Nueva Zelanda: un destino turístico de película



Nueva Zelanda está compuesta por dos grandes islas que son las principales urbes, una cantidad de paradisiacas islas de menor tamaño y atractivos islotes que son bañados por aguas oceánicas. Un entorno caracterizado por la abrumadora naturaleza y vegetación en medio del Pacífico Sur.

Este paradisíaco destino se encuentra a más de 10 mil kilómetros de Buenos Aires, por lo que no es un país tan conocido por los argentinos que prefieren las playas del Caribe o de Miami. Pero con el pasar de los años y las facilidades que existen para viajar, Nueva Zelanda se presenta como un destino para disfrutar de todo lo que otorga un punto turístico de playa, pero a la vez conocer una cultura muy distinta a la de los países americanos.

¿Te gustan los destinos alejados? ¿En dónde es notoria la falta de habitantes? ¿Qué tenga paisajes increíbles? Si te gusta la tranquilidad, sin dudas, Nueva Zelanda es un país que merece ser analizado para tus próximas vacaciones ya que en su territorio es más fácil encontrar monos que personas.

Ahora te contaremos muchos de los atractivos que ofrece este lejano punto turístico que es elegido por miles de personas y por productores de cine que ruedan sus películas en esta locación debido a los espectaculares paisajes.

La puerta de entrada de miles para miles de turistas

Si bien la capital de este país rodeado de mares es Wellington, el punto turístico más conocido y más elegido por los visitantes es la principal ciudad de Nueva Zelanda llamada Auckland. Esta ciudad neozelandesa está considerada como una de las mejores en calidad de vida, organización urbana y punto receptivo del mundo. Auckland es conocida también por conjugar la naturaleza de país verde y la infraestructura necesaria para ofrecer la mejor calidad para quienes viven en una de las ciudades más conocidas del país.

En un paisaje tomado por el color verde y toda la paleta de colores que ofrece una playa, asoman lugares estratégicos para visitar en Auckland como lo son la avenida principal Queen Street, que se encuentra llena de locales comerciales y shoppings que terminan en la zona portuaria en donde miles de turistas zarpan y arriban a la ciudad en ferries.

Otras dos zonas muy elegidas por los turistas que ponen pie en Auckland son Davenport o más conocida como Rangitoto, nombre maorí que significa “cielo sangriento”. El otro destino es la isla de Rangitoto donde se puede disfrutar de una jornada a pleno sol y al aire libre contemplando en sus playas colores similares a los caribeños.

Nueva Zelanda: ¿Ficción o realidad?

Por su gran atractivo natural  que conjuga montañas y playa, los directores de grandes películas eligen a Nueva Zelanda como parte de sus escenas de exteriores. Pero la naturaleza no es todo, el país cuenta con infraestructura, maquinarias y recursos para facilitar esta actividad.

Una de las grandes apuestas del turismo del país neozelandés es que los visitantes puedan visitar en primera persona las espectaculares locaciones externas que dejan intactas las grandes producciones cinematográficas. Esto hace que fanáticos de películas o trilogías se sientan en el film y elijan a Nueva Zelanda como un destino natural y también cultural.

Algunas de las películas más reconocidas que se encuentran entre los paisajes del país son la Trilogía de El Señor de los Anillos que fue grabada en exteriores en la región de Waikato en donde aún perduran las inconfundibles casas de la aldea de los Hobbits llamada Hobiton.

Otra de las películas que se grabaron en Nueva Zelanda es la taquillera titulada Las Crónicas de Narnia. Sobre esta película se pueden visitar las ruinas del Castillo de Cair Paravel, con recorridos a la Ensenada Cathedral, a la que se puede acceder caminando desde la playa Hahei.

Hay más de una docena de películas taquilleras que se han grabado en este destino y que las estructuras de grabación fueron dejadas por los productores, es el caso también de King Kon. En la Playa Lyall, en la Bahía Shelly, también muy cercana a Wellington, fue el lugar elegido para filmar escenas de esta gran película de Hollywood.

La capital de Nueva Zelanda, también es la capital gastronómica

Si bien como mencionamos, Auckland es la gran metrópolis del país, la capital de Nueva Zelanda es pequeña y muy linda para recorrer. En esas recorridas es imposible no visitar los característicos cafés con aromas que se sienten desde la calle, tiendas de marcas reconocidas, kiwis, festivales y grandes eventos para toda la familia. Wellington presenta ante los ojos de cualquier visitante una perfecta armonía que hace que esta capital sea una atmósfera única y especial.

A los neozelandeses les encanta ofrecer a los turistas su fresca, variada y deliciosa comida local. Los platos más representativos abarcan desde el cordero asado hasta los mejillones verdes y la pavlova.

Nueva Zelanda es un país rodeado de mar, por ende cuenta con múltiples especies de pescados y mariscos frescos durante todo el año, y muchos de los platos esenciales de la cultura local aprovechan al máximo para complementar un viaje fantástico.

Además, en la capital existen muchos granjeros reconocidos por el cordero, la carne vacuna y lácteos de calidad mundial. Un cordero asado bien caliente en una noche de verano es un plato básico ofrecido por los restaurantes lugareños, y la mejor manera de disfrutarlo es con verduras frescas y una copa de un rico vino pinot noir.

Un destino de película

Sin dudas, este es un país para visitar y recorrer ya que ofrece muchas ofertas turísticas. Excelente destino para quienes buscan naturaleza y ricos platos de mar y también es uno de los puntos más elegidos por los fanáticos de las películas de Hollywood.


Artículos relacionados


Publicado por el 07 dic, 2017 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales