Los almohadones como elementos determinantes de la decoración



Los almohadones son un aliado de la decoración en nuestros hogares. Complementan sin lugar a dudas cualquier espacio, desde los dormitorios hasta el living de la casa.

Algunas dudas surgen respecto a qué cantidad colocar, y cómo combinar las tonalidades, y cuáles son las tendencias de decoración que imperan por estos días.

Algunas dudas surgen respecto a qué cantidad colocar, y cómo combinar las tonalidades, y cuáles son las tendencias de decoración que imperan por estos días.

Cuando se trata de la sala de estar, o living, la cantidad de almohadones a colocar y el estilo de estos dependerá del tipo de ambientación que se haya elegido para dicho espacio.

Por ejemplo, si se ha decorado la sala de estar con un estilo minimalista, y moderno, es posible que los muebles sean de líneas simples, y por lo tanto el sofá sencillo, con lo cual bastará con colocar dos almohadones, no mucho más, que invite a la comodidad, pero sin abusar, de acuerdo al estilo despojado elegido.

Si, por el contrario, se ha elegido un estilo más sobrecargado, con mucha decoración y color, se pueden sumar más almohadones al área de sillones, con la posibilidad de combinar colores y texturas.

Lo dicho anteriormente también se aplica a la decoración de un dormitorio, y dependiendo del estilo de decoración que se haya elegido para este se decidirá la cantidad de almohadones.

La elección no solo se refiere a cantidad de almohadones, sino texturas, colores, formas, tejidos. En cuanto a las formas, los hay más grandes, más pequeños, cuadrados, redondos, rectangulares. Y en cuanto a los tejidos, pueden ser rústicos, de tela de tapicería, con volados, etc. Todo dependerá de la impronta y personalidad que quiera dársele al cuarto elegido.

La principal ventaja de este elemento de decoración tan sencillo es que se pueden cambiar en cualquier momento, y a un costo muy bajo, a diferencia de lo que sucede con los muebles. Incluso, se pueden cambiar las fundas y renovarlos completamente.

Por otra parte, quienes disfrutan de recibir visitas u organizar reuniones con muchos invitados, los almohadones son muy útiles como asientos extras. Se pueden crear espacios alrededor de mesas bajas para comer. Es una tendencia en la organización de eventos el armado de livings donde los pufs y almohadones son los protagonistas de la ambientación.

Cuando se trata de la sala de estar, o living, la cantidad de almohadones a colocar y el estilo de estos dependerá del tipo de ambientación que se haya elegido para dicho espacio.

Por ejemplo, si se ha decorado la sala de estar con un estilo minimalista, y moderno, es posible que los muebles sean de líneas simples, y por lo tanto el sofá sencillo, con lo cual bastará con colocar dos almohadones, no mucho más, que invite a la comodidad, pero sin abusar, de acuerdo al estilo despojado elegido.

Si, por el contrario, se ha elegido un estilo más sobrecargado, con mucha decoración y color, se pueden sumar más almohadones al área de sillones, con la posibilidad de combinar colores y texturas.

Lo dicho anteriormente también se aplica a la decoración de un dormitorio, y dependiendo del estilo de decoración que se haya elegido para este se decidirá la cantidad de almohadones.

La elección no solo se refiere a cantidad de almohadones, sino texturas, colores, formas, tejidos. En cuanto a las formas, los hay más grandes, más pequeños, cuadrados, redondos, rectangulares. Y en cuanto a los tejidos, pueden ser rústicos, de tela de tapicería, con volados, etc. Todo dependerá de la impronta y personalidad que quiera dársele al cuarto elegido.

La principal ventaja de este elemento de decoración tan sencillo es que se pueden cambiar en cualquier momento, y a un costo muy bajo, a diferencia de lo que sucede con los muebles. Incluso, se pueden cambiar las fundas y renovarlos completamente.

Por otra parte, quienes disfrutan de recibir visitas u organizar reuniones con muchos invitados, los almohadones son muy útiles como asientos extras. Se pueden crear espacios alrededor de mesas bajas para comer. Es una tendencia en la organización de eventos el armado de livings donde los pufs y almohadones son los protagonistas de la ambientación.

Algunas dudas surgen respecto a qué cantidad colocar, y cómo combinar las tonalidades, y cuáles son las tendencias de decoración que imperan por estos días.

Cuando se trata de la sala de estar, o living, la cantidad de almohadones a colocar y el estilo de estos dependerá del tipo de ambientación que se haya elegido para dicho espacio.

Por ejemplo, si se ha decorado la sala de estar con un estilo minimalista, y moderno, es posible que los muebles sean de líneas simples, y por lo tanto el sofá sencillo, con lo cual bastará con colocar dos almohadones, no mucho más, que invite a la comodidad, pero sin abusar, de acuerdo al estilo despojado elegido.

Si, por el contrario, se ha elegido un estilo más sobrecargado, con mucha decoración y color, se pueden sumar más almohadones al área de sillones, con la posibilidad de combinar colores y texturas.

Lo dicho anteriormente también se aplica a la decoración de un dormitorio, y dependiendo del estilo de decoración que se haya elegido para este se decidirá la cantidad de almohadones.

La elección no solo se refiere a cantidad de almohadones, sino texturas, colores, formas, tejidos. En cuanto a las formas, los hay más grandes, más pequeños, cuadrados, redondos, rectangulares. Y en cuanto a los tejidos, pueden ser rústicos, de tela de tapicería, con volados, etc. Todo dependerá de la impronta y personalidad que quiera dársele al cuarto elegido.

La principal ventaja de este elemento de decoración tan sencillo es que se pueden cambiar en cualquier momento, y a un costo muy bajo, a diferencia de lo que sucede con los muebles. Incluso, se pueden cambiar las fundas y renovarlos completamente.

Por otra parte, quienes disfrutan de recibir visitas u organizar reuniones con muchos invitados, los almohadones son muy útiles como asientos extras. Se pueden crear espacios alrededor de mesas bajas para comer. Es una tendencia en la organización de eventos el armado de livings donde los pufs y almohadones son los protagonistas de la ambientación.

Algunas dudas surgen respecto a qué cantidad colocar, y cómo combinar las tonalidades, y cuáles son las tendencias de decoración que imperan por estos días.

Cuando se trata de la sala de estar, o living, la cantidad de almohadones a colocar y el estilo de estos dependerá del tipo de ambientación que se haya elegido para dicho espacio.

Por ejemplo, si se ha decorado la sala de estar con un estilo minimalista, y moderno, es posible que los muebles sean de líneas simples, y por lo tanto el sofá sencillo, con lo cual bastará con colocar dos almohadones, no mucho más, que invite a la comodidad, pero sin abusar, de acuerdo al estilo despojado elegido.

Si, por el contrario, se ha elegido un estilo más sobrecargado, con mucha decoración y color, se pueden sumar más almohadones al área de sillones, con la posibilidad de combinar colores y texturas.

Lo dicho anteriormente también se aplica a la decoración de un dormitorio, y dependiendo del estilo de decoración que se haya elegido para este se decidirá la cantidad de almohadones.

La elección no solo se refiere a cantidad de almohadones, sino texturas, colores, formas, tejidos. En cuanto a las formas, los hay más grandes, más pequeños, cuadrados, redondos, rectangulares. Y en cuanto a los tejidos, pueden ser rústicos, de tela de tapicería, con volados, etc. Todo dependerá de la impronta y personalidad que quiera dársele al cuarto elegido.

La principal ventaja de este elemento de decoración tan sencillo es que se pueden cambiar en cualquier momento, y a un costo muy bajo, a diferencia de lo que sucede con los muebles. Incluso, se pueden cambiar las fundas y renovarlos completamente.

Por otra parte, quienes disfrutan de recibir visitas u organizar reuniones con muchos invitados, los almohadones son muy útiles como asientos extras. Se pueden crear espacios alrededor de mesas bajas para comer. Es una tendencia en la organización de eventos el armado de livings donde los pufs y almohadones son los protagonistas de la ambientación.

Algunas dudas surgen respecto a qué cantidad colocar, y cómo combinar las tonalidades, y cuáles son las tendencias de decoración que imperan por estos días.

Cuando se trata de la sala de estar, o living, la cantidad de almohadones a colocar y el estilo de estos dependerá del tipo de ambientación que se haya elegido para dicho espacio.

Por ejemplo, si se ha decorado la sala de estar con un estilo minimalista, y moderno, es posible que los muebles sean de líneas simples, y por lo tanto el sofá sencillo, con lo cual bastará con colocar dos almohadones, no mucho más, que invite a la comodidad, pero sin abusar, de acuerdo al estilo despojado elegido.

Si, por el contrario, se ha elegido un estilo más sobrecargado, con mucha decoración y color, se pueden sumar más almohadones al área de sillones, con la posibilidad de combinar colores y texturas.

Lo dicho anteriormente también se aplica a la decoración de un dormitorio, y dependiendo del estilo de decoración que se haya elegido para este se decidirá la cantidad de almohadones.

La elección no solo se refiere a cantidad de almohadones, sino texturas, colores, formas, tejidos. En cuanto a las formas, los hay más grandes, más pequeños, cuadrados, redondos, rectangulares. Y en cuanto a los tejidos, pueden ser rústicos, de tela de tapicería, con volados, etc. Todo dependerá de la impronta y personalidad que quiera dársele al cuarto elegido.

La principal ventaja de este elemento de decoración tan sencillo es que se pueden cambiar en cualquier momento, y a un costo muy bajo, a diferencia de lo que sucede con los muebles. Incluso, se pueden cambiar las fundas y renovarlos completamente.

Por otra parte, quienes disfrutan de recibir visitas u organizar reuniones con muchos invitados, los almohadones son muy útiles como asientos extras. Se pueden crear espacios alrededor de mesas bajas para comer. Es una tendencia en la organización de eventos el armado de livings donde los pufs y almohadones son los protagonistas de la ambientación.

Fuente: https://www.mayoristadeblanco.com.ar/novedades/los-almohadones-como-elementos-determinantes-de-la-decoracion-6021/


Artículos relacionados

  • ¿Cómo fomentar el desarrollo humano en la empresa?
    Todas las empresas tienen un claro modelo de negocio además de metas individuales y grupales; sin embargo, en ocasiones, suele pasar que los empleadores olvidan que su equipo está conformado p...
  • Imaginación y diversión en decoración de cuartos de niños
    La decoración del cuarto o de los cuartos de los niños es una tarea que nos conecta con nuestra infancia y nos obliga a despertar nuestra imaginación. Y es que la habitación de los niños no solo e...
  • Datos claves del mercado inmobiliario uruguayo
    Las operaciones de compraventa y alquileres más recientes en Montevideo se presentan en viviendas cercanas a las rutas de transporte principales, como el barrio Brazo Oriental. Esta preferencia se...
  • Trucos para hacer los mejores Cupcakes
    Hacer los mejores cupcakes no es tan fácil. Cuando has visto y probado cientos de cupcakes diferentes llegas a saber exactamente qué les falta o les sobra. Lo primero que debemos saber e...
  • Consejos sobre cómo fortalecer tus uñas
    Sin lugar a dudas las uñas se han convertido en uno de los aspectos más importantes de la apariencia femenina y masculina, ya que estas influyen notablemente en la estética de las manos, por lo qu...

Publicado por el 10 Sep, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales