Por qué tener un logotipo personalizado



El logotipo representa la imagen y la identidad de una empresa, siendo el creador de la tan importante primera impresión. Si tu empresa no dispone de un logotipo, podría parecer chocante y levantar algunas incógnitas. Si tu empresa sí dispone de un logo pero éste no ha sido creado por un profesional del diseño, el resultado puede ser incluso peor que no tener logo en absoluto.

Quieres que tus clientes comprendan a primera vista que tu empresa sobresale por encima del resto. Esto es algo que puede conseguirse con un logotipo profesionalmente diseñado y personalizado. Un logo personalizado hará que la personalidad de tu empresa, su misión, sean captadas y proyectadas visualmente, de manera que tus clientes puedan entenderlas fácilmente.

Crear una buena primera impresión es esencial cuando se quiere conseguir nuevos clientes. No siempre tienes la oportunidad de poder sentarte con cada uno de tus potenciales clientes y charlar animadamente sobre las ventajas de tu empresa y las de tus productos os servicios, especialmente si gestionas un negocio online. Hacer una página web es bueno. Conseguir contactos y referencias también lo es. Pero por encima de todo lo es contar con un logo que sea capaz de atraer la atención de tus posibles clientes, representando a tu empresa de una manera exclusiva y recordable.

Construye tu identidad corporativa

Como ya hemos comentado, un logotipo es uno de los elementos de imagen que toda empresa de éxito debe tener, siendo, además, el eje clave de toda la identidad corporativa de la misma; pudiendo ayudar a reflejar el objetivo de la empresa y favorecer también su desarrollo y crecimiento. Un logotipo personalizado tiene el poder de convertirse en una marca poderosa capaz de ser reconocida por casi todo el mundo (piensa en el logotipo de Coca Cola o el de Nike, por ejemplo).

Cabe mencionar, que para tu propio logo personalizado, debes tener en cuenta el tipo de negocio que gestionas y el estado y la situación del mismo. De este modo, si dispones de una gran empresa con gran fama y reconocimiento, tu logotipo puede ser únicamente un elemento gráfico (como Nike) pero si eres una pequeña empresa que está comenzando a crecer, tu logo necesita identificarte y promocionar tu nombre.

No lo hagas tú mismo

Puedes hacer muchas cosas bien, pero reconócelo, no sabes diseñar; por lo que no deberías hacer tú mismo el logotipo de tu empresa. Si lo haces, extrañamente el resultado será profesional. Tus ideas seguro son interesantes y, de hecho, serían de gran utilidad para un diseñador profesional, para que él llevara a cabo el diseño de tu logo. Un diseñador profesional no sólo sabe de Photoshop y otras herramientas de diseño que tal vez tú también puedes conocer, sino que también cuenta con una formación y una experiencia de la que tú careces. Piensa que, como ya hemos comentado, tener un logo cutre o inadecuado, que no resulte profesional, es incluso peor que no tener logo.

Si dispones de un logo personalizado podrás convertirte en una empresa que las personas pueden recordar, una empresa que sobresale y destaca por encima del resto de su competencia.

Conclusión

En resumen, podemos decir que un logotipo personalizado debería estar siempre diseñado por un profesional y siempre de manera personalizada, pues sólo dispones de una oportunidad para causar una primera impresión (¿has oído alguna vez hablar de segundas impresiones?) en la que deberás capar la atención de tus posibles clientes. Esto, así como conseguir identificación y un impacto recordable; y establecer la base para la construcción de toda la identidad visual de tu empresa, puedes conseguirlo contando con un logotipo personalizado creado por un profesional.


Artículos relacionados


Publicado por el 21 feb, 2012 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales