de firmar el contrato de alquiler. Comisiones indebidas, o gastos administrativos, así como la amenaza de no devolver la seña, son más habituales frente a la mujer que alquila vivienda”, enfatizó Muñoz.

 

Fuentehttps://www.sramascopadilla.com.ar/blog/las-mujeres-serian-las-mas-afectadas-por-los-aumentos-de-los-alquileres-150.html

La desigualdad de género se manifiesta en innumerables aspectos, y uno de ellos es el acceso a la vivienda digna, y la posibilidad de permanecer en ella, cuando de contratos locativos se trata.

 

Un estudio realizado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires advierte que el 84% de quienes reclaman ante las inmobiliarias son mujeres.

 

En el mes de la mujer, y en una era donde la mujer ha logrado muchas conquistas en materia de derechos, para lograr la equiparación con el hombre, la vivienda y el derecho a ella es una nueva materia de debate. Sabido es que el salario de la mujer en la gran mayoría de los casos es mucho inferior a la del hombre, cualquiera sea el cargo que ocupe, y también es de público conocimiento que los puestos jerárquicos o gerenciales en un 80% son ocupados por hombres.

 

Estos datos no son menores, si se tiene en cuenta que una mujer trabajadora que debe alquilar en la ciudad de Buenos Aires, por poner un ejemplo, no llega a pagar el alquiler, las expensas y los servicios, y si lo hace es a fuerza de mucho sacrificio.

 

Según informa la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, de las últimas 600 consultas realizadas ante dicho ente, el 66% fue de mujeres, y sólo el 34% de hombres.

 

Lo más alarmante es que la mayor parte de las consultas se refieren a la rescisión anticipada de los contratos ante la imposibilidad de sostener el pago.

 

A esto, se le suma el dato que el 68% de los trámites iniciados en Defensoría por imposibilidad de pago del alquiler son iniciados por mujeres, mientras que sólo el 32% fueron iniciados por hombres.

 

«Lo que está claro es que la mujer tiene menos plata para gastar en el alquiler que el hombre. Y eso explica, entre otras cosas que, de diez trámites iniciados por dificultades para pagar el alquiler, siete son abiertos por mujeres. La desigualdad económica, de ingresos salariales, sin duda impacta de manera directa en las mujeres que alquilan”, señaló Fernando Muñoz, quien se desempeña como coordinador del programa de atención a inquilinos.

 

El informe realizado por la Defensoría arroja que la problemática de dificultades a la hora de afrontar el pago del alquiler se agudiza cuando se trata de mujeres, y esto se evidencia no sólo en la cantidad de consultas que realizan las mujeres, sino en el tipo de consultas que traen para su solución.

 

Asimismo, otro de los principales temas de las consultas recibidas por Defensoría se relaciona con los abusos perpetrados por las inmobiliarias. Al respecto, un 84% de las denuncias realizadas en este sentido contra las inmobiliarias son de mujeres.

 

“El mercado inmobiliario es mucho más agresivo con la mujer que con el hombre. La mujer inquilina es más perjudicada al momento de firmar el contrato de alquiler. Comisiones indebidas, o gastos administrativos, así como la amenaza de no devolver la seña, son más habituales frente a la mujer que alquila vivienda”, enfatizó Muñoz.

 

Fuente: https://www.sramascopadilla.com.ar/blog/las-mujeres-serian-las-mas-afectadas-por-los-aumentos-de-los-alquileres-150.html

La desigualdad de género se manifiesta en innumerables aspectos, y uno de ellos es el acceso a la vivienda digna, y la posibilidad de permanecer en ella, cuando de contratos locativos se trata.

 

Un estudio realizado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires advierte que el 84% de quienes reclaman ante las inmobiliarias son mujeres.

 

En el mes de la mujer, y en una era donde la mujer ha logrado muchas conquistas en materia de derechos, para lograr la equiparación con el hombre, la vivienda y el derecho a ella es una nueva materia de debate. Sabido es que el salario de la mujer en la gran mayoría de los casos es mucho inferior a la del hombre, cualquiera sea el cargo que ocupe, y también es de público conocimiento que los puestos jerárquicos o gerenciales en un 80% son ocupados por hombres.

 

Estos datos no son menores, si se tiene en cuenta que una mujer trabajadora que debe alquilar en la ciudad de Buenos Aires, por poner un ejemplo, no llega a pagar el alquiler, las expensas y los servicios, y si lo hace es a fuerza de mucho sacrificio.

 

Según informa la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, de las últimas 600 consultas realizadas ante dicho ente, el 66% fue de mujeres, y sólo el 34% de hombres.

 

Lo más alarmante es que la mayor parte de las consultas se refieren a la rescisión anticipada de los contratos ante la imposibilidad de sostener el pago.

 

A esto, se le suma el dato que el 68% de los trámites iniciados en Defensoría por imposibilidad de pago del alquiler son iniciados por mujeres, mientras que sólo el 32% fueron iniciados por hombres.

 

«Lo que está claro es que la mujer tiene menos plata para gastar en el alquiler que el hombre. Y eso explica, entre otras cosas que, de diez trámites iniciados por dificultades para pagar el alquiler, siete son abiertos por mujeres. La desigualdad económica, de ingresos salariales, sin duda impacta de manera directa en las mujeres que alquilan”, señaló Fernando Muñoz, quien se desempeña como coordinador del programa de atención a inquilinos.

 

El informe realizado por la Defensoría arroja que la problemática de dificultades a la hora de afrontar el pago del alquiler se agudiza cuando se trata de mujeres, y esto se evidencia no sólo en la cantidad de consultas que realizan las mujeres, sino en el tipo de consultas que traen para su solución.

 

Asimismo, otro de los principales temas de las consultas recibidas por Defensoría se relaciona con los abusos perpetrados por las inmobiliarias. Al respecto, un 84% de las denuncias realizadas en este sentido contra las inmobiliarias son de mujeres.

 

“El mercado inmobiliario es mucho más agresivo con la mujer que con el hombre. La mujer inquilina es más perjudicada al momento de firmar el contrato de alquiler. Comisiones indebidas, o gastos administrativos, así como la amenaza de no devolver la seña, son más habituales frente a la mujer que alquila vivienda”, enfatizó Muñoz.

 

Fuente: https://www.sramascopadilla.com.ar/blog/las-mujeres-serian-las-mas-afectadas-por-los-aumentos-de-los-alquileres-150.html

La desigualdad de género se manifiesta en innumerables aspectos, y uno de ellos es el acceso a la vivienda digna, y la posibilidad de permanecer en ella, cuando de contratos locativos se trata.

 

Un estudio realizado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires advierte que el 84% de quienes reclaman ante las inmobiliarias son mujeres.

 

En el mes de la mujer, y en una era donde la mujer ha logrado muchas conquistas en materia de derechos, para lograr la equiparación con el hombre, la vivienda y el derecho a ella es una nueva materia de debate. Sabido es que el salario de la mujer en la gran mayoría de los casos es mucho inferior a la del hombre, cualquiera sea el cargo que ocupe, y también es de público conocimiento que los puestos jerárquicos o gerenciales en un 80% son ocupados por hombres.

 

Estos datos no son menores, si se tiene en cuenta que una mujer trabajadora que debe alquilar en la ciudad de Buenos Aires, por poner un ejemplo, no llega a pagar el alquiler, las expensas y los servicios, y si lo hace es a fuerza de mucho sacrificio.

 

Según informa la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, de las últimas 600 consultas realizadas ante dicho ente, el 66% fue de mujeres, y sólo el 34% de hombres.

 

Lo más alarmante es que la mayor parte de las consultas se refieren a la rescisión anticipada de los contratos ante la imposibilidad de sostener el pago.

 

A esto, se le suma el dato que el 68% de los trámites iniciados en Defensoría por imposibilidad de pago del alquiler son iniciados por mujeres, mientras que sólo el 32% fueron iniciados por hombres.

 

«Lo que está claro es que la mujer tiene menos plata para gastar en el alquiler que el hombre. Y eso explica, entre otras cosas que, de diez trámites iniciados por dificultades para pagar el alquiler, siete son abiertos por mujeres. La desigualdad económica, de ingresos salariales, sin duda impacta de manera directa en las mujeres que alquilan”, señaló Fernando Muñoz, quien se desempeña como coordinador del programa de atención a inquilinos.

 

El informe realizado por la Defensoría arroja que la problemática de dificultades a la hora de afrontar el pago del alquiler se agudiza cuando se trata de mujeres, y esto se evidencia no sólo en la cantidad de consultas que realizan las mujeres, sino en el tipo de consultas que traen para su solución.

 

Asimismo, otro de los principales temas de las consultas recibidas por Defensoría se relaciona con los abusos perpetrados por las inmobiliarias. Al respecto, un 84% de las denuncias realizadas en este sentido contra las inmobiliarias son de mujeres.

 

“El mercado inmobiliario es mucho más agresivo con la mujer que con el hombre. La mujer inquilina es más perjudicada al momento de firmar el contrato de alquiler. Comisiones indebidas, o gastos administrativos, así como la amenaza de no devolver la seña, son más habituales frente a la mujer que alquila vivienda”, enfatizó Muñoz.

 

Fuente: https://www.sramascopadilla.com.ar/blog/las-mujeres-serian-las-mas-afectadas-por-los-aumentos-de-los-alquileres-150.html

La desigualdad de género se manifiesta en innumerables aspectos, y uno de ellos es el acceso a la vivienda digna, y la posibilidad de permanecer en ella, cuando de contratos locativos se trata.

 

Un estudio realizado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires advierte que el 84% de quienes reclaman ante las inmobiliarias son mujeres.

 

En el mes de la mujer, y en una era donde la mujer ha logrado muchas conquistas en materia de derechos, para lograr la equiparación con el hombre, la vivienda y el derecho a ella es una nueva materia de debate. Sabido es que el salario de la mujer en la gran mayoría de los casos es mucho inferior a la del hombre, cualquiera sea el cargo que ocupe, y también es de público conocimiento que los puestos jerárquicos o gerenciales en un 80% son ocupados por hombres.

 

Estos datos no son menores, si se tiene en cuenta que una mujer trabajadora que debe alquilar en la ciudad de Buenos Aires, por poner un ejemplo, no llega a pagar el alquiler, las expensas y los servicios, y si lo hace es a fuerza de mucho sacrificio.

 

Según informa la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, de las últimas 600 consultas realizadas ante dicho ente, el 66% fue de mujeres, y sólo el 34% de hombres.

 

Lo más alarmante es que la mayor parte de las consultas se refieren a la rescisión anticipada de los contratos ante la imposibilidad de sostener el pago.

 

A esto, se le suma el dato que el 68% de los trámites iniciados en Defensoría por imposibilidad de pago del alquiler son iniciados por mujeres, mientras que sólo el 32% fueron iniciados por hombres.

 

«Lo que está claro es que la mujer tiene menos plata para gastar en el alquiler que el hombre. Y eso explica, entre otras cosas que, de diez trámites iniciados por dificultades para pagar el alquiler, siete son abiertos por mujeres. La desigualdad económica, de ingresos salariales, sin duda impacta de manera directa en las mujeres que alquilan”, señaló Fernando Muñoz, quien se desempeña como coordinador del programa de atención a inquilinos.

 

El informe realizado por la Defensoría arroja que la problemática de dificultades a la hora de afrontar el pago del alquiler se agudiza cuando se trata de mujeres, y esto se evidencia no sólo en la cantidad de consultas que realizan las mujeres, sino en el tipo de consultas que traen para su solución.

 

Asimismo, otro de los principales temas de las consultas recibidas por Defensoría se relaciona con los abusos perpetrados por las inmobiliarias. Al respecto, un 84% de las denuncias realizadas en este sentido contra las inmobiliarias son de mujeres.

 

“El mercado inmobiliario es mucho más agresivo con la mujer que con el hombre. La mujer inquilina es más perjudicada al momento de firmar el contrato de alquiler. Comisiones indebidas, o gastos administrativos, así como la amenaza de no devolver la seña, son más habituales frente a la mujer que alquila vivienda”, enfatizó Muñoz.

 

Fuente: https://www.sramascopadilla.com.ar/blog/las-mujeres-serian-las-mas-afectadas-por-los-aumentos-de-los-alquileres-150.html

La desigualdad de género se manifiesta en innumerables aspectos, y uno de ellos es el acceso a la vivienda digna, y la posibilidad de permanecer en ella, cuando de contratos locativos se trata.

 

Un estudio realizado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires advierte que el 84% de quienes reclaman ante las inmobiliarias son mujeres.

 

En el mes de la mujer, y en una era donde la mujer ha logrado muchas conquistas en materia de derechos, para lograr la equiparación con el hombre, la vivienda y el derecho a ella es una nueva materia de debate. Sabido es que el salario de la mujer en la gran mayoría de los casos es mucho inferior a la del hombre, cualquiera sea el cargo que ocupe, y también es de público conocimiento que los puestos jerárquicos o gerenciales en un 80% son ocupados por hombres.

 

Estos datos no son menores, si se tiene en cuenta que una mujer trabajadora que debe alquilar en la ciudad de Buenos Aires, por poner un ejemplo, no llega a pagar el alquiler, las expensas y los servicios, y si lo hace es a fuerza de mucho sacrificio.

 

Según informa la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, de las últimas 600 consultas realizadas ante dicho ente, el 66% fue de mujeres, y sólo el 34% de hombres.

 

Lo más alarmante es que la mayor parte de las consultas se refieren a la rescisión anticipada de los contratos ante la imposibilidad de sostener el pago.

 

A esto, se le suma el dato que el 68% de los trámites iniciados en Defensoría por imposibilidad de pago del alquiler son iniciados por mujeres, mientras que sólo el 32% fueron iniciados por hombres.

 

«Lo que está claro es que la mujer tiene menos plata para gastar en el alquiler que el hombre. Y eso explica, entre otras cosas que, de diez trámites iniciados por dificultades para pagar el alquiler, siete son abiertos por mujeres. La desigualdad económica, de ingresos salariales, sin duda impacta de manera directa en las mujeres que alquilan”, señaló Fernando Muñoz, quien se desempeña como coordinador del programa de atención a inquilinos.

 

El informe realizado por la Defensoría arroja que la problemática de dificultades a la hora de afrontar el pago del alquiler se agudiza cuando se trata de mujeres, y esto se evidencia no sólo en la cantidad de consultas que realizan las mujeres, sino en el tipo de consultas que traen para su solución.

 

Asimismo, otro de los principales temas de las consultas recibidas por Defensoría se relaciona con los abusos perpetrados por las inmobiliarias. Al respecto, un 84% de las denuncias realizadas en este sentido contra las inmobiliarias son de mujeres.

 

“El mercado inmobiliario es mucho más agresivo con la mujer que con el hombre. La mujer inquilina es más perjudicada al momento de firmar el contrato de alquiler. Comisiones indebidas, o gastos administrativos, así como la amenaza de no devolver la seña, son más habituales frente a la mujer que alquila vivienda”, enfatizó Muñoz.

 

Fuente: https://www.sramascopadilla.com.ar/blog/las-mujeres-serian-las-mas-afectadas-por-los-aumentos-de-los-alquileres-150.html

La desigualdad de género se manifiesta en innumerables aspectos, y uno de ellos es el acceso a la vivienda digna, y la posibilidad de permanecer en ella, cuando de contratos locativos se trata.

 

Un estudio realizado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires advierte que el 84% de quienes reclaman ante las inmobiliarias son mujeres.

 

En el mes de la mujer, y en una era donde la mujer ha logrado muchas conquistas en materia de derechos, para lograr la equiparación con el hombre, la vivienda y el derecho a ella es una nueva materia de debate. Sabido es que el salario de la mujer en la gran mayoría de los casos es mucho inferior a la del hombre, cualquiera sea el cargo que ocupe, y también es de público conocimiento que los puestos jerárquicos o gerenciales en un 80% son ocupados por hombres.

 

Estos datos no son menores, si se tiene en cuenta que una mujer trabajadora que debe alquilar en la ciudad de Buenos Aires, por poner un ejemplo, no llega a pagar el alquiler, las expensas y los servicios, y si lo hace es a fuerza de mucho sacrificio.

 

Según informa la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, de las últimas 600 consultas realizadas ante dicho ente, el 66% fue de mujeres, y sólo el 34% de hombres.

 

Lo más alarmante es que la mayor parte de las consultas se refieren a la rescisión anticipada de los contratos ante la imposibilidad de sostener el pago.

 

A esto, se le suma el dato que el 68% de los trámites iniciados en Defensoría por imposibilidad de pago del alquiler son iniciados por mujeres, mientras que sólo el 32% fueron iniciados por hombres.

 

«Lo que está claro es que la mujer tiene menos plata para gastar en el alquiler que el hombre. Y eso explica, entre otras cosas que, de diez trámites iniciados por dificultades para pagar el alquiler, siete son abiertos por mujeres. La desigualdad económica, de ingresos salariales, sin duda impacta de manera directa en las mujeres que alquilan”, señaló Fernando Muñoz, quien se desempeña como coordinador del programa de atención a inquilinos.

 

El informe realizado por la Defensoría arroja que la problemática de dificultades a la hora de afrontar el pago del alquiler se agudiza cuando se trata de mujeres, y esto se evidencia no sólo en la cantidad de consultas que realizan las mujeres, sino en el tipo de consultas que traen para su solución.

 

Asimismo, otro de los principales temas de las consultas recibidas por Defensoría se relaciona con los abusos perpetrados por las inmobiliarias. Al respecto, un 84% de las denuncias realizadas en este sentido contra las inmobiliarias son de mujeres.

 

“El mercado inmobiliario es mucho más agresivo con la mujer que con el hombre. La mujer inquilina es más perjudicada al momento de firmar el contrato de alquiler. Comisiones indebidas, o gastos administrativos, así como la amenaza de no devolver la seña, son más habituales frente a la mujer que alquila vivienda”, enfatizó Muñoz.

 

Fuente: https://www.sramascopadilla.com.ar/blog/las-mujeres-serian-las-mas-afectadas-por-los-aumentos-de-los-alquileres-150.html

La desigualdad de género se manifiesta en innumerables aspectos, y uno de ellos es el acceso a la vivienda digna, y la posibilidad de permanecer en ella, cuando de contratos locativos se trata.

 

Un estudio realizado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires advierte que el 84% de quienes reclaman ante las inmobiliarias son mujeres.

 

En el mes de la mujer, y en una era donde la mujer ha logrado muchas conquistas en materia de derechos, para lograr la equiparación con el hombre, la vivienda y el derecho a ella es una nueva materia de debate. Sabido es que el salario de la mujer en la gran mayoría de los casos es mucho inferior a la del hombre, cualquiera sea el cargo que ocupe, y también es de público conocimiento que los puestos jerárquicos o gerenciales en un 80% son ocupados por hombres.

 

Estos datos no son menores, si se tiene en cuenta que una mujer trabajadora que debe alquilar en la ciudad de Buenos Aires, por poner un ejemplo, no llega a pagar el alquiler, las expensas y los servicios, y si lo hace es a fuerza de mucho sacrificio.

 

Según informa la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, de las últimas 600 consultas realizadas ante dicho ente, el 66% fue de mujeres, y sólo el 34% de hombres.

 

Lo más alarmante es que la mayor parte de las consultas se refieren a la rescisión anticipada de los contratos ante la imposibilidad de sostener el pago.

 

A esto, se le suma el dato que el 68% de los trámites iniciados en Defensoría por imposibilidad de pago del alquiler son iniciados por mujeres, mientras que sólo el 32% fueron iniciados por hombres.

 

«Lo que está claro es que la mujer tiene menos plata para gastar en el alquiler que el hombre. Y eso explica, entre otras cosas que, de diez trámites iniciados por dificultades para pagar el alquiler, siete son abiertos por mujeres. La desigualdad económica, de ingresos salariales, sin duda impacta de manera directa en las mujeres que alquilan”, señaló Fernando Muñoz, quien se desempeña como coordinador del programa de atención a inquilinos.

 

El informe realizado por la Defensoría arroja que la problemática de dificultades a la hora de afrontar el pago del alquiler se agudiza cuando se trata de mujeres, y esto se evidencia no sólo en la cantidad de consultas que realizan las mujeres, sino en el tipo de consultas que traen para su solución.

 

Asimismo, otro de los principales temas de las consultas recibidas por Defensoría se relaciona con los abusos perpetrados por las inmobiliarias. Al respecto, un 84% de las denuncias realizadas en este sentido contra las inmobiliarias son de mujeres.

 

“El mercado inmobiliario es mucho más agresivo con la mujer que con el hombre. La mujer inquilina es más perjudicada al momento de firmar el contrato de alquiler. Comisiones indebidas, o gastos administrativos, así como la amenaza de no devolver la seña, son más habituales frente a la mujer que alquila vivienda”, enfatizó Muñoz.

 

Fuente: https://www.sramascopadilla.com.ar/blog/las-mujeres-serian-las-mas-afectadas-por-los-aumentos-de-los-alquileres-150.html

La desigualdad de género se manifiesta en innumerables aspectos, y uno de ellos es el acceso a la vivienda digna, y la posibilidad de permanecer en ella, cuando de contratos locativos se trata.

 

Un estudio realizado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires advierte que el 84% de quienes reclaman ante las inmobiliarias son mujeres.

 

En el mes de la mujer, y en una era donde la mujer ha logrado muchas conquistas en materia de derechos, para lograr la equiparación con el hombre, la vivienda y el derecho a ella es una nueva materia de debate. Sabido es que el salario de la mujer en la gran mayoría de los casos es mucho inferior a la del hombre, cualquiera sea el cargo que ocupe, y también es de público conocimiento que los puestos jerárquicos o gerenciales en un 80% son ocupados por hombres.

 

Estos datos no son menores, si se tiene en cuenta que una mujer trabajadora que debe alquilar en la ciudad de Buenos Aires, por poner un ejemplo, no llega a pagar el alquiler, las expensas y los servicios, y si lo hace es a fuerza de mucho sacrificio.

 

Según informa la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, de las últimas 600 consultas realizadas ante dicho ente, el 66% fue de mujeres, y sólo el 34% de hombres.

 

Lo más alarmante es que la mayor parte de las consultas se refieren a la rescisión anticipada de los contratos ante la imposibilidad de sostener el pago.

 

A esto, se le suma el dato que el 68% de los trámites iniciados en Defensoría por imposibilidad de pago del alquiler son iniciados por mujeres, mientras que sólo el 32% fueron iniciados por hombres.

 

«Lo que está claro es que la mujer tiene menos plata para gastar en el alquiler que el hombre. Y eso explica, entre otras cosas que, de diez trámites iniciados por dificultades para pagar el alquiler, siete son abiertos por mujeres. La desigualdad económica, de ingresos salariales, sin duda impacta de manera directa en las mujeres que alquilan”, señaló Fernando Muñoz, quien se desempeña como coordinador del programa de atención a inquilinos.

 

El informe realizado por la Defensoría arroja que la problemática de dificultades a la hora de afrontar el pago del alquiler se agudiza cuando se trata de mujeres, y esto se evidencia no sólo en la cantidad de consultas que realizan las mujeres, sino en el tipo de consultas que traen para su solución.

 

Asimismo, otro de los principales temas de las consultas recibidas por Defensoría se relaciona con los abusos perpetrados por las inmobiliarias. Al respecto, un 84% de las denuncias realizadas en este sentido contra las inmobiliarias son de mujeres.

 

“El mercado inmobiliario es mucho más agresivo con la mujer que con el hombre. La mujer inquilina es más perjudicada al momento de firmar el contrato de alquiler. Comisiones indebidas, o gastos administrativos, así como la amenaza de no devolver la seña, son más habituales frente a la mujer que alquila vivienda”, enfatizó Muñoz.

 

Fuente: https://www.sramascopadilla.com.ar/blog/las-mujeres-serian-las-mas-afectadas-por-los-aumentos-de-los-alquileres-150.html


Artículos relacionados


Publicado por el 27 Mar, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales