Miedos y dudas para tener una casa con energías renovables



Más de una vez me he querido informar por mi cuenta, o pidiendo información a empresas especializadas sobre las energías renovables para mi hogar, pero siendo sinceros, nunca lo he hecho hasta ahora. ¿Por qué? ¿Cuáles eran mis miedos?

En cuanto a energías renovables se refiere creo que tenemos, a nivel general, un gran desconocimiento del tema, ya que ni es tan difícil como pensamos, ni tan caro. Esto no quiere decir que no haya que hacer una inversión, y que requiera de ciertos cuidados, que por supuesto.

Voy a contar mi experiencia y espero que os sirva de ayuda. Lo cierto es que llevo años pensando si instalar algún método de energías renovables en mi casa. Está claro que es una forma de ahorrar en nuestras facturas de la luz y de contribuir con la ayuda a nuestra capa de ozono, pero surgen algunas dudas.

Un punto muy positivo, y que casi siempre es uno de los motivos de peso que te lleva a invertir en ellas es porque son energías ilimitadas, siempre dispones de ellas, pero ¿y si un día no hace sol, o viento, o no llueve? Y ahí es donde empezaban mis miedos. Es verdad que en la ciudad donde yo vivo, en Alicante, no nos podemos quejar porque nos falte sol, pero podría llegar a pasar, no es ninguna locura.

Nunca he entendido muy bien porqué si las energías renovables son tan buenas, no son más utilizadas. ¿Por qué cuando se construye un edificio o una casa nueva no se instalan de obra ya unas placas solares? Lo que me lleva a pensar que no serán tan buenas (lógicamente por la inversión que hay que hacer y el coste que tienen).

Un familiar decidió informarse al comprarse una vivienda para instalar alguna de estas placas, y lo que le ofrecieron, no fue de todo al gusto de todos. Así que decidí investigar yo por Alicante. Al encontrar una empresa, EsTuLuz, que hace las instalaciones, decidí empezar a informarme (primero por mi cuenta) sobre ellas.

Tipos de instalaciones de energías renovables

Lo que he descubierto, que no sabia para nada, ni me imaginaba cómo sería, es que hay dos tipos de formas de depender de las energías renovables (refiriéndonos a placas solares, que es sobre lo que he estado investigando). En su totalidad o parcialmente. Me explico, ¿os acordáis del miedo que tenía sobre si un día no hacía sol? pues bien, si dependes de las energías en su totalidad durante estos días la energía que consumirás será la que tengas almacenada en unas baterías. Es decir, los días que hace mucho sol, la energía se va almacenando en unas baterías para que durante la noche o días sin luz, puedas seguir teniendo energía en tu casa.

¿Cuál es el problema con este tipo de instalación? Que la inversión es mayor, aunque cierto es que lo amortizas antes, porque te desentiendes ya de la empresa que te suministra energía. Vas a ser como Juan Palomo con tu energía.

Pero claro, como hemos visto esto supone el riesgo de poderte quedar sin energía en tu casa, y esto con el otro tipo de instalación no pasa. Con el segundo tipo generarás energía con tus placas solares por ejemplo, pero no almacenarás la que generes de más. Y te preguntarás, ¿entonces cuando sea de noche o no haya luz? Pues en este caso si que dependerás de la suministradora de red. La inversión de este tipo de instalación es bastante menor que la anterior, aunque no rompes por completo tu relación con la empresa de energía.

Bajo mi punto de vista, el segundo tipo me da más tranquilidad, porque me aseguro que jamás voy a estar sin luz, sin agua caliente o calefacción en invierno. Es verdad que no ahorras tanto como con el otro tipo, pero creo que aun no estoy convencida ni preparada para dar ese paso.

Mantenimiento

Por otro lado, el mantenimiento que requiere cada una de las instalaciones. Porque vale, hay que invertir, como es lógico para hacer la instalación, pero ¿será muy caro mantenerlo? Depende. Según lo que he estado investigando, según el tipo de instalación requerirá un tipo de mantenimiento u otro, aunque recomiendo que habléis con expertos del tema.

Para las instalaciones en las que dependes de la red eléctrica, en principio solo tendréis que estar seguros de que las placas solares (que es lo que normalmente se instala) estén limpias para que puedan hacer su trabajo. Según de si en la zona donde vives hay mucho tráfico o viento o lluvias estas podrán acumular polvo o suciedad.

Por otro lado, con las instalaciones que no dependes de la red eléctrica, deberás hacer lo mismo, pero además cuidar también las baterías. Es cierto que su mantenimiento, por lo que tengo entendido, no es nada del otro mundo. Simplemente tendrás que estar atento de que funcionen con normalidad y cuando toque (cada 10 años aproximadamente) cambiarlas por una nueva.

 

Espero que esta información os pueda ayudar a conocer un poco más sobre las energías renovables y así poner nuestro granito de arena.

 

 


Artículos relacionados


Publicado por el 17 Jun, 2020 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales