Los anticonceptivos más extraños del pasado



En la actualidad los métodos anticonceptivos son un gran aliado para disfrutar la sexualidad plenamente y evitar embarazos no deseados e incluso hasta prevenir enfermedades de transmisión sexual como el SIDA. A pesar que ha habido importantes avances en el desarrollo de métodos más efectivos y cómodos, aún seguimos luchando por temas tabús que continúan en sectores de la sociedad muy conservadores.

Pero lo que nadie puede negar son los beneficios que los métodos traen a la vida de las personas, aunque aún existen casos donde por la falta del uso de uno de ellos se tienen que recurrir a píldoras de aborto o algún otro método que tenga como fin la Interrupción Legal del Embarazo.

Si hoy en día estos temas siguen siendo censurados en algunos casos imagínate hablar de esto hace unos cientos de años, definitivamente el término ILE o el implante subdérmico no estaban en el vocabulario de nuestros antepasados. Pero te has preguntado qué métodos utilizaban para no “deshonrar a la familia”.

A continuación te contaremos algunos de ellos, recuerda que son métodos de hace muchísimo tiempo y para nada son recomendados usarlos hoy, así que ni lo intentes sólo sorpréndete un rato conociéndolos y alégrate de vivir en este siglo.

Caca de cocodrilo: sí tal como lo leíste, esta idea pertenece a los antiguos egipcios, pero no los juzgues aún ya que no estaban tan perdidos ya que se dieron cuenta que las mujeres no se embarazaban si utilizaban una barrera en la zona genital, la mejor manera que encontraron en su momento fue mezclar miel con caca de cocodrilo. Si bien la idea fue buena y quizá podría decirse que es el antecesor del diafragma, aún así creemos que pudieron utilizar otros productos.

Saltos,  sentadillas y estornudos: en la antigua Grecia tenían otras ideas, creían que después del sexo para evitar que el esperma entrara en el útero de las mujeres éstas tenían que dar de saltos, hacer unas sentadillas y finalmente dar un fuerte estornudo para liberar todo de su cuerpo.

Agua de herrero: otra gran idea de los griegos y por si el estornudo no era lo suficientemente efectivo entonces bebían el agua que salía de la limpieza de las herramientas de los herreros. Este líquido estaba lleno de plomo por lo que sí podía tener efectos anticonceptivos pero a su vez lo hacía completamente tóxico provocando secuelas como nauseas, insuficiencia renal, convulsiones, coma y hasta la misma muerte. Esta técnica fue utilizada incluso en la época de la Primera Guerra Mundial donde las mujeres buscaban trabajar en las fábricas de plomo para ser estériles.

Testículos de comadreja: este método era muy popular durante el oscurantismo europeo, se tenía la creencia que si la mujer se amarraba testículos de comadreja a la pierna estaría protegida de embarazos no deseados, seguro que sí porque sólo imagina como sería intentar tener un momento íntimo con esas partes del animal colgado de una pierna.

Té de testículos: sí al parecer era un método muy popular practicado por los canadienses en el siglo XVI, en este caso utilizaban los de unos pobres castores, se encargaban de molerlos muy bien y mezclarnos con una combinación de bebidas alcohólicas, no tiene mucho sentido que tuviera un efecto anticonceptivo pero seguro sí terminaban muy borrachas.

Limón de Casanova: no se trata de una especie específica del limón, más bien así se le llamó a este método que era utilizado por el famoso conquistador de mujeres. Él extraía la pulpa de medio limón y la insertaba en la vagina de sus damas, de tal forma que la cáscara servía como barrera cervical y el ácido como potente espermicida.

Mercurio: esta técnica se utilizaba en los años 900 A.C. por lo chinos que les decían a las mujeres que debían comer renacuajos fritos con mercurio después de tener relaciones. Este método funcionaba muy parecido al agua con plomo, ya que ambos resultaban ser venenosos y sí tenían efectos en las mujeres, muchas quedaban estériles y otras más con graves consecuencias en su salud y muchas más morían.

Opio: las mujeres usaban la cáscara de esta planta como tipo diafragma durante el sexo o incluso se colocaban flores en la vagina.

Intestinos de animales: este método es el antecesor el actual condón. Los hombres utilizan los intestinos de los animales como preservativo, incluso se tienen registros de manuales que explicaban cómo colocarlos y recomendaban sumergirlos en leche caliente antes de usarlos.

Duchas con Coca Cola: sí aunque lo creas este mito se inició en los años 50, se creía que después del acto las mujeres debían darse un baño vaginal con esta bebida.

Como puedes ver los métodos anticonceptivos extraños no se remontan a épocas antes de Cristo, así que esperemos que no surjan nuevas ideas para prevenir embarazos no deseados, mejor agradezcamos contar con métodos seguros, salubres y de fácil acceso.


Artículos relacionados


Publicado por el 23 jun, 2017 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales