Los juegos de rol fomentan la creatividad.



Como todas las aficiones tradicionalmente marginales, los juegos de rol siguen siendo una especie de tierra de nadie lúdica en la que habitan los «frikis» o los jóvenes asociales. Eso es, al menos, la leyenda urbana y el prejuicio, pero la realidad es que los juegos de rol no son sino un pasatiempo plagado de creatividad, interacción y diversión. Es decir, en ese sentido es exactamente igual que cualquier juego de mesa. De hecho, muchos de los más famosos y socialmente aceptados tienen pinceladas de rol. Por ejemplo, en el Cluedo, el hiperconocido juego de mesa de detectives y asesinatos, tenemos que interpretar un papel.

Aun así, en el Cluedo no es estrictamente obligatorio o necesario fingir ser el personaje en cuestión, porque el juego, en esencia, es bastante mecánico, a pesar de que también estimula la imaginación. No obstante, los juegos de rol, como su nombre indica, sí obligan al jugador o jugadora a meterse en la piel de un personaje. Puede ser un elegante ladrón de guante blanco, una despiadada asesina a sueldo, una enigmática música callejera, o un amable y dulce curandero. Si bien en cada juego de rol hay reglas, lo más importante en todos y cada uno de ellos no son los números o los dados, sino la ambientación y la capacidad para introducirse en el pellejo de los personajes.

Dicho lo cual, deberíamos empezar a considerar dar a los juegos de rol el trato que merecen. No es un tipo de ocio dañino, sino todo lo contrario; probablemente sea uno de los tipos de juego más imaginativos que existe. Porque, además de tener que imaginarte el mundo en el que juegas, que puede ser el Nueva Orleans del siglo XIX o un mundo medieval lleno de ángeles y demonios. No hay nada malo en aprender a imaginar, en ser capaces de fingir que tenemos otra perspectiva sobre las cosas y somos otra persona para aprender sobre valores, como la ética y la moral. Por eso, tendríamos que empezar a invertir dinero en eventos sociales que fomenten los juegos de rol para adultos, adolescentes y, sobre todo, niños.

Es cierto, no siempre hace falta una gran inversión de dinero; a veces lo único que necesitamos es solicitar un crédito online rápido o montar reuniones sociales gratuitas en internet. En cualquier caso, siempre es agradable tener fondos económicos suficientes como para trasladar al mundo real el ambiente creativo y mágico de las comunidades de rol por internet. Así, cualquier préstamo personal podría traducirse, con más facilidad de la que creemos, en una feria de uno, dos o tres días en un pabellón lo bastante grande como para albergar a cientos de personas. Allí, podríamos invitar a expertos, montar stands, crear partidas de todos los universos posibles y, resumen, divertirnos y atraer a la gente interesada a esta denostada modalidad de entretenimiento.

Por supuesto, se pueden hacer amigos y se puede incentivar la creación de mundos, historias y personajes a través de internet. Es más, debemos hacerlo, pues la web nos brinda un sinfín de herramientas fáciles de usar con las que no contaban las personas que jugaban en los años noventa, o incluso ochenta. Sin embrgo, tarde o temprano, las personas que quedan para jugar en internet también desean tener la experiencia en físico. Por eso es tan importante saber que podemos utilizar los préstamos rapidos online para crear espacios físicos de juego. Allí, la gente se ve la cara, las risas fluyen, las conversaciones son constantes y, por supuesto, la gente narra sus historias e interpreta físicamente a sus personajes.

Lo que es importante tener en cuenta es esto: el rol no tiene nada de malo. El rol, de hecho, ayuda a aquellas personas que sufren trastornos como la ansiedad social, o que son simplemente tímidas, a hacer amigos y amigas, utilizando para ella la excusa del rol y descubriendo, ya de paso, lo divertido que puede llegar a ser. Además, suele ser la diversión favorita de los escritores. Al fin y al cabo, ser máster o director/a de juego en una partida significa narrar, y narrar es describir situaciones y paisajes, así como contar, de la manera más seductora y atractiva posible, lo que va ocurriendo, para que así persona y personaje puedan meterse en la historia.

Por otro lado, en los tiempos que corren, y gracias sobre todo al feminismo y al activismo LGBT , están empezando a surgir grupos de rol inclusivos en donde cualquier persona, sin que importen ni su género, ni su raza, ni su orientación sexual, puede participar y descubrir la maravillosa complejidad del rol. Los niños que empiecen a jugar desde muy pequeños, por otro lado, aprenderán a crear vida a través de su imaginación. Sin duda, esa es la herramienta que más útil les será de cara al futuro.

 


Artículos relacionados

  • Pinturas en acuarela
    Las pinturas en acuarela se caracterizan por una delicadeza única, tienen el poder de atraer la atención del espectador, pues se caracterizan por hermosas transparencias y texturas que con otros m...
  • ¿Me quiere o no me quiere?, pregunta seria si se refiere a tu mercado
    Los particulares podremos deshojar margaritas sin que el resultado de una consulta de esta naturaleza llegue a afectarnos o a importar siquiera. Después de todo, obtener el afecto de los otros es ...
  • El complejo trabajo del CM y sus resultados
    Para un community manager, manejar las cuentas en redes sociales de una empresa es una acción relativamente sencilla, al menos si es un CM realmente cualificado, con estudios y con experienci...
  • Cómo gestionar los requisitos mínimos de una hipoteca
    Adquirir una vivienda en propiedad es el sueño de muchos y muchas y tendría que ser, además, un derecho garantizado por ley. Por desgracia no sucede así, y la mayoría de ciudadanos y ciudadanas de...
  • ¡Decorá tu hogar esta navidad!
    Llega una de las épocas más lindas del año, para decorar y preparar la casa para recibir la Nochebuena y la Navidad. Sin lugar a dudas, si hay niños en el hogar esta fecha es sumament...

Publicado por el 21 Ago, 2018 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales