Los aspectos esenciales del emprendimiento



A estas alturas es posible que hayas leído decenas de consejos gratuitos en internet que te revelan las claves del emprendimiento. En otras palabras, qué pasos seguir y qué hacer si quieres crear tu propia empresa. Embarcarse en la aventura de gestionar un negocio propio puede ser edificante, pero también agotadora.

Sin embargo, el cansancio puede mitigarse si aprendemos a asimilar una serie de conceptos básicos, si memorizamos las fases que con toda seguridad atravesará nuestra empresa, y si nos imprimimos los pilares fundamentales que sostendrán el edificio empresarial. De ese modo, allanaremos el camino y el proceso será, sin duda, mucho más sencillo.

El primer paso esencial es el análisis. ¿De qué? De todo. Tenemos que ser conscientes de lo que queremos, de cómo lo queremos y de su viabilidad.

Para ello es imprescindible investigar el mercado en el que queremos movernos, los principales clientes a los que nos vamos a dirigir, los gustos y las preferencias, es decir, las necesidades de ese segmento de población, la competencia y lo que ofrecen ellos a dichos clientes, y en definitiva el contexto en el que pretendemos crear nuestro negocio. Solo así sabremos, en primer lugar, si la empresa tiene futuro; y en segundo lugar, cuál es nuestro valor diferencial.

El segundo paso tiene que ver con nuestra capacidad financiera y con los recursos a los que pretendemos recurrir para aumentarla. No podemos ignorar el hecho de que emprender significa invertir, y si no tenemos los fondos económicos mínimos nuestro sueño de gestión empresarial no dará frutos, y quizá ni siquiera vea la luz.

Todo lo que hagamos, desde el alquiler de oficinas a la contratación y pasando por las campañas de marketing, aspectos que comentaremos más adelante, requieren dinero. Sin embargo, tenemos la posibilidad de adquirir esos fondos de muchas maneras estableciendo previamente un presupuesto lo más ajustado posible. Las subvenciones públicas, las donaciones, los ahorros o los préstamos rápidos online son solo algunos ejemplos.

A continuación, llega la primera fase del marketing. Porque la promoción de nuestro negocio, es decir, las estrategias que llevemos a cabo y las técnicas que utilicemos para darla a conocer y empezar a generar nuestra primera base de clientes, dependen, en primer lugar, de la construcción de la marca.

El branding es un proceso que requiere un análisis de nuestra empresa, nuestro público y nuestros objetivos. Con esto revelamos una verdad básica del buen emprendimiento: el primer aspecto esencial, el análisis, no se acaba nunca, en realidad es un proceso circular que vuelve una y otra vez y que afecta a todas y cada una de las acciones empresariales que tomemos.

En cualquier caso, y volviendo a la construcción de la marca, nos referimos en esencia de generar un tono y una estética acorde con la empresa que queremos construir.

De ese modo la haremos tangible y, a posteriori, podremos hacerla visible. Habremos sembrado el terreno básico, puesto que habremos creado un proyecto empresarial con nombre, características esenciales y fronteras que ya no son difusas, sino perfectamente tangibles.

¿Qué viene ahora? El establecimiento de nuestra base de operaciones y la formación de un equipo de trabajo básico, que son un todo.

A menos que pretendamos gestionarnos a nosotros mismos como empresa autónoma, el proceso del emprendimiento pasa por la contratación de aquellos profesionales mínimos que necesitaremos para delegar en ellos las tareas principales de mantenimiento y gestión; por ejemplo, el marketing y las estrategias digitales o sociales, las finanzas y la solicitud o pago de los créditos rápidos y otro tipo de inyecciones económicas, y porciones que tengan más que ver con la tipología de negocio que hemos creado.

Por supuesto, un equipo de trabajo es un colectivo de individuos que, juntos, conforman los recursos humanos de la empresa y el núcleo de funcionamiento de todo el tinglado.

Por todo ello, necesitaremos alquilar oficinas o disponer de un espacio que sirva tanto para el trabajo de cada empleado como para las reuniones de trabajo, que deberían llevarse a cabo como mínimo una vez al mes. En esas reuniones se analizarán errores y se debatirá sobre los aciertos con vistas a subsanar los primeros y potenciar los segundos, de modo que se trata de diálogos periódicos de control esenciales para el buen funcionamiento de la empresa.

Por último, aunque no por ello menos importante, debemos mencionar la segunda fase del marketing y el posicionamiento en Google. Ahora que disponemos de un equipo, una oficina, una marca y una serie de fondos financieros, es momento de empezar a hacer visible nuestra empresa en el área geográfica donde se encuentren nuestros clientes potenciales y, por supuesto, en internet.

Posicionar la web en buscadores, crear perfiles en redes sociales o interactuar con blogs especializados en el sector de nuestro negocio, son solo algunos ejemplos. Cuidando todos estos aspectos esenciales, el éxito estará servido.


Artículos relacionados

  • Cómo mantener la autoestima con el cuidado personal
    Sin lugar a dudas una de las formas más efectivas de mantener un buen estado de salud físico y mental es a través del cuidado personal, ya que la imagen y la apariencia física influye en gran medi...
  • Aprende cómo se constituyen las sociedades anónimas en Uruguay
    Tener una empresa propia se ve a primera vista como una acción sumamente interesante, la vía para convertir una idea propia en un negocio, con la posibilidad de alcanzar resultados estupendos. Est...
  • La empresa líder en créditos en Uruguay
    El foco de acción de Pronto es ayudar al cumplimiento de sueños de sus clientes, y esto lo realizan a través del acceso al crédito con mínimos requisitos las 24 horas y los 365 días del año. E...
  • E-commerce para mujeres en Uruguay
    SI bien Uruguay es un país pequeño de Sudamérica, es uno de los países con mejor desarrollo del comercio electrónico en el mundo entero. Esto se debe a que más del 80% de la población del país tie...
  • ¿Cómo fortalecer las uñas? Te damos la clave
    Las uñas son un atractivo femenino único, hace que las manos luzcan delicadas además de resaltar la imagen, pero es preciso garantizar que no se partan o quiebren, siendo este problema una realida...

Publicado por el 17 Jul, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales