Por qué es importante hacer deporte diario



Hacer deporte cada día no solo es bueno para mantenerte en forma, sino que también ayuda a tener un peso ideal, además de ser beneficioso para tu mente, ya que favorece la producción de endorfinas.

Mantener el cuerpo en buen estado es algo fundamental. No solo es importante para tener una buena figura, sino que también es importante para gozar de buena salud física y mental.

Y no te preocupes, ya no hace falta machacarse de forma diaria. Haciendo deporte de forma moderada es más que suficiente. A continuación, vamos a ver por qué es importante hacer deporte.

Razones por las que es importante hacer deporte cada día

Mejora tu aspecto físico

Hacer ejercicio cada día te ayuda a quemar la grasa y las calorías que sobre de tu cuerpo, por lo que tonificas músculos y mantienes un peso ideal.

El sudar también ayuda a eliminar las toxinas perjudiciales que se acumulan y pueden afectar de forma negativa tu organismo, llegando a causar problemas fisiológicos y estéticos.

Como puedes ver, hacer deporte cada día tiene muchos beneficios para todo tu cuerpo.

Te hace más feliz

El realizar deporte genera la liberación de sustancias producidas por el encéfalo, que se llaman endorfinas. Estas sustancias funcionan como neurotransistores que son capaces de dar tranquilidad, relajación, sensación de bienestar y paz mental.

Hacer ejercicio también ayuda a tener más energía y ganas de hacer más. Así puedes alcanzar los objetivos que te propones y que te ayudan a mejorar tu autoestima.

Gracias a lo anterior, te sientes más confiado y útil, por lo que al final eres mucho más eficiente y te sientes muy cómodo contigo mismo. Es decir, te ayuda a aceptar tal como eres.

Unos 30 minutos de actividad física ayudan a tu cuerpo mantener el nivel adecuado de endorfinas para mantenerse sano y feliz. A la larga ayuda a no tener depresiones, algo más frecuente de lo que crees en nuestra sociedad.

Evita enfermedades

El deporte diario ayuda a disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes tipo 2, la obesidad o el cáncer.

Todas estas enfermedades, de forma indirecta, se pueden relacionar con el creciente sedentarismo en nuestra sociedad. La práctica deportiva ayuda a bajar la posibilidad de contraer alguna de ellas.

Ayuda a envejecer mejor

Hacer deporte de forma diaria ayuda a disminuir las posibilidades de sufrir algún trastorno como la osteoporosis, sobre todo en las mujeres, ya que sufren un debilitamiento de los huesos más acusados.

Correr, caminar de forma rápida o saltar a la cuerda ayudan a mantener fuertes nuestros huesoso y los prepara para cuando nos hagamos mayores.

Ayuda a dormir mejor

Con la práctica deportiva el cuerpo pierde energía, la mente se despeja y se alejan los problemas. Cuando llega la noche, el cuerpo está preparado para descansar y recuperar la energía necesaria para empezar el próximo día gracias a tener un sueño placentero y recuperador.

¿Todas las personas pueden hacer ejercicio?

Cualquiera puede beneficiarse de hacer deporte. En el caso que no realices ejercicio a menudo, lo mejor es que empieces con un periodo de 10 minutos de ejercicio ligero. Por ejemplo, caminar rápido todos los días es una buena forma de empezar. A medida que te encuentres mejor, puedes ir subiendo la duración y la dificultad.

En el caso que tengas algún problema de salud como enfermedades del corazón o la osteoartritis, te recomendamos que primero le expliques a tu médico que quieres hacer deporte. Este te puede ayudar a encontrar los ejercicios ideales para mejorar tu salud en general.

¿Qué debo tener en cuenta cuando practico deporte?

Para evitar lesiones en la práctica deportiva, lo mejor es que no hagas demasiado ejercicio de golpe. Empieza con una actividad que te resulte fácil, como caminar. Puedes comenzar con unos solos minutos al día varias veces. Poco a poco ve aumentando la cantidad del tiempo y la intensidad de la actividad. Por ejemplo, aumenta la velocidad con la que caminas al cabo de varias semanas.

Esforzarse demasiado al principio te puede causar una distensión muscular o hasta un esguince. El problema de lesionarse es que tienes que pausar durante un tiempo tu práctica deportiva, por lo que al final puede que no alcances los objetivos que te has marcado.

Cómo puedo medir el ejercicio que hago

Una forma interesante de motivarse es registrar la práctica deportiva. De esta manera, puedes ver cómo es tu desarrollo y como vas mejorando con los días y semanas.

Para medir el deporte que haces lo mejor son las pulseras inteligentes. Estos relojes permiten recoger información de la distancia recorrida o las calorías que quemas. Además, muestran todo lo anterior con gráfica para que puedas hacer comparaciones de varios ejercicios.

Las más populares son los reloj running. Sin embargo, existen de muchos tipos y hasta algunas pulseras permiten responder llamadas o enviar mensajes como las smartwatch con sim.


Artículos relacionados


Publicado por el 23 Sep, 2020 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales