Los verbos irregulares más importantes del inglés



A la hora de aprender una segunda lengua se necesita conocer en mayor o menor grado su vocabulario, sintaxis y estructuras gramaticales comunes. Los programas para la enseñanza de un idioma regularmente están estructurados sobre este conocimiento. Por eso queremos compartir con usted un listado que le será de mucha utilidad en sus clases de inglés particulares, en el colegio o el instituto.

Relevancia de los verbos irregulares

El inglés, como pocos idiomas, cuenta con una vasta historia de desarrollo, influencias y evolución después del siglo XIX. A diferencia de otras lenguas, posee un estatus privilegiado difícil de igualar. Esto se puede constatar en temas como turismo, tecnología, ciencia, marketing, negocios, deportes y más.

Tanto si prefiere el inglés americano o el británico tendrá que conocer los verbos irregulares porque son los más utilizados. Empezando por to be (ser o estar), to do (hacer) y to have (tener), que también pueden ser auxiliares, sirven para expresar acciones básicas o definir el tiempo verbal para comunicarse, pedir ayuda, interpretar un texto y más.

Los verbos regulares poseen este nombre porque tienen la misma forma y basta con agregarles la terminación –ed al pasado simple y participio pasado. Por ejemplo, el verbo work se transforma en worked para indicar pasado simple, have worked para presente perfecto y had worked para pasado perfecto.

El problema con los verbos irregulares es que no siguen un patrón; por lo tanto, el estudiante debe aprender la lista de memoria, quiera o no. Y aunque parezca una tragedia, en realidad no lo es. El inglés tiene más de 1 millón de palabras y solamente unos 200 verbos irregulares.

Afortunadamente, este idioma evolucionó con el tiempo para hacerse más simple, pragmático y comprensible. Durante la época del inglés antiguo la cantidad era el doble de la que conocemos hoy.

En las clases de inglés y mediante otros recursos en línea usted tiene acceso a diferentes listados de palabras o frases comunes. Si se le dificulta el aprendizaje, siempre puede acudir a nuestros tutores a domicilio que tienen muchas metodologías entretenidas que facilitan la adquisición y memorización de este vocabulario.

A la hora de aprender una segunda lengua se necesita conocer en mayor o menor grado su vocabulario, sintaxis y estructuras gramaticales comunes. Los programas para la enseñanza de un idioma regularmente están estructurados sobre este conocimiento. Por eso queremos compartir con usted un listado que le será de mucha utilidad en sus clases de inglés particulares, en el colegio o el instituto.

Relevancia de los verbos irregulares

El inglés, como pocos idiomas, cuenta con una vasta historia de desarrollo, influencias y evolución después del siglo XIX. A diferencia de otras lenguas, posee un estatus privilegiado difícil de igualar. Esto se puede constatar en temas como turismo, tecnología, ciencia, marketing, negocios, deportes y más.

Tanto si prefiere el inglés americano o el británico tendrá que conocer los verbos irregulares porque son los más utilizados. Empezando por to be (ser o estar), to do (hacer) y to have (tener), que también pueden ser auxiliares, sirven para expresar acciones básicas o definir el tiempo verbal para comunicarse, pedir ayuda, interpretar un texto y más.

Los verbos regulares poseen este nombre porque tienen la misma forma y basta con agregarles la terminación –ed al pasado simple y participio pasado. Por ejemplo, el verbo work se transforma en worked para indicar pasado simple, have worked para presente perfecto y had worked para pasado perfecto.

El problema con los verbos irregulares es que no siguen un patrón; por lo tanto, el estudiante debe aprender la lista de memoria, quiera o no. Y aunque parezca una tragedia, en realidad no lo es. El inglés tiene más de 1 millón de palabras y solamente unos 200 verbos irregulares.

Afortunadamente, este idioma evolucionó con el tiempo para hacerse más simple, pragmático y comprensible. Durante la época del inglés antiguo la cantidad era el doble de la que conocemos hoy.

En las clases de inglés y mediante otros recursos en línea usted tiene acceso a diferentes listados de palabras o frases comunes. Si se le dificulta el aprendizaje, siempre puede acudir a nuestros tutores a domicilio que tienen muchas metodologías entretenidas que facilitan la adquisición y memorización de este vocabulario.

A la hora de aprender una segunda lengua se necesita conocer en mayor o menor grado su vocabulario, sintaxis y estructuras gramaticales comunes. Los programas para la enseñanza de un idioma regularmente están estructurados sobre este conocimiento. Por eso queremos compartir con usted un listado que le será de mucha utilidad en sus clases de inglés particulares, en el colegio o el instituto.

Relevancia de los verbos irregulares

El inglés, como pocos idiomas, cuenta con una vasta historia de desarrollo, influencias y evolución después del siglo XIX. A diferencia de otras lenguas, posee un estatus privilegiado difícil de igualar. Esto se puede constatar en temas como turismo, tecnología, ciencia, marketing, negocios, deportes y más.

Tanto si prefiere el inglés americano o el británico tendrá que conocer los verbos irregulares porque son los más utilizados. Empezando por to be (ser o estar), to do (hacer) y to have (tener), que también pueden ser auxiliares, sirven para expresar acciones básicas o definir el tiempo verbal para comunicarse, pedir ayuda, interpretar un texto y más.

Los verbos regulares poseen este nombre porque tienen la misma forma y basta con agregarles la terminación –ed al pasado simple y participio pasado. Por ejemplo, el verbo work se transforma en worked para indicar pasado simple, have worked para presente perfecto y had worked para pasado perfecto.

El problema con los verbos irregulares es que no siguen un patrón; por lo tanto, el estudiante debe aprender la lista de memoria, quiera o no. Y aunque parezca una tragedia, en realidad no lo es. El inglés tiene más de 1 millón de palabras y solamente unos 200 verbos irregulares.

Afortunadamente, este idioma evolucionó con el tiempo para hacerse más simple, pragmático y comprensible. Durante la época del inglés antiguo la cantidad era el doble de la que conocemos hoy.

En las clases de inglés y mediante otros recursos en línea usted tiene acceso a diferentes listados de palabras o frases comunes. Si se le dificulta el aprendizaje, siempre puede acudir a nuestros tutores a domicilio que tienen muchas metodologías entretenidas que facilitan la adquisición y memorización de este vocabulario.

 


Artículos relacionados


Publicado por el 15 Ene, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales